El bro­te de ébo­la se ex­tien­de a un área ur­ba­na de Con­go

El País (Nacional) - - INTERNACIONAL - JOSÉ NARANJO,

El bro­te de ébo­la de­cla­ra­do en la Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca del Con­go (RDC) el pa­sa­do 8 de ma­yo y que afec­ta­ba a una zo­na re­la­ti­va­men­te ais­la­da de es­te país afri­cano ha lle­ga­do ya a la ciu­dad de Mban­da­ka, la sex­ta más po­bla­da del país con 1,2 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes y ca­pi­tal de la pro­vin­cia de Équa­teur, lo que su­po­ne “una nue­va fa­se” de la epi­de­mia y un ma­yor ries­go de con­ta­gios, se­gún in­for­mó ayer la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS).

En con­cre­to, se tra­ta de un ca­so con­fir­ma­do en el dis­tri­to ur­bano de Wan­ga­ta. En to­tal, es­te bro­te ha pro­vo­ca­do ya 44 con­ta­gios —tres de ellos con­fir­ma­dos por prue­bas de la­bo­ra­to­rio— y 23 muer­tos.

Se­gún una fuente mé­di­ca, la per­so­na in­fec­ta­da en la ca­pi­tal pro­vin­cial lle­gó de Bi­ko­ro, el pue­blo don­de sur­gió el bro­te y a don­de fue pa­ra asis­tir a un fu­ne­ral, ha­ce unos 10 días. La dis­tan­cia en­tre am­bas lo­ca­li­da­des es de unos 130 ki­ló­me­tros. Uno de los as­pec­tos que más preo­cu­pa a las au­to­ri­da­des es que Mban­da­ka es un cru­ce de ca­mi­nos flu­vial y lu­gar de pa­so de per­so­nas y mer­can­cías ha­cia Kins­ha­sa, si­tua­da 700 ki­ló­me­tros río aba­jo. La OMS ha enviado a 30 ex­per­tos

pa­ra ha­cer la bús­que­da y se­gui­mien­to de con­tac­tos.

“La lle­ga­da del ébo­la a una zo­na ur­ba­na es muy preo­cu­pan­te y la OMS y sus so­cios tra­ba­jan jun­tos pa­ra in­ten­si­fi­car rá­pi­da­men­te la bús­que­da de to­dos los con­tac­tos del ca­so con­fir­ma­do”, de­cla­ró a la agen­cia Fran­ce Press el doc­tor Mats­hi­di­so Moe­ti, di­rec­tor re­gio­nal de es­te or­ga­nis­mo pa­ra Áfri­ca. Di­chos con­tac­tos se ele­van a unas 300 per­so­nas. “Es una evo­lu­ción preo­cu­pan­te, pe­ro aho­ra te­ne­mos me­jo­res he­rra­mien­tas que nun­ca pa­ra com­ba­tir el ébo­la”, aña­dió el di­rec­tor ge­ne­ral de la OMS, el etío­pe Te­dros Ad­ha­nom Ghe­bre­ye­sus.

En­tre di­chos re­cur­sos se en­cuen­tra una va­cu­na ex­pe­ri­men­tal cu­ya efi­ca­cia fue pro­ba­da en Gui­nea du­ran­te la epi­de­mia de 2014-2016. El pa­sa­do miércoles lle­ga­ron a la RDC las pri­me­ras 4.000 do­sis con las que se pre­ten­de al­can­zar a las per­so­nas que ha­yan es­ta­do en con­tac­to con to­dos los ca­sos con­fir­ma­dos y sos­pe­cho­sos, unas 4.000 en to­tal. En los pró­xi­mos días es­tá pre­vis­to que lle­gue una can­ti­dad si­mi­lar de do­sis. Ghe­bre­ye­sus ase­gu­ró que con­fia­ba en poder dis­tri­buir las va­cu­nas al fi­nal de es­ta se­ma­na.

Ade­más de la exis­ten­cia de in­mu­ni­za­ción y de que es­ta epi­de­mia ha sur­gi­do en un país con ex­pe­rien­cia en bro­tes si­mi­la­res —es­te es el no­veno en la RDC— la gran di­fe­ren­cia con la epi­de­mia de 2014-2016 es que en es­ta oca­sión la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal y en con­cre­to la OMS ha reac­cio­na­do con ra­pi­dez. Mé­di­cos sin Fron­te­ras ya tra­ba­ja en las zo­nas afec­ta­das y ha abier­to dos salas de ais­la­mien­to, una de diez ca­mas en el hos­pi­tal de Bi­ko­ro y otra de cin­co en el de Mban­da­ka, y cons­tru­ye dos cen­tros de tra­ta­mien­to. Ade­más, per­so­nal del Mi­nis­te­rio de Sa­lud con­go­lés, Uni­cef y de la pro­pia or­ga­ni­za­ción sa­ni­ta­ria mun­dial lle­van va­rios días des­pla­za­dos so­bre el te­rreno.

Las otras ciu­da­des de la pro­vin­cia de Équa­teur es­tán ya ba­jo vi­gi­lan­cia sa­ni­ta­ria, ase­gu­ró el mi­nis­tro con­go­lés de Sa­ni­dad, Oly Ilun­ga, y los paí­ses fron­te­ri­zos han co­men­za­do a ex­tre­mar sus pre­cau­cio­nes pa­ra las per­so­nas pro­ce­den­tes de la zo­na afec­ta­da.

/ J. B. (AP)

Tres per­so­nas es­pe­ran el pa­sa­do do­min­go en un cen­tro sa­ni­ta­rio de Bi­ko­ro pa­ra re­ci­bir tra­ta­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.