Saint- Go­bain

Bue­nas no­tas en bie­nes­tar y con­fort

El País - Especiales - - SUMARIO -

“PA­SA­MOS EL 90% DE NUES­TRA VI­DA EN ES­PA­CIOS IN­TE­RIO­RES Y POR ESO EL BIE­NES­TAR EN LOS EDI­FI­CIOS ES UN CRI­TE­RIO CA­DA VEZ MÁS IM­POR­TAN­TE PA­RA LA OMS” Fer­nan­do Le­des­ma (res­pon­sa­ble de RSC en Saint-Go­bain)

Qué, ¿son más in­tere­san­tes las vis­tas que la cla­se?”. Es­ta pre­gun­ta se la han he­cho to­dos los pro­fe­so­res a ca­si to­dos sus alum­nos. A los que te­nían una ven­ta­na al la­do, cla­ro. Y, sin em­bar­go, esa aper­tu­ra al ex­te­rior no es una ma­la com­pa­ñía. Lo di­cen los úl­ti­mos cri­te­rios de cer­ti­fi­ca­ción so­bre ar­qui­tec­tu­ra del bie­nes­tar: la luz na­tu­ral y unas vis­tas am­plias, so­bre to­do si con­tie­nen una ra­zo­na­ble cuo­ta de ver­de, me­jo­ran no­ta­ble­men­te el am­bien­te en un au­la o una ofi­ci­na, y, por tan­to, el ren­di­mien­to.

Lo mis­mo su­ce­de con la tem­pe­ra­tu­ra, la ca­li­dad del ai­re y el ni­vel de rui­do. En Ma­drid, por ejem­plo, al me­nos el 40% de los co­le­gios de in­fan­til, pri­ma­ria y se­cun­da­ria su­pe­ran los de­ci­be­lios es­ta­ble­ci­dos por la nor­ma­ti­va de con­ta­mi­na­ción acús­ti­ca en es­pa­cios do­cen­tes, se­gún Eco­lo­gis­tas en Ac­ción. Va­rios es­tu­dios téc­ni­cos pre­ci­san có­mo de­ma­sia­do ca­lor en­tor­pe­ce la pro­duc­ti­vi­dad y el ex­ce­so de frío re­du­ce la des­tre­za. O có­mo una con­cen­tra­ción ele­va­da de CO 2 por ma­la ven­ti­la­ción ador­me­ce.

“Pa­sa­mos el 90% de nues­tra vi­da en es­pa­cios in­te­rio­res y por eso el bie­nes­tar en los edi­fi­cios es un cri­te­rio ca­da vez más im­por­tan­te pa­ra la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud”, in­di­ca Fer­nan­do Le­des­ma, res­pon­sa­ble de Res­pon­sa­bi­li­dad So­cial Cor­po­ra­ti­va (RSC) de Saint-Go­bain Es­pa­ña.

Saint- Go­bain desa­rro­lla des­de 2016 un pro­yec­to es­pe­cí­fi­co so­bre bie­nes­tar, con­fort y efi­cien­cia ener­gé­ti­ca en co­le­gios de pri­ma­ria y se­cun­da­ria que se di­ri­ge a to­da la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va: es­tu­dian­tes, pro­fe­so­ra­do, ges­to­res y pa­dres y ma­dres de alum­nos.

El pro­yec­to com­bi­na los ta­lle­res de con­cien­cia­ción so­bre sos­te­ni­bi­li­dad y el diag­nós­ti­co téc­ni­co de los edi­fi­cios. Los ex­per­tos de la com­pa­ñía, con la asis­ten­cia de otras es­pe­cia­li­za­das en me­di­ción, rea­li­zan un in­for­me de­ta­lla­do en to­dos los pa­rá­me­tros ( con­fort tér­mi­co, con­fort vi­sual, con­fort acús­ti­co y ca­li­dad del ai­re) pa­ra que ca­da cen­tro co­noz­ca sus ca­ren­cias. Y las po­si­bles so­lu­cio­nes, por­que tam­bién ela­bo­ra un plan de me­jo­ra de la sos­te­ni­bi­li­dad. Los usua­rios del día a día ayu­dan en ese diag­nós­ti­co, apor­tan la vi­sión de la ex­pe­rien­cia.

Por ejem­plo, el ni­vel de to­le­ran­cia con el rui­do es fre­cuen­te ( se­gún un es­tu­dio de Map­fre y la Uni­ver­si­dad de Bar­ce­lo­na, afec­ta al 60% de los co­le­gios es­pa­ño­les). Una prue­ba de re­ver­be­ra­ción acús­ti­ca que rea­li­za Saint- Go­bain es ilus­tra­ti­va en ese as­pec­to: “Pe­di­mos a pro­fe­so­res y alum­nos que gri­ten con to­das sus fuer­zas y que de re­pen­te guar­den si­len­cio. El rui­do con­ti­núa vi­vo va­rios se­gun­dos más. Las pa­re­des en vez de ab­sor­ber­lo ha­cen que re­bo­te una y otra vez. Se sor­pren­den mu­cho cuan­do lo des­cu­bren, aun­que ocu­rre to­dos los días”, ex­pli­ca Fer­nan­do Le­des­ma.

Es­te pro­yec­to en­fo­ca­do a los co­le­gios es nue­vo so­lo en par­te. En reali­dad, pro­lon­ga la ex­pe­rien­cia de la com­pa­ñía en di­fun­dir los cri­te­rios de sos­te­ni­bi­li­dad y bie­nes­tar por el sec­tor. Por ejem­plo, con la or­ga­ni­za­ción de los Fo­ros Há­bi­tat, don­de ya han par­ti­ci­pa­do más de 5.000 pro­fe­sio­na­les, y en los cur­sos de for­ma­ción pa­ra pro­fe­sio­na­li­zar los ofi­cios del sec­tor de la cons­truc­ción.

Tam­bién or­ga­ni­za el Con­cur­so Mul­ti Con­fort pa­ra es­tu­dian­tes de ar­qui­tec­tu­ra de uni­ver­si­da­des de va­rios paí­ses, ade­más de Es­pa­ña (la com­pa­ñía es­tá pre­sen­te en 67 mer­ca­dos

SAINT- GO­BAIN PO­NE EL FO­CO EN LA ECO-IN­NO­VA­CIÓN, CONCIBIENDO PRO­DUC­TOS AM­BIEN­TAL­MEN­TE RES­PON­SA­BLES DU­RAN­TE TO­DA SU VI­DA ÚTIL

de to­do el mun­do), y que pre­mia los me­jo­res pro­yec­tos y di­se­ños en ar­qui­tec­tu­ra sos­te­ni­ble y efi­cien­cia ener­gé­ti­ca.

Los mo­de­los ac­tua­les de pro­duc­ción y con­su­mo es­tán ago­tan­do los re­cur­sos del pla­ne­ta y da­ñan­do eco­sis­te­mas. Es ne­ce­sa­rio cam­biar el mo­de­lo de pro­duc­ción e im­pul­sar es­ti­los de vi­da sos­te­ni­bles a tra­vés de la ofer­ta de pro­duc­tos y so­lu­cio­nes res­pe­tuo­sas con el me­dioam­bien­te.

Se­gún el res­pon­sa­ble de RSC de la com­pa­ñía, “en su apues­ta glo­bal por la sos­te­ni­bi­li­dad, Saint-Go­bain uti­li­za un en­fo­que del ci­clo de vi­da de los pro­duc­tos (ex­trac­ción de ma­te­rias pri­mas, pro­duc­ción, trans­por­te, apli­ca­ción en edi­fi­ca­ción, de­mo­li­ción y ges­tión del re­si­duo) que iden­ti­fi­ca los im­pac­tos ambientales en to­das las eta­pas del pro­duc­to y pro­po­nen so­lu­cio­nes in­dus­tria­les y co­mer­cia­les que lo re­du­cen”. Asi­mis­mo, pro­mue­ve un mo­de­lo de eco­no­mía cir­cu­lar, en de­tri­men­to del ac­tual mo­de­lo li­neal, que ma­xi­mi­za el con­te­ni­do re­ci­cla­do en la fa­bri- ca­ción de pro­duc­tos, mi­ni­mi­za sus re­si­duos de pro­duc­ción y emi­sio­nes de CO2 y prio­ri­za la re­uti­li­za­ción de ma­te­ria­les.

Ade­más, po­ne el fo­co en la eco-in­no­va­ción pa­ra con­ce­bir pro­duc­tos am­bien­tal­men­te res­pon­sa­bles du­ran­te to­da su vi­da útil, así co­mo en una co­mu­ni­ca­ción cla­ra y tras­pa­ren­te en las De­cla­ra­cio­nes Ambientales de Pro­duc­to ( DAP), que apor­tan in­for­ma­ción cuan­ti­ta­ti­va de los im­pac­tos ambientales en un sec­tor co­mo el de la cons­truc­ción, que es el prin­ci­pal con­su­mi­dor de ener­gía y ge­ne­ra­dor de emi­sio­nes y re­si­duos.

Con to­das es­tas ini­cia­ti­vas, Saint-Go­bain pre­ten­de crear una cul­tu­ra del con­fort y la sos­te­ni­bi­li­dad en el sec­tor de la edi­fi­ca­ción a tra­vés de la for­ma­ción en to­dos los ni­ve­les pa­ra con­se­guir un ob­je­ti­vo: “Crear es­pa­cios con­for­ta­bles pa­ra vi­vir y ase­gu­rar que el con­fort ac­tual no com­pro­me­ta el de las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes ni el fu­tu­ro de­ve­nir del pla­ne­ta”, ex­pli­ca Su­sa­na Ga­go, di­rec­to­ra de Co­mu­ni­ca­ción Ex­ter­na de Saint-Go­bain Es­pa­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.