La Li­ga y 5 Es­tre­llas pug­nan por el pri­mer mi­nis­tro tras ul­ti­mar el pro­gra­ma

El País (Nacional) - - INTERNACIONAL - DANIEL VER­DÚ,

La Li­ga y el Mo­vi­mien­to 5 Es­tre­llas dan por ce­rra­do for­mal­men­te el acuer­do de go­bierno. Des­pués de una se­ma­na de fil­tra­cio­nes, des­men­ti­dos y enor­me in­quie­tud en los mer­ca­dos, am­bas for­ma­cio­nes pa­san a dis­cu­tir el nom­bre del pri­mer mi­nis­tro. La

La so­bre­ve­ni­da re­la­ción en­tre el Mo­vi­mien­to 5 Es­tre­llas (M5S) y La Li­ga es­tá cons­trui­da so­bre un pol­vo­rín de ma­les­tar, ca­breo y re­ce­tas ur­gen­tes pa­ra re­sol­ver vie­jos pro­ble­mas. Un cóc­tel ex­plo­si­vo que con­de­na es­tos días al fra­ca­so cual­quier pro­nós­ti­co so­bre la ne­go­cia­ción. Pe­ro aten­dien­do a las pa­la­bras de sus lí­de­res, ayer se dio for­mal­men­te por ce­rra­da la re­dac­ción del acuer­do de go­bierno que de­be­ría unir­les los pró­xi­mos cin­co años.

Un do­cu­men­to de tin­tes le­pe­nis­tas y so­be­ra­nis­tas cla­ra­men­te de­can­ta­do del la­do del par­ti­do de Mat­teo Sal­vi­ni, que ha lo­gra­do co­lo­car la ma­yo­ría de sus es­ló­ga­nes de cam­pa­ña elec­to­ral: ti­po Li­ga ha im­pues­to su ses­go ideo­ló­gi­co en el pro­gra­ma, pe­ro aho­ra to­ca­rá a Lui­gi Di Maio pro­po­ner a la per­so­na que eje­cu­te el con­tra­to. El fin de se­ma­na es­tá pre­vis­to que las ba­ses de am­bas for­ma­cio­nes vo­ten el acuer­do. Si no hay más sor­pre­sas, el pre­si­den­te, Ser­gio Mat­ta­re­lla, les re­ci­bi­rá el lu­nes.

úni­co de IRPF, de­por­ta­cio­nes de in­mi­gran­tes, clau­su­ra de asen­ta­mien­tos de gi­ta­nos, ba­ja­da de im­pues­tos en la ga­so­li­na, sub­ven­cio­nes en guar­de­rías so­lo pa­ra italianos o vol­ver a la Eu­ro­pa preMaas­tricht (li­te­ral).

La Li­ga, mu­cho me­nos op­ti­mis­ta que su nue­vo alia­do, im­po­ne su co­ra­zón ideo­ló­gi­co. Pe­ro el M5S, so­cio ma­yo­ri­ta­rio del nue­vo ar­te­fac­to (tie­ne el 33% de los vo­tos fren­te al 17% de la Li­ga) pro­pon­drá al pri­mer mi­nis­tro. Ese era el tra­to ayer por la tar­de y la ba­ta­lla que que­da por li­brar. Se­gún fuen­tes del en­torno de La Li­ga, el M5S al­ber­ga­ba gran­des es­pe­ran­zas has­ta el úl­ti­mo mo­men­to de co­ro­nar a su lí­der, Lui­gi

Di Maio (31 años y una le­gis­la­tu­ra co­mo par­la­men­ta­rio de ex­pe­rien­cia). Pe­ro es muy com­pli­ca­do que Sal­vi­ni acep­te un des­equi­li­brio de es­te ti­po. En cual­quier ca­so, el nue­vo pri­mer mi­nis­tro de­be­rá ser un vio­li­nis­ta ex­per­to ca­paz de in­ter­pre­tar la par­ti­tu­ra que le han es­cri­to sin saltarse ni una no­ta. Y, pre­fe­ri­ble­men­te, sin aña­dir na­da. Se bus­ca un per­fil pa­re­ci­do al de Giu­sep­pe Con­te, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio que de­bía ocu­par un pues­to en el Go­bierno que di­se­ñó Di Maio en cam­pa­ña elec­to­ral y que ya so­nó en días an­te­rio­res.

Más allá de es­te detalle cru­cial, am­bos par­ti­dos so­me­te­rán a vo­ta­ción el acuer­do an­tes de ser

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.