Re­la­to de dos jor­na­das de­ci­si­vas en el Su­pre­mo

PSOE y PP ace­le­ran la re­no­va­ción del Po­der Ju­di­cial para “sa­car de la UVI” al Su­pre­mo an­tes de su jui­cio más di­fí­cil

El País (Galicia) - - PORTADA - F. J. PÉ­REZ / C. E. CUÉ,

La jus­ti­cia es­pa­ño­la, que ha en­car­ce­la­do en los úl­ti­mos años al ex­vi­ce­pre­si­den­te Ro­dri­go Ra­to, al cu­ña­do del Rey, Iña­ki Ur­dan­ga­rin, al ex­pre­si­den­te de la pa­tro­nal Ge­rar­do Díaz Fe­rrán o el ex­te­so­re­ro del PP Luis Bár­ce­nas, pa­re­cía una de las po­cas ins­ti­tu­cio­nes que po­dían sal­var­se de la que­ma de la crisis eco­nó­mi­ca. Pe­ro es­ta se­ma­na, con el caos por la rec­ti­fi­ca­ción de la sen­ten­cia de las hi­po­te­cas, la jus­ti­cia, y en es­pe­cial el Tri­bu­nal Su­pre­mo, ar­den en la pi­ra no so­lo de la in­dig­na­ción so­cial, sino del en­fren­ta­mien­to po­lí­ti­co.

Ma­gis­tra­dos con­sul­ta­dos por EL PAÍS mues­tran su de­sola­ción por la ima­gen ofre­ci­da. Se in­quie­tan an­te el evi­den­te cho­que en­tre el Su­pre­mo y el Go­bierno que sa­lió a la luz en la rue­da de pren­sa del pre­si­den­te Pe­dro Sánchez, en la que pi­dió “au­to­crí­ti­ca y re­fle­xión” al al­to tri­bu­nal. Fuen­tes del Eje­cu­ti­vo y del PP ad­mi­ten su gran preo­cu­pa­ción por una si­tua­ción de la ima­gen del Su­pre­mo “en la UVI” a po­cas se­ma­nas de que em­pie­ce el jui­cio más di­fí­cil en mu­chos años, el del pro­cés.

PSOE y PP tra­ba­jan con­tra re­loj para re­no­var el Con­se­jo Ge­ne­ral del Po­der Ju­di­cial (CGPJ), y con él al pre­si­den­te del Su­pre­mo, Car­los Les­mes, an­tes del 4 de di­ciem­bre —cuan­do fi­na­li­za su man­da­to—, pe­ro so­bre to­do an­tes de que em­pie­ce el jui­cio del pro­cés. El plan­tea­mien­to del PP, que ha pro­pues­to co­mo can­di­da­to con la in­ten­ción de con­sen­suar­lo con el PSOE a Ma­nuel Mar­che­na, pre­si­den­te de la Sa­la de lo Pe­nal, com­pli­ca la ne­go­cia­ción, pe­ro am­bos par­ti­dos quie­ren re­sol­ver­la cuan­to an­tes.

El mun­do po­lí­ti­co y el ju­di­cial coin­ci­den en que la si­tua­ción es gra­ve y hay que ha­cer al­go, pe­ro dis­cre­pan en las so­lu­cio­nes. Los jue­ces re­ce­lan de lo que ven co­mo una in­je­ren­cia, mien­tras los po­lí­ti­cos creen que los ma­gis­tra­dos ne­ce­si­tan un li­de­raz­go más fuer­te —las crí­ti­cas a Les­mes son ge­ne­ra­li­za­das— y para eso ven ur­gen­te re­no­var el CGPJ.

“A los que quie­ren do­ble­gar al Po­der Ju­di­cial les ha to­ca­do la lo­te­ría de Na­vi­dad an­ti­ci­pa­da; es­ta ges­tión ne­fas­ta ha trans­mi­ti­do la ima­gen de que el Su­pre­mo se po­ne al ser­vi­cio de la oli­gar­quía fi­nan­cie­ra, los mer­ca­dos, la es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca… Es una ima­gen de­mo­le­do­ra. Se ha he­cho mal to­do ab­so­lu­ta­men­te”, re­su­me, ba­jo con­di­ción de ano­ni­ma­to, un ma­gis­tra­do del al­to tri­bu­nal.

“La ima­gen de la jus­ti­cia es­tá en caí­da li­bre, llue­ve so­bre mo­ja­do en el des­cré­di­to del Po­der Ju­di­cial, pe­ro lo de las hi­po­te­cas ha cau­sa­do un da­ño tre­men­do”, cons­ta­ta Ig­na­cio Gon­zá­lez Ve­ga, por­ta­voz de la aso­cia­ción Jue­zas y Jue­ces para la De­mo­cra­cia. Mien­tras Sánchez ha­cía esas crí­ti­cas du­ras en el fon­do aun­que cui­dan­do las for­mas, Po­de­mos e Iz­quier­da Uni­da con­vo­ca­ban una ma­ni­fes­ta­ción con­tra el Su­pre­mo. En­tre los jue­ces cun­de la sen­sa­ción de que la crí­ti­ca po­lí­ti­ca se ha re­cru­de­ci­do has­ta la in­tro­mi­sión en su la­bor. “Los po­lí­ti­cos han per­di­do to­do ti­po de res­pe­to ins­ti­tu­cio­nal al Po­der Ju­di­cial. Que lla­men a con­cen­trar­se fren­te a los tri­bu­na­les es no sa­ber dón­de es­tán los lí­mi­tes”, afirma una ma­gis­tra­da.

Cel­so Ro­drí­guez Pa­drón, por­ta­voz de la Aso­cia­ción Pro­fe­sio­nal de la Ma­gis­tra­tu­ra (APM), la ma­yo­ri­ta­ria en­tre los jue­ces es­pa­ño­les, op­ta por una fór­mu­la más di­plo­má­ti­ca: “La crí­ti­ca po­lí­ti­ca ha­cia el sis­te­ma ju­di­cial pu­do ha­ber si­do más res­pe­tuo­sa, y, sin em­bar­go, des­de la ca­rre­ra re­ci­bi­mos que la aten­ción que ha me­re­ci­do la jus­ti­cia des­de la po­lí­ti­ca en lo que se re­fie­re a me­dios y re­for­mas no ha si­do tan aten­ta”.

Otro ma­gis­tra­do po­ne el fo­co en la com­pa­re­cen­cia del pre­si­den­te del Go­bierno al día si­guien­te de la de­ci­sión del al­to tri­bu­nal. “Fue to­tal­men­te pre­ci­pi­ta­do, trans­mi­tió la idea de ‘es­tad tran­qui­los por­que rec­ti­fi­ca­mos a los jue­ces’. Aho­ra es con los im­pues­tos, ma­ña­na pue­de ser con el ma­chis­mo o la mis­ma sen­ten­cia del pro­cés. Una so­cie­dad que sos­pe-

“La sen­ten­cia de las hi­po­te­cas ha he­cho un da­ño te­rri­ble”, di­ce Gon­zá­lez Ve­ga

Los par­ti­dos ven ur­gen­te re­no­var el CGPJ para dar­le un li­de­raz­go fuer­te

cha de la in­te­gri­dad mo­ral de sus jue­ces es­tá per­di­da”.

La ten­sión en­tre el Go­bierno y el Po­der Ju­di­cial ya em­pe­zó ha­ce tres se­ma­nas, cuan­do tan­to el pre­si­den­te co­mo la vi­ce­pre­si­den­ta, Car­men Cal­vo apun­ta­ron que para que hu­bie­ra de­li­to de re­be­lión te­nía que ha­ber ar­mas. La Fis­ca­lía del Tri­bu­nal Su­pre­mo, en su es­cri­to de acu­sa­ción, sos­tie­ne que se pro­du­jo ese de­li­to ex­tre­mo. Y la Sa­la de lo Pe­nal del Su­pre­mo, en sus de­ci­sio­nes en ape­la­ción du­ran­te la fa­se de ins­truc­ción, ha da­do por bue­na, al me­nos de ma­ne­ra in­di­cia­ria, esa te­sis.

La de­ci­sión de la Abo­ga­cía del Es­ta­do, con­tro­la­da por el Go­bierno, de acu­sar de se­di­ción y no de re­be­lión a los lí­de­res del pro­cés tam­bién fue po­lé­mi­ca, por­que el Eje­cu­ti­vo es­ta­ba lan­zan­do el men­sa­je de que ve mu­cho más jus­ti­fi­ca­do juz­gar por un de­li­to me­nos gra­ve, con la mi­tad de la pe­na que pi­de la fis­ca­lía, y así rom­pe el blo­que que se ha­bía con­for­ma­do has­ta aho­ra en el pro­ce­so.

A la sen­ten­cia de las hi­po­te­cas se su­mó el lu­nes el fa­llo del Tri­bu­nal Eu­ro­peo de De­re­chos Hu­ma­nos que de­cla­ra­ba que Es­pa­ña vul­ne­ró el de­re­cho a un jui­cio jus­to del se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Sor­tu, Ar­nal­do Ote­gi, en la sen­ten­cia de la Au­dien­cia Na­cio­nal del lla­ma­do ca­so Ba­te­ra­gu­ne, que le cos­tó una pe­na de seis años de pri­sión, que ya cum­plió, y 10 años de in­ha­bi­li­ta­ción, que ter­mi­nan en 2021.

Am­bos fa­llos han si­do uti­li­za­dos por los par­ti­dos in­de­pen­den­tis­tas para re­do­blar su en­mien­da a la to­ta­li­dad a la Jus­ti­cia es­pa­ño­la an­te el jui­cio del pro­cés. “Para los gru­pos fác­ti­cos que bus­can una des­le­gi­ti­ma­ción pre­ven­ti­va de la Sa­la II, es­to les vie­ne fe­no­me­nal”, se la­men­ta un ma­gis­tra­do de es­ta ju­ris­dic­ción.

Des­con­cier­to y ma­les­tar

To­dos los ma­gis­tra­dos con­sul­ta­dos coin­ci­den en que la ima­gen del Po­der Ju­di­cial en su con­jun­to se ha vis­to se­ria­men­te da­ña­da. “La sen­ten­cia de la Sa­la Ter­ce­ra del Su­pre­mo pro­du­ce des­con­cier­to y ma­les­tar y pro­yec­ta una ima­gen ne­ga­ti­va”, ad­mi­te Ro­drí­guez Pa­drón, de la APM. Sin em­bar­go, a ren­glón se­gui­do aña­de: “Ex­tra­po­lar el ma­les­tar com­pren­si­ble por aque­lla de­ci­sión a una des­ca­li­fi­ca­ción com­ple­ta del sis­te­ma es in­jus­to y me pa­re­ce su­ma­men­te pe­li­gro­so. Se con­tri­bu­ye a una des­au­to­ri­za­ción de la ju­ris­dic­ción es­pa­ño­la que no for­ta­le­ce en na­da al sis­te­ma de­mo­crá­ti­co”.

“Te­ne­mos una sen­sa­ción de tris­te­za, nos sal­pi­ca es­te ma­les­tar y des­ca­li­fi­ca­ción. Nos pa­re­ce in­jus­to, hay mu­cha gen­te que se de­ja la piel, que in­ten­ta ha­cer­lo bien. Que nos lla­me a to­dos co­rrup­tos por­que la sa­la cam­bia de doc­tri­na… es bru­tal”, afirma un ma­gis­tra­do ma­dri­le­ño.

“Esa ima­gen de ‘tran­qui­los, ban­que­ros, que aquí es­tá el Su­pre­mo’ nos sal­pi­ca a to­dos. La for­ma ha si­do un cú­mu­lo de tor­pe­zas con la guin­da del desen­la­ce, por un vo­to y con un nú­me­ro par de ma­gis­tra­dos. Es un da­ño que va a cos­tar su­pe­rar”, se la­men­ta un ma­gis­tra­do del Su­pre­mo. La crisis es de fon­do. La po­lí­ti­ca ya se es­tá mo­vien­do, a su ma­ne­ra y a su rit­mo. Los jue­ces tam­bién.

/ ANDREA COMAS

La vi­ce­pre­si­den­ta Car­men Cal­vo jun­to al pre­si­den­te del Tri­bu­nal Su­pre­mo Car­los Les­mes el pa­sa­do jue­ves en un ac­to en Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.