Las cú­pu­las de Ciu­da­da­nos y PP di­ri­gi­rán la ne­go­cia­ción en An­da­lu­cía

El País (Galicia) - - PORTADA - EVA SAIZ,

Los se­cre­ta­rios ge­ne­ra­les del PP, Teo­do­ro Gar­cía Egea, y de Ciu­da­da­nos, Jo­sé Ma­nuel Vi­lle­gas, di­ri­gi­rán per­so­nal­men­te el diá­lo­go en­tre am­bas for­ma­cio­nes pa­ra tra­tar de for­mar gobierno en An­da­lu­cía. La de­ci­sión de otor­gar a sus di­rec­cio­nes na­cio­na­les la tu­te­la de la ne­go­cia­ción evi­den­cia que los dos par­ti­dos in­ter­pre­tan que el pro­ce­so des­bor­da el ám­bi­to au­to­nó­mi­co.

Las con­ver­sa­cio­nes ya han co­men­za­do y, se­gún fuen­tes de las dos for­ma­cio­nes, hay bue­na sin­to­nía. El pla­zo que se han mar­ca­do pa­ra ce­rrar to­dos los de­ta­lles es el pró­xi­mo 26 de di­ciem­bre, un día an­tes de la cons­ti­tu­ción de la Cá­ma­ra.

Las fuer­zas po­lí­ti­cas en­tran de lleno en las ne­go­cia­cio­nes pa­ra pre­si­dir la Jun­ta de An­da­lu­cía, en la que se im­pli­ca­rán de for­ma directa las cú­pu­las na­cio­na­les de PP y Ciu­da­da­nos. En una de­ci­sión sin pre­ce­den­tes en la co­mu­ni­dad, se­rán sus se­cre­ta­rios ge­ne­ra­les quie­nes tu­te­len las con­ver­sa­cio­nes. Las ne­go­cia­cio­nes in­clui­rán el re­par­to de car­gos en el Par­la­men­to y el Gobierno. Los par­ti­dos se han mar­ca­do co­mo pla­zo has­ta el 26 de di­ciem­bre, un día an­tes de la cons­ti­tu­ción de la Cá­ma­ra.

Nin­gu­na for­ma­ción ha co­men­za­do de ma­ne­ra ofi­cial los con­tac­tos, si bien el pre­si­den­te del PP, Pa­blo Ca­sa­do, des­li­zó el jue­ves, en el ac­to del 40º aniver­sa­rio de la Cons­ti­tu­ción, que su ob­je­ti­vo es un pac­to glo­bal con Ciu­da­da­nos que in­clu­ya la pre­si­den­cia de la Jun­ta pa­ra el can­di­da­to po­pu­lar, Juan Ma­nuel Mo­reno, y la del Par­la­men­to pa­ra un miem­bro de la for­ma­ción de Al­bert Ri­ve­ra. Tam­bién re­co­no­ció que las con­ver­sa­cio­nes ya ha­bían co­men­za­do. Fuen­tes de los dos par­ti­dos se­ña­lan que las pri­me­ras im­pre­sio­nes son po­si­ti­vas. La bue­na sin­to­nía per­so­nal en­tre sus lí­de­res na­cio­na­les ayu­da a ese avan­ce.

Las for­ma­cio­nes han apro­ve­cha­do el puen­te pa­ra con­fi­gu­rar sus equi­pos ne­go­cia­do­res. En el ca­so del PP y Ciu­da­da­nos, las de­ri­va­das na­cio­na­les de los pac­tos van a es­tar muy pre­sen­tes, por eso se­rán sus se­cre­ta­rios ge­ne­ra­les, Teo­do­ro Gar­cía Egea y Jo­sé Ma­nuel Vi­lle­gas, res­pec­ti­va­men­te, quie­nes di­ri­gi­rán las con­ver­sa­cio­nes. Ha­brá aris­tas que se tra­ta­rán di­rec­ta­men­te en Ma­drid, más allá de los asun­tos sec­to­ria­les emi­nen­te­men­te au­to­nó­mi­cos, in­di­can des­de am­bos par­ti­dos.

Fuen­tes del PP an­da­luz se­ña­lan que pre­fie­ren que el gru­po de con­tac­to sea pe­que­ño —unas tres per­so­nas co­mo má­xi­mo— “fun­cio­nal y ope­ra­ti­vo”. No obs­tan­te, se mues­tran abier­tos a adap­tar­lo a las con­di­cio­nes que les tras­la­den los de Juan Ma­rín, el lí­der re­gio­nal de Ciu­da­da­nos. Los po­pu­la­res op­tan por plan­tear unas ne­go­cia­cio­nes

dis­cre­tas, sin ex­ce­si­va pu­bli­ci­dad, en las que úni­ca­men­te se tras­la­den los re­sul­ta­dos fi­na­les. En Ciu­da­da­nos aún no han de­ci­di­do si en el equi­po es­ta­rá Ma­rín, pues­to que los can­di­da­tos a la pre­si­den­cia de los par­ti­dos no sue­len par­ti­ci­par di­rec­ta­men­te en la ne­go­cia­ción, aun­que las su­per­vi­san. A los en­cuen­tros sí asis­ti­rán miem­bros del co­mi­té au­to­nó­mi­co de Ciu­da­da­nos, in­for­ma El­sa Gar­cía de Blas.

Pa­ra el PP el so­cio pre­fe­ren­te es Ciu­da­da­nos, to­da vez que Ca­sa­do ha re­nun­cia­do a ne­go­ciar di­rec­ta­men­te con Vox. Los po­pu­la­res so­me­te­rían el even­tual acuer­do a un apo­yo pos­te­rior de la ex­tre­ma de­re­cha. Ciu­da­da­nos tam­bién con­si­de­ra que es el PP con quien tie­ne que lle­gar a pac­tos, pe­ro no re­nun­cia a que Ma­rín sea el can­di­da­to a la in­ves­ti­du­ra. Se de­can­ta, igual­men­te, por una alian­za que vin­cu­le el re­par­to de la Me­sa del Par­la­men­to con la pre­si­den­cia de la Jun­ta, que de­be­ría al­can­zar­se an­tes de Na­vi­dad.

Ciu­da­da­nos, sin em­bar­go, quie­ren evi­tar a to­da cos­ta ver­se vin­cu­la­do con Vox. En el ca­so de que Ma­rín fue­se el can­di­da­to a la pre­si­den­cia de la Jun­ta, in­ten­ta­ría ne­go­ciar la abs­ten­ción del PSOE, una op­ción que, por aho­ra, ha des­car­ta­do su lí­der, Su­sa­na Díaz, quien no re­nun­cia a pre­sen­tar su pro­pia can­di­da­tu­ra pa­ra lo que es­gri­me su con­di­ción de ga­na­do­ra de los co­mi­cios.

Díaz quie­re co­men­zar los con­tac­tos el pró­xi­mo lu­nes. El PSOE no tie­ne in­ten­ción de po­ner lí­neas ro­jas a la ho­ra de ini­ciar las con­ver­sa­cio­nes y si­gue as­pi­ran­do a con­tar con el apo­yo de Ciu­da­da­nos y la abs­ten­ción de Ade­lan­te An­da­lu­cía.

Los so­cia­lis­tas in­ter­pre­tan que el par­ti­do de Ri­ve­ra no pue­de per­mi­tir­se acu­dir a unas elec­cio­nes ge­ne­ra­les tras ha­ber re­ci­bi­do el res­pal­do de Vox. “Ri­ve­ra ten­drá que de­cir si quie­re ser co­mo Ma­cron, con el que va a con­cu­rrir a las elec­cio­nes eu­ro­peas y que hi­zo fren­te a Ma­ri­ne Le Pen, o si quie­re ser co­mo Sal­vi­ni”, sos­tie­ne la pre­si­den­ta en fun­cio­nes. Díaz ad­vier­te de que el Gobierno que sa­lie­ra de una alian­za en­tre el PP y Ciu­da­da­nos siem­pre es­ta­ría su­pe­di­ta­do al apo­yo de Vox pa­ra sa­car ade­lan­te sus me­di­das.

La ecua­ción del PSOE tro­pie­za con el re­cha­zo de Ade­lan­te An­da­lu­cía. Su di­ri­gen­te, Te­re­sa Ro­drí­guez, se ha ce­rra­do a la abs­ten­ción, que sí ha­bía con­tem­pla­do el lí­der de Po­de­mos, Pa­blo Igle­sias.

/ A. GAR­CÍA (EFE)

El lí­der del PP, Pa­blo Ca­sa­do, ayer en un ac­to en Te­ruel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.