Plan In­ter­na­tio­nal

Alian­zas es­tra­té­gi­cas por la igual­dad de las ni­ñas

El País - Especiales - - SUMARIO -

Con Girls Get Equal arran­ca un ca­mino que Plan In­ter­na­tio­nal re­co­rre­rá du­ran­te los pró­xi­mos cin­co años, y con el que la ONG pa­sa del ca­rác­ter prin­ci­pal­men­te sen­si­bi­li­za­dor de su es­tra­te­gia pre­de­ce­so­ra, Por ser ni­ña, a un ma­yor ac­ti­vis­mo. En­ca­be­za su ma­ni­fies­to con un: “Que­re­mos sen­tir­nos es­cu­cha­das, va­lo­ra­das y li­bres y, pa­ra eso, es­ta­mos crean­do un nue­vo mun­do con nue­vas re­glas y no pa­ra­re­mos has­ta ser res­pe­ta­das y sen­tir­nos re­pre­sen­ta­das en to­das las ins­ti­tu­cio­nes, has­ta que po­da­mos mo­ver­nos por la ciu­dad y re­cla­mar nues­tros de­re­chos sin mie­do. No pa­ra­re­mos has­ta ser LI­BRES”. Así, en ma­yús­cu­las. Y es­tá abier­ta a que em­pre­sas que com­par­tan esos mis­mos ob­je­ti­vos la acom­pa­ñen en es­te pro­pó­si­to.

Tam­po­co es que sea na­da nue­vo. “Plan In­ter­na­tio­nal ayu­da a las em­pre­sas en su de­par­ta­men­to de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial cor­po­ra­ti­va (RSC) tan­to en su ac­ción so­cial co­mo en otras áreas de res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra que pue­dan cum­plir con los Ob­je­ti­vos de De­sa­rro­llo Sos­te­ni­ble pa­ra 2030”, lo ex­pre­sa for­mal­men­te Emi­lia Sán­chez, di­rec­to­ra de Co­mu­ni­ca­ción e In­ci­den­cia Po­lí­ti­ca de la ONG. “Lle­va­mos 16 años en Es­pa­ña y, des­de el prin­ci­pio, co­la­bo­ra­mos con em­pre­sas; siem­pre las he­mos en­ten­di­do co­mo gran­des alia­das de nues­tras cau­sas”, re­cuer­da Sán­chez. “Bus­ca­mos so­cios es­tra­té­gi­cos pa­ra el cam­bio, que no es una cues­tión ex­clu­si­va de go­bier­nos, ONG o em­pre­sas; el cam­bio es de to­dos y to­dos so­mos so­cios del mis­mo fu­tu­ro”, re­ma­cha.

“Exis­ten mu­chas for­mas de co­la­bo­rar, des­de fi­nan­ciar pro­gra­mas lo­ca­les a em­pren­der in­ves­ti­ga­cio­nes con­jun­tas, o ac­cio­nes de mar­ke­ting con cau­sa. Lo im­por­tan­te es es­tar de acuer­do, ali­nea­dos con la cau­sa que que­re­mos mo­ver, que el in­te­rés sea co­mún”, re­fle­xio­na Sán­chez. Aten­dien­do a es­te lla­ma­mien­to, más de 200 em­pre­sas han apo­ya­do a Plan In­ter­na­tio­nal des­de 2006. “Mu­chas de ellas se han man­te­ni­do en el tiem­po, per­mi­tien­do una co­la­bo­ra­ción con ob­je­ti­vos es­tra­té­gi­cos ali­nea­dos”, se­ña­la. El gru­po Campofrío es un buen ejem­plo de ello, un ca­so de éxi­to, se­gún des­ta­can am­bas par­tes. Si por un la­do te­ne­mos una or­ga­ni­za­ción que tra­ba­ja con y pa­ra las ni­ñas y las mu­je­res jó­ve­nes, lu­chan­do por su edu­ca­ción, su in­de­pen­den­cia, su em­po­de­ra­mien­to y la igual­dad de opor­tu­ni­da­des; y por el otro hay una mar­ca que, so­bre to­do des­de 2009, apues­ta por “ali­men­tar otro mo­de­lo de mu­jer”, era cues­tión de tiem­po que am­bas se en­con­tra­ran.

En Mu­ñe­cas, un anun­cio de 2010 de Pa­vo­frío, mar­ca del gru­po, po­día verse la pul­se­ra Por ser ni­ña de Plan In­ter­na­tio­nal; un ges­to tan su­til que a los es­pec­ta­do­res no ad­ver­ti­dos pro­ba­ble­men­te les pa­sa­ra des­aper­ci­bi­do, pe­ro que mar­có el ini­cio de una alian­za es­tra­té­gi­ca que du­ra has­ta nues­tros días. Ese mis­mo año, Campofrío fi­nan­ció unas be­cas es­co­la­res en El Sal­va­dor pa­ra que 300 ni­ñas del país cen­troa­me­ri­cano pu­die­ran ir a la es­cue­la. A par­tir de ahí, ONG y em­pre­sa lan­za­ron al ali­món pro­yec­tos de coope­ra­ción in­ter­na­cio­nal —Mi­cro­cré­di­tos pa­ra cam­biar su vi­da, pa­ra jó­ve­nes y mu­je­res de Ecua­dor (2011); Me­jo­ra del ac­ce­so de los ser­vi­cios de sa­lud ma­ter­na e in­fan­til y ser­vi­cios nu­tri­cio­na­les de ca­li­dad en Vol­ta, Gha­na (2013). Y va­rias ac­cio­nes de mar­ke­ting con cau­sa.

“Plan In­ter­na­tio­nal for­ta­le­ce nues­tro com­pro­mi­so con el de­sa­rro­llo de un nue­vo mo­de­lo de mu­jer; es la aso­cia­ción que nos ha per­mi­ti­do pa­sar del story­te­lling al

story­doing, alimentando, pe­ro de ver­dad, la edu­ca­ción y la igual­dad de opor­tu­ni­da­des; apor­ta cre­di­bi­li­dad a una pro­me­sa pu­bli­ci­ta­ria, con­vir­tién­do­la en reali­dad tan­gi­ble”, re­sal­ta Pi­lar La­rrea, di­rec­to­ra de ›

“EL CAM­BIO NO ES UNA CUES­TIÓN EX­CLU­SI­VA DE GO­BIER­NOS, ONG O EM­PRE­SAS; EL CAM­BIO ES DE TO­DOS Y TO­DOS SO­MOS SO­CIOS DEL FU­TU­RO” Emi­lia Sán­chez ( Plan In­ter­na­tio­nal)

LA CAM­PA­ÑA GLO­BAL QUE PLAN IN­TER­NA­TIO­NAL SE­GUI­RÁ EN LOS PRÓ­XI­MOS CIN­CO AÑOS, GIRLS GET EQUAL, NA­CE CON UN CA­RÁC­TER SEN­SI­BI­LI­ZA­DOR Y AC­TI­VIS­TA

› co­mu­ni­ca­ción de Campofrío. Cum­pli­do por cum­pli­do, des­de Plan In­ter­na­tio­nal sub­ra­yan el com­pro­mi­so del gru­po con las mu­je­res, que es la ba­se que ha per­mi­ti­do es­ta re­la­ción “de con­fian­za y apo­yo” que man­tie­nen.

En 2016, Pa­vo­frío, de nue­vo, se unió al mo­vi­mien­to Por ser ni­ña de Plan In­ter­na­tio­nal, en el mar­co del Día In­ter­na­cio­nal de la Ni­ña, con el spot y la cam­pa­ña Men­sa­je al

Fu­tu­ro, en el que ni­ñas y ado­les­cen­tes con­ta­ban có­mo se veían —“Sé ha­cer mu­chas co­sas que los de­más no sa­ben ha­cer”, “Soy va­lien­te”, “No voy a per­der la son­ri­sa”, “No me cam­bia­ría por na­die”— en un men­sa­je que po­drán ver 20 años des­pués, cuan­do las res­pon­sa­bi­li­da­des, las frus­tra­cio­nes, las di­fi­cul­ta­des, ha­yan mer­ma­do, qui­zás (oja­lá que no), su se­gu­ri­dad, au­to­es­ti­ma y con­fian­za en sí mis­mas. “De ni­ñas te­ne­mos sue­ños que no de­be­mos per­der por el ca­mino”, ex­hor­ta La­rrea.

Con­ti­nuan­do por es­ta lí­nea, ONG y em­pre­sa es­tán a pun­to de pre­sen­tar Las

ni­ñas y jó­ve­nes so­bre su pro­yec­ción pro­fe

sio­nal e in­ser­ción la­bo­ral: un aná­li­sis so­bre có­mo ven las es­pa­ño­las de 10 a 24 años sus po­si­bi­li­da­des en el mer­ca­do de tra­ba­jo “a fin de in­cor­po­rar­las a la agen­da po­lí­ti­ca y so­cial, con­tri­bu­yen­do a su em­po­de­ra­mien­to”, se­gún ex­pli­can des­de Plan In­ter­na­tio­nal. De nue­vo, mi­sión y vi­sión co­mu­nes, per­fec­ta­men­te ali­nea­das con la cam­pa­ña Girls Get Equal, que re­fle­ja el po­der úni­co de las ni­ñas y jó­ve­nes, su voz y su li­de­raz­go. “Nues­tra es­tra­te­gia se cen­tra en tra­ba­jar es­pe­cial­men­te con las ni­ñas que son más vul­ne­ra­bles, pa­ra que pue­dan apren­der, de­ci­dir, li­de­rar, y pros­pe­rar”, con­clu­ye la ONG, que ter­mi­na es­te re­por­ta­je co­mo lo em­pe­zó, con una lla­ma­da a co­la­bo­rar en sus dis­tin­tos pro­yec­tos que, ac­tual­men­te, “van des­de áreas co­mo em­po­de­ra­mien­to de mu­je­res en el sec­tor de las ener­gías re­no­va­bles has­ta la in­te­gra­ción la­bo­ral de jó­ve­nes en ries­go de ex­clu­sión so­cial”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.