La es­tre­lla de Cen­tral Park ark

El País - Especiales - - RAZONES -

En oc­tu­bre apa­re­ció en Cen­tral Park un lla­ma­ti­vo pa­to de co­lo­res. En po­cos días se con­vir­tió en la es­tre­lla del par­que y en pro­ta­go­nis­ta de no­ti­cias, y eso que el pa­to o man­da­rín (la hem­bra no tie­ne un as­pec­to tan exó­ti­co) es más bien tí­mi­do. Y es que no de­be­ría ría de es­tar en Nue­va York: el pa­to es ile­gal le­gal co­mo mas­co­ta en la ciu­dad y es­ta es­pe­cie pe­cie es na­ti­va del es­te asiá­ti­co (Si­be­ria, Chi­na, Co­rea y Ja­pón). Se­gún SEO Bir­dLi­fe, tam­bién hay una im­por­tan­te po­bla­ción en Reino Uni­do.

El pa­to man­da­rín ma­cho se iden­ti­fi­ca por sus co­lo­res lla­ma­ti­vos y sus ra­yas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.