¿Y si hu­bie­ra otra crisis?

El País (Galicia) - - ESPAÑA -

IGLESIAS PI­DE UNA LEY PARA QUE LOS BAN­COS DEVUELVAN EL DI­NE­RO DE LAS HI­PO­TE­CAS. El lí­der de Po­de­mos se ma­ni­fes­tó ayer jun­to al de IU, Al­ber­to Gar­zón, y otros di­ri­gen­tes fren­te al Su­pre­mo. “A los es­pa­ño­les [los ban­cos] les deben di­ne­ro”, di­jo.

Han pa­sa­do ya diez años des­de el es­ta­lli­do de la crisis del ca­pi­ta­lis­mo glo­bal en los paí­ses desa­rro­lla­dos. El ca­ta­clis­mo eco­nó­mi­co so­lo re­sul­ta com­pa­ra­ble al de 1929 y la Gran De­pre­sión. Diez años son un tiem­po su­fi­cien­te para echar la vis­ta atrás y ha­cer un con­trol de da­ños (eco­nó­mi­cos, po­lí­ti­cos y so­cia­les). La en­cues­ta de 40dB. para EL PAÍS, rea­li­za­da con una mues­tra re­pre­sen­ta­ti­va de 2.000 en­tre­vis­tas, nos per­mi­te aso­mar­nos a los cam­bios pro­fun­dos que se han pro­du­ci­do en nues­tro país y, a la vez, nos di­bu­ja un pa­no­ra­ma preo­cu­pan­te con res­pec­to al fu­tu­ro.

Es­pa­ña es uno de los paí­ses eu­ro­peos que más ha su­fri­do la crisis de 2008. Los ciu­da­da­nos son per­fec­ta­men­te cons­cien­tes de ello: per­ci­ben que, des­pués de una dé­ca­da, nues­tra so­cie­dad es más de­sigual, ha au­men­ta­do la po­bre­za y se ha de­te­rio­ra­do el tra­ba­jo. Al mis­mo tiem­po, son ma­yo­ri­ta­ria­men­te crí­ti­cos con al­gu­nas de las po­lí­ti­cas que se han se­gui­do (los re­cor­tes, las ayu­das pú­bli­cas a las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras) y hay una con­vic­ción muy ex­ten­di­da de que los sa­cri­fi­cios no se han re­par­ti­do por igual, con­cen­trán­do­se en los sec­to­res más vul­ne­ra­bles.

Son mu­chos quie­nes pien­san que el país no se ha re­co­bra­do aún del des­tro­zo, es de­cir, que mien­tras no ha­ya una re­cu­pe­ra­ción del em­pleo, de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo y de los sa­la­rios, no ca­be de­cir que el pro­ble­ma es­té su­pe­ra­do.

El sis­te­ma de par­ti­dos tra­di­cio­nal se ha roto en es­te tiem­po. De for­ma pa­re­ci­da a lo que su­ce­de en otros paí­ses, nos en­con­tra­mos in­mer­sos en una fa­se de gran ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca. El ma­les­tar ciu­da­dano sa­le por las ren­di­jas que se abren en el sis­te­ma.

Con un te­ji­do so­cial tan da­ña­do y los par­ti­dos po­lí­ti­cos en pleno pro­ce­so de trans­for­ma­ción, ¿qué pue­de su­ce­der si lle­ga una nue­va crisis eco­nó­mi­ca? Es es­te un te­mor que an­gus­tia a una ma­yo­ría cla­ra. ¿Es­tá Es­pa­ña pre­pa­ra­da para re­sis­tir

otro em­ba­te cuan­do ni si­quie­ra se han res­tau­ra­do los ni­ve­les de bie­nes­tar y cohe­sión an­te­rio­res a 2008?

La opi­nión pú­bli­ca con­si­de­ra que nues­tra so­cie­dad es hoy más so­li­da­ria y par­ti­ci­pa­ti­va y ma­ni­fies­ta una pre­fe­ren­cia a fa­vor de ma­yo­res ni­ve­les de igual­dad, aun cuan­do ello su­pon­ga pa­gar más im­pues­tos. Pe­ro si la eco­no­mía vuel­ve a en­trar en crisis, es­tas pre­fe­ren­cias que­da­rán frus­tra­das.

La po­lí­ti­ca de nues­tro tiem­po es­tá so­me­ti­da a pre­sio­nes que pa­re­cen in­com­pa­ti­bles: las ne­ce­si­da­des de la eco­no­mía glo­bal y de la unión mo­ne­ta­ria por un la­do, las de­man­das ciu­da­da­nas por otro. So­lo los paí­ses que se­pan en­con­trar for­mas de aco­mo­dar am­bas pre­sio­nes lo­gra­rán una cier­ta paz so­cial y un cier­to con­sen­so po­lí­ti­co.

Be­lén Ba­rrei­ro es pre­si­den­ta de 40dB. y ex­pre­si­den­ta del CIS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.