En­tre­vis­ta a Al­bert Ri­ve­ra (Ciu­da­da­nos)

“Ni Jun­que­ras ni Puig­de­mont van a mo­di­fi­car la Cons­ti­tu­ción a su gus­to”

El País - Especiales - - NEWS -

Ciu­da­da­nos as­pi­ra a reha­bi­li­tar el edi­fi­cio, no a de­mo­ler­lo. So­bre esa idea des­can­sa el plan­tea­mien­to de Al­bert Ri­ve­ra (Bar­ce­lo­na, 1979) pa­ra una re­for­ma de la Cons­ti­tu­ción. El lí­der de Ciu­da­da­nos cree en una Es­pa­ña des­cen­tra­li­za­da, pe­ro la­men­ta que la igual­dad en­tre es­pa­ño­les se es­tá des­di­bu­jan­do por la fal­ta de coor­di­na­ción. La igual­dad en­tre ciu­da­da­nos de dis­tin­tos te­rri­to­rios y la re­ge­ne­ra­ción son los dos ejes de su pro­pues­ta pa­ra el fu­tu­ro de la Ley de Le­yes, en la que no ve una Ca­ta­lu­ña con más com­pe­ten­cias. PRE­GUN­TA. ¿La Cons­ti­tu­ción aguan­ta otros 40 años sin re­for­mas?

RES­PUES­TA. Hay que ac­tua­li­zar­la, pe­ro la pri­me­ra gran re­for­ma es de­fen­der­la y que se apli­que. Aho­ra te­ne­mos un re­to en Ca­ta­lu­ña im­por­tan­te, no po­de­mos con­fun­dir las prio­ri­da­des. Ciu­da­da­nos tie­ne un do­cu­men­to re­for­mis­ta muy am­bi­cio­so y po­de­mos lle­gar a acuer­dos con otros par­ti­dos, pe­ro aho­ra lo im­por­tan­te es que los cons­ti­tu­cio­na­lis­tas ten­ga­mos cla­ro que si hay que apli­car­la se apli­ca, y que ni [Oriol] Jun­que­ras ni [Car­les] Puig­de­mont nos van a ha­cer mo­di­fi­car la Cons­ti­tu­ción a su gus­to. Si hay que re­for­mar­la, tie­ne que ser so­bre dos gran­des ejes: la igual­dad en­tre es­pa­ño­les, que creo que se es­tá des­di­bu­jan­do en as­pec­tos so­cia­les y eco­nó­mi­cos, y dos, la re­ge­ne­ra­ción: la re­for­ma del Se­na­do, del sis­te­ma elec­to­ral, la su­pre­sión de afo­ra­mien­tos… Un pa­que­te de me­di­das tras­ver­sa­les en las que po­de­mos lle­gar a acuer­dos. Es­pa­ña es uno de los paí­ses más des­cen­tra­li­za­dos de Eu­ro­pa, pe­ro le fal­tan me­ca­nis­mos de coor­di­na­ción. Dos ejem­plos: la fal­ta de tar­je­ta sa­ni­ta­ria úni­ca es un ejem­plo de des­coor­di­na­ción en­tre co­mu­ni­da­des y se­gu­ra­men­te pa­sa igual con la edu­ca­ción, con la al­ta ins­pec­ción y los li­bros de tex­to. Hay que ga­ran­ti­zar que las len­guas se pue­dan uti­li­zar co­mo len­gua vehi­cu­lar. Hay ejem­plos cla­ros de que la igual­dad se ha des­en­ca­ja­do con el pa­so de los años, y es el mo­men­to de ajus­tar eso. P. ¿Hay con­di­cio­nes? R. ¿Hay ma­yo­ría par­la­men­ta­ria pa­ra ha­cer­lo? Creo que no. Po­de­mos y los na­cio­na­lis­tas es­tán en un mo­de­lo de de­re­cho de au­to­de­ter­mi­na­ción, de referéndums de in­de­pen­den­cia, un mo­de­lo que po­ne en ja­que la so­be­ra­nía na­cio­nal; y, por otro la­do, el PSOE es­tá en la na­ción de na­cio­nes, que no sa­be­mos ni cuán­tas

na­cio­nes ni qué quie­re de­cir, y tam­po­co lo tie­nen cla­ro ni en­tre ellos. El PP no quie­re to­car na­da. Lo que sí que de­be­ría­mos ha­cer ya los par­ti­dos cons­ti­tu­cio­na­lis­tas es po­ner a ju­ris­tas de pres­ti­gio y a per­so­nas a tra­ba­jar en un do­cu­men­to de fu­tu­ro. Por­que el día que ha­ya, y yo as­pi­ro a eso, un 65% o 70% de es­ca­ños cons­ti­tu­cio­na­lis­tas en la cá­ma­ra, a lo me­jor hay un con­sen­so am­plio pa­ra lo­grar dos ter­cios o tres quin­tos de la cá­ma­ra. Pri­me­ro un do­cu­men­to, co­mo se hi­zo la Cons­ti­tu­ción del 78, con dis­cre­ción, con tra­ba­jo. P. ¿El mo­de­lo te­rri­to­rial que es­ta­ble­ce la Cons­ti­tu­ción es me­jo­ra­ble? R. Es me­jo­ra­ble por­que han pa­sa­do 40 años y hay co­sas que han su­ce­di­do. Por ejem­plo, el in­for­me de Ru­bio y Llo­ren­te ha­bla de ce­rrar el ca­pí­tu­lo oc­ta­vo y de­cir que las au­to­no­mías son es­tas 17 y es­tas son las dos ciu­da­des au­tó­no­mas. Eso ya pon­dría fin, por ejem­plo, a la ane­xión que pre­ten­den los na­cio­na­lis­tas na­va­rros. P. Hay una pro­pues­ta de ca­te­drá­ti­cos de De­re­cho Cons­ti­tu­cio­nal pa­ra una re­for­ma fe­de­ral que pa­sa por blin­dar com­pe­ten­cias y me­jo­rar su re­par­to e in­clu­so in­cluir las sin­gu­la­ri­da­des de Ca­ta­lu­ña en una dis­po­si­ción adi­cio­nal... R. Yo dis­cre­po, por­que la sin­gu­la­ri­dad de Ca­ta­lu­ña ya es­tá en el Es­ta­tu­to, que es uno de los que tie­ne más com­pe­ten­cias de Eu­ro­pa, ya le gus­ta­ría a al­gu­nas re­gio­nes eu­ro­peas te­ner las com­pe­ten­cias que tie­nen Ca­ta­lu­ña o el País Vas­co. En Ca­ta­lu­ña se re­co­no­ce la plu­ra­li­dad lin­güís­ti­ca y se ejer­ce. Es fal­so que no se re­co­noz­ca la sin­gu­la­ri­dad. P. ¿Re­for­ma­ría us­ted el Se­na­do pa­ra dar ma­yor po­der a las au­to­no­mías en le­yes que les afec­ten?

R. Hay que con­ver­tir­lo en una cá­ma­ra te­rri­to­rial. Hoy no lo es, hoy es un ce­men­te­rio de ele­fan­tes don­de los par­ti­dos o en­vían a los que pier­den elec­cio­nes o a los que quie­ren echar, o en el me­jor de los ca­sos lo uti­li­zan co­mo cá­ma­ra de blo­queo de ma­yo­rías en el Con­gre­so. No­so­tros que­re­mos de­fi­nir qué com­pe­ten­cias son del Se­na­do. Por ejem­plo, hay un Con­se­jo de Po­lí­ti­ca fis­cal y Fi­nan­cie­ra. ¿Por qué no den­tro del Se­na­do? Es lo ló­gi­co. O los pla­nes de in­fra­es­truc­tu­ras na­cio­na­les. El Se­na­do ten­dría mu­cho más sen­ti­do si los te­mas te­rri­to­ria­les se de­ba­tie­ran ahí, con al­gún ti­po de me­ca­nis­mo de do­ble vuel­ta. El Se­na­do, o lo re­for­ma­mos o lo ce­rra­mos. Soy partidario de re-

for­mar­lo por­que creo en un país des­cen­tra­li­za­do. P. ¿Hay que cam­biar de mo­nar­quía par­la­men­ta­ria a re­pú­bli­ca?

R. Me sien­to có­mo­do con la mo­nar­quía par­la­men­ta­ria, a pe­sar de no ser un mo­nár­qui­co tra­di­cio­na­lis­ta. El Rey no ejer­ce el po­der po­lí­ti­co. Si el Rey hi­cie­ra po­lí­ti­ca se­gu­ra­men­te mu­chos no acep­ta­ría­mos es­te mo­de­lo, pe­ro ade­más, da es­ta­bi­li­dad al sis­te­ma, más en un mo­men­to co­mo el que vi­vi­mos. Fe­li­pe VI no es el pro­ble­ma, es par­te de lo que pue­de ser tam­bién una so­lu­ción de es­ta­bi­li­dad, de re­for­mas. P. Fra­ga plan­teó en 1978 que la apro­ba­ción pa­ra la apli­ca­ción del ar­tícu­lo 155 se hi­cie­ra en el Con­gre­so y no en el Se­na­do. Des­pués de la

ex­pe­rien­cia con Ca­ta­lu­ña, ¿mo­di­fi­ca­ría us­ted en al­go el ar­tícu­lo 155? R. Es un ar­tícu­lo que co­pia­mos de la Cons­ti­tu­ción ale­ma­na, por lo tan­to es una cláu­su­la fe­de­ral equi­pa­ra­ble a cual­quier otro país fe­de­ral, que oja­lá no tu­vié­ra­mos que ha­ber apli­ca­do. No es­ta­ría mal un desa­rro­llo qui­zá le­gis­la­ti­vo so­bre quién ges­tio­na la apli­ca­ción, si es par­cial o to­tal y qué ren­di­ción de cuen­tas ha­cer. P. Aho­ra es un fo­lio en blan­co...

R. El Go­bierno en­con­tró un fo­lio en blan­co y era di­fí­cil. Se ha con­fun­di­do el pro­ce­so ju­di­cial con el 155, pe­ro el 155, co­mo de­cía Fe­li­pe Gon­zá­lez, es po­lí­ti­ca. Oja­lá no ha­ya que vol­ver a ha­cer­lo, pe­ro ese ar­tícu­lo tie­ne sen­ti­do en un país des­cen­tra­li­za­do. ¿Si lo qui­ta­ras, qué me­ca­nis­mo que­da an­te una de­cla­ra­ción de in­de­pen­den­cia? Nin­guno, ese ar­tícu­lo es una sal­va­guar­da del sis­te­ma. P. Una vez que el Cons­ti­tu­cio­nal ava­ló la Ley del ma­tri­mo­nio ho­mo­se­xual, ¿cam­bia­ría la re­dac­ción so­bre ma­tri­mo­nio en la Cons­ti­tu­ción? R. Se­gu­ra­men­te, igual que hay que cam­biar la re­fe­ren­cia al se­xo por con­di­ción se­xual, o a las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad en vez de dis­mi­nui­dos, hay co­sas de la Cons­ti­tu­ción que es­tán ob­so­le­tas con el pa­so de los años. Hay que ac­tua­li­zar­la.

“Fe­li­pe VI no es el pro­ble­ma, es par­te de lo que pue­de ser una so­lu­ción de es­ta­bi­li­dad”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.