“Pe­dro Sánchez ha que­ma­do los puen­tes con Ciu­da­da­nos”

ALBERT RIVERA Lí­der de Ciu­da­da­nos

El País (Galicia) - - PORTADA - ELSA GAR­CÍA DE BLAS, Ma­drid

“Sin ga­so­li­na el co­che no fun­cio­na. Y la ga­so­li­na son los Pre­su­pues­tos”

Del ca­lu­ro­so abra­zo po­lí­ti­co que se die­ron Albert Rivera y Pe­dro Sánchez en 2016 ape­nas que­dan las ce­ni­zas. Ar­gu­men­ta el lí­der de Ciu­da­da­nos en es­ta en­tre­vis­ta que es el pre­si­den­te so­cia­lis­ta el que se ha apar­ta­do de los con­sen­sos de aquel acuer­do de le­gis­la­tu­ra so­lem­ni­za­do ba­jo el cua­dro El abra­zo de Juan Ge­no­vés. Rivera (Bar­ce­lo­na, 38 años) ya no ve po­si­ble ese pac­to, ni nin­gún otro, con Sánchez. Las op­cio­nes de go­ber­na­bi­li­dad en Es­pa­ña se re­du­cen con la frac­tu­ra que abre el pre­si­den­te del partido que se pre­sen­ta co­mo li­be­ral con el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE. En un mo­men­to po­lí­ti­co mar­ca­do por la po­la­ri­za­ción, Rivera des­plie­ga su es­ti­lo más com­ba­ti­vo.

Pre­gun­ta. Pe­dro Sánchez ha afir­ma­do es­ta se­ma­na que ago­ta­rá la le­gis­la­tu­ra aun­que no pue­da apro­bar los Pre­su­pues­tos. ¿Cree que Sánchez de­be­ría so­me­ter­se a una cues­tión de con­fian­za, co­mo pi­dió a Ra­joy ha­ce ocho me­ses sien­do lí­der de la opo­si­ción?

Res­pues­ta. Yo soy más prác­ti­co, creo que tie­ne que con­vo­car elec­cio­nes, ni si­quie­ra pa­sar por esa cues­tión de con­fian­za. Lo im­por­tan­te es que Sánchez sea cons­cien­te de que sin ga­so­li­na el co­che no fun­cio­na. La ga­so­li­na son los Pre­su­pues­tos. Con una gra­ve­dad aña­di­da: que tie­ne que pro­rro­gar los que vo­tó en con­tra, los de Ciu­da­da­nos y el PP.

P. Ciu­da­da­nos y al PP han re­cha­za­do la ofer­ta del Go­bierno de ne­go­ciar­los, ¿no se­ría más ra­zo­na­ble ha­cer­lo y que Sánchez no pac­ta­ra con los in­de­pen­den­tis­tas y Po­de­mos, co­mo le re­pro­cha?

R. El se­ñor Sánchez no ha ofre­ci­do na­da, hi­zo un pac­to en la cár­cel en­tre Jun­que­ras y [Pablo] Iglesias. Yo he es­ta­do pe­lean­do con Ra­joy dos años para que ba­je el IRPF, la pre­sión a los au­tó­no­mos, y Sánchez trae unos Pre­su­pues­tos jus­to en sen­ti­do con­tra­rio.

P. Po­drían mo­di­fi­car esos as­pec­tos en una ne­go­cia­ción.

R. Ya, pe­ro es que nos lo han da­do to­do he­cho.

P. El Go­bierno apro­ba­rá al­gu­nas de las me­di­das, co­mo la subida del sa­la­rio mí­ni­mo a 900 eu­ros en 2019. ¿Se opon­drá?

R. Nos va­mos a opo­ner si eso con­lle­va una subida de las ba­ses de co­ti­za­ción de los au­tó­no­mos. To­dos que­rría­mos que el sa­la­rio mí­ni­mo subie­ra, no a 900 eu­ros, sino a 1.500, pe­ro cuan­do con­lle­va subidas a los au­tó­no­mos, y blo­quea la en­tra­da en el mer­ca­do la­bo­ral de mu­cha gen­te, es un pan co­mo unas tor­tas.

P. Si se des­vin­cu­la la subida del sa­la­rio de las co­ti­za­cio­nes de los au­tó­no­mos, ¿sí la apo­ya­rán?

R. Va­mos a ver. Si se des­lin­da y el Go­bierno ac­ce­de a ne­go­ciar con la opo­si­ción, va­mos a ver.

P. Di­ce que “el san­chis­mo ha aban­do­na­do el cons­ti­tu­cio­na­lis­mo”. ¿Us­ted cree que el PSOE hoy es cons­ti­tu­cio­na­lis­ta?

R. El PSOE es un partido cons­ti­tu­cio­na­lis­ta y el san­chis­mo y Sánchez no de­fien­den ni quie­ren

“La sen­ten­cia al ‘pro­cés’ no de­be ser ejem­pla­ri­zan­te, sino jus­ta”

“Uno pue­de cri­mi­na­li­zar a los vo­tan­tes de Vox o pre­gun­tar qué pa­sa”

per­te­ne­cer al cons­ti­tu­cio­na­lis­mo.

P. ¿Pe­dro Sánchez no es cons­ti­tu­cio­na­lis­ta?

R. Sánchez es lo que ha­ga fal­ta. Aho­ra no es cons­ti­tu­cio­na­lis­ta y re­sul­ta que los que de­fen­de­mos la Cons­ti­tu­ción, cris­pa­mos. Creo que so­cia­lis­tas, li­be­ra­les y con­ser­va­do­res se­gui­mos sien­do cons­ti­tu­cio­na­lis­tas y que el PSOE no tie­ne que sa­lir­se de ahí.

P. ¿Po­dría vol­ver a pac­tar con Sánchez, co­mo hi­zo en 2016?

R. Sánchez ha roto to­dos los puen­tes con el cons­ti­tu­cio­na­lis­mo y con Ciu­da­da­nos. A no­so­tros An­der Gil nos ha lla­ma­do pe­rros [el por­ta­voz del PSOE en el Se­na­do se re­fi­rió a Rivera y al lí­der del PP, Pablo Ca­sa­do, co­mo “dos dó­ber­man” de la de­re­cha]. Así es muy com­pli­ca­do el acuer­do.

P. ¿Y con un PSOE sin Sánchez sí po­dría pac­tar?

R. Lo que que­de del PSOE; va­mos a ver lo que de­ja Sánchez del PSOE. La reali­dad es que hoy Sánchez es el se­cre­ta­rio ge­ne­ral y el pre­si­den­te.

P. ¿Es­tá di­cien­do que con Sánchez us­ted no pue­de lle­gar a nin­gún acuer­do?

R. Sánchez ha que­ma­do to­dos los puen­tes, pe­ro los ha que­ma­do él. El acuer­do que fir­ma­mos con él era un buen acuer­do: no su­bir im­pues­tos, un pac­to de Es­ta­do con­tra el na­cio­na­lis­mo... Pe­ro de eso a lo que es­ta­mos vien­do hoy ha­cer y de­cir a Sánchez hay mu­cha dis­tan­cia. Ha per­di­do cre­di­bi­li­dad en tér­mi­nos de acuer­do con los cons­ti­tu­cio­na­lis­tas. La úni­ca ma­ne­ra de aca­bar con es­te pa­rén­te­sis es ga­nar­le en las ur­nas.

P. ¿Oriol Jun­que­ras de­be pa­sar 25 años en pri­sión? El co­ro­nel Te­je­ro fue con­de­na­do a 30 años por el 23-F, cum­plió po­co más de 15, ¿le pa­re­ce una pro­por­ción en­tre am­bos ra­zo­na­bles?

R. Eso por suer­te no lo de­ci­do yo. Mi com­pro­mi­so es res­pe­tar las sen­ten­cias. No ven­gan­za, sino jus­ti­cia; no im­pu­ni­dad.

P. ¿Hu­bo re­be­lión?

R. No, yo no voy a pro­nun­ciar­me, creo que es una irres­pon­sa­bi­li­dad. No de­be­mos in­fluir ni pre­sio­nar. Que de­ci­dan los jue­ces. Mi com­pro­mi­so es que no voy a uti­li­zar el in­dul­to. No creo que sea un buen ejem­plo para la so­cie­dad. No le de­seo el mal a na­die, pe­ro tam­bién so­mos res­pon­sa­bles y ma­yo­res de edad. Y cuan­do uno tra­ma un pre­sun­to de­li­to, o mal­ver­sa fon­dos, o in­ten­ta una se­di­ción; cuan­do eres ma­yor de edad asu­mes la res­pon­sa­bi­li­dad.

P. ¿La sen­ten­cia al pro­cés de­be ser ejem­pla­ri­zan­te?

R. No, una sen­ten­cia jus­ta. Sin pre­sio­nes, sin con­di­cio­nan­tes, sin pas­te­leos; jus­ta.

P. ¿Le preo­cu­pa que el Su­pre­mo ha­ya que­da­do des­pres­ti­gia­do para juz­gar la cau­sa del pro­cés

“Cuan­do em­pe­zó ¡Bas­ta ya! les de­cían que cris­pa­ban”

tras la po­lé­mi­ca sen­ten­cia de las hi­po­te­cas?

R. Me preo­cu­pa en ge­ne­ral que se des­pres­ti­gie la jus­ti­cia. Que [Car­les] Puig­de­mont in­ten­te juz­gar a la jus­ti­cia es­pa­ño­la, lo sa­be­mos; a [Pablo] Lla­re­na, a la Fis­ca­lía, ya lo he­mos vis­to. Lo que me preo­cu­pa es que sea un au­to­gol del Po­der Ju­di­cial.

P. ¿Us­ted cree que el Su­pre­mo ha ce­di­do a pre­sio­nes de la ban­ca?

R. No ten­go da­tos para de­cir­lo así, pe­ro lo pa­re­ce. En la jus­ti­cia hay que ser in­de­pen­dien­tes y pa­re­cer­lo. Y ese es uno de los de­ba­tes abier­tos con el CGPJ, no tie­nen que ser los par­ti­dos los que nom­bren a los jue­ces.

P. ¿Por qué no ca­li­fi­ca a Vox de ex­tre­ma de­re­cha?

R. Los vo­tan­tes de­ci­den vo­tar a quie­nes les da la ga­na, yo dis­cre­po de sus po­lí­ti­cas con­ser­va­do­ras o mu­chas de las cosas que di­cen. Tam­po­co es­toy to­do el día ha­blan­do de ex­tre­ma iz­quier­da con Po­de­mos.

P. ¿Le pa­re­cen asi­mi­la­bles Po­de­mos y Vox?

R. Son po­pu­lis­tas, de­pen­de, hay cosas en las que es­tán de acuer­do. Por ejem­plo, son an­ti­eu­ro­peos.

P. Ma­nuel Valls, su can­di­da­to a la al­cal­día de Bar­ce­lo­na, apos­tó en en­tre­vis­ta en EL PAÍS por es­ta­ble­cer un cor­dón sa­ni­ta­rio res­pec­to a Vox.

R. Yo no he uti­li­za­do nun­ca la pa­la­bra cor­dón sa­ni­ta­rio, qui­zá por­que vi el Pac­to del Ti­nell en Ca­ta­lu­ña. La ex­pre­sión no es afor­tu­na­da.

P. ¿Pe­ro a la ex­tre­ma de­re­cha no hay que le­van­tar­le una fron­te­ra?

R. Hay que te­ner un pro­yec­to po­lí­ti­co que dé más sen­ti­do al tu­yo que al de otros par­ti­dos. Po­de­mos es­tar to­do el día ha­blan­do de ellos, es un error po­lí­ti­co, co­mo pa­só en su día con Po­de­mos. Uno pue­de cri­mi­na­li­zar a los vo­tan­tes por­que cam­bian el vo­to o pre­gun­tar­se qué pa­sa. Lo que yo plan­teo es: ¿qué te­ne­mos que ofre­cer los mo­de­ra­dos para que la gen­te no se ti­re en plan­cha a par­ti­dos ex­tre­mis­tas? En la po­la­ri­za­ción ga­na­rán los ex­tre­mos.

P. Ha­bla de la po­la­ri­za­ción; el ac­to que ce­le­bra­ron en Al­sa­sua en de­fen­sa de la Guar­dia Ci­vil ha re­ci­bi­do mu­chas crí­ti­cas por ge­ne­rar una cris­pa­ción in­ne­ce­sa­ria.

R. Fernando Sa­va­ter me re­cor­dó que cuan­do em­pe­za­ron las ma­ni­fes­ta­cio­nes de ¡Bas­ta Ya! les de­cían que cris­pa­ban. Al fi­nal, vi­vir en una ca­sa cuar­tel va a ser cris­par. Por­que por vi­vir en una ca­sa cuar­tel te pe­gan una pa­li­za.

P. Tam­bién se le acusa de ge­ne­rar cris­pa­ción en Ca­ta­lu­ña.

R. Es que cla­ro, cuan­do te opo­nes al na­cio­na­lis­mo, el na­cio­na­lis­mo se en­fa­da. La pre­gun­ta es: ¿va­mos a opo­ner­nos in­te­lec­tual y po­lí­ti­ca­men­te a que le pe­guen una pa­li­za a un guar­dia ci­vil? Es que es un de­ber cí­vi­co. Si lo que pa­só en Al­sa­sua le hu­bie­ra pa­sa­do al PSOE ¿al­guien tie­ne al­gu­na du­da de que yo ha­bría con­de­na­do la vio­len­cia?

P. Han con­de­na­do la vio­len­cia. Lo hi­zo el mi­nis­tro Ába­los.

R. La reac­ción del PSOE ha si­do in­mo­ral.

/ CAR­LOS ROSILLO

Albert Rivera, el jue­ves, en el Con­gre­so.

/ CAR­LOS ROSILLO

Albert Rivera, en las es­ca­li­na­tas del Con­gre­so de los Dipu­tados, el pa­sa­do jue­ves.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.