Ber­lín de­vuel­ve obras de ar­te ex­po­lia­das a in­dí­ge­nas de Alas­ka

Las nue­ve pie­zas fue­ron ro­ba­das de un ce­men­te­rio a fi­na­les del si­glo XIX y nun­ca se ha­bían ex­pues­to al pú­bli­co

El País (Nacional) - - CULTURA - EL PAÍS,

La Fun­da­ción del Pa­tri­mo­nio Cul­tu­ral Pru­siano, su­per­vi­so­ra de los Mu­seos Es­ta­ta­les de Ber­lín, ha de­vuel­to nue­ve obras de ar­te a la co­mu­ni­dad in­dí­ge­na de los chu­gach, en Alas­ka, des­pués de que se de­ter­mi­na­se que fue­ron ro­ba­das de un ce­men­te­rio en­tre 1882 y 1884.

El con­jun­to de obras de­vuel­tas in­clu­ye va­rias más­ca­ras, un bus­to de ma­de­ra y una pe­que­ña ces­ta. “Es­tos ob­je­tos fue­ron to­ma­dos sin per­mi­so de la po­bla­ción na­ti­va, es de­cir, de for­ma ile­gal, con lo que no per­te­ne­cen a nues­tros mu­seos”, re­co­no­ció Hermann Par­zin­ger, pre­si­den­te de la fun­da­ción, en el ac­to en que hi­zo en­tre­ga an­te­ayer de los tra­ba­jos a John John­son, vi­ce­pre­si­den­te de la Chu­gach Alas­ka Cor­po­ra­tion, que re­pre­sen­ta los in­tere­ses de la co­mu­ni­dad in­dí­ge­na. Las pie­zas es­ta­ban in­clui­das en la co­lec­ción del Museo Et­no­ló­gi­co ber­li­nés, aun­que nun­ca se ha­bían mos­tra­do al pú­bli­co.

A lo lar­go de mi­les de años, la re­gión de Chu­gach, al sur de Alas­ka, ha es­ta­do ha­bi­ta­da por la po­bla­ción in­dí­ge­na de los alu­tiiq, tam­bién co­no­ci­dos co­mo es­qui­ma­les del Pa­cí­fi­co. Los ob­je­tos lle­ga­ron a Ber­lín por la ac­tua­ción del ex­plo­ra­dor no­rue­go Johan Adrian Ja­cob­sen, quien los ob­tu­vo en una ex­pe­di­ción por la cos­ta no­roes­te nor­te­ame­ri­ca­na y por Alas­ka que reali­zó du­ran­te los años ochen­ta del si­glo XIX. “Es­ta de­vo­lu­ción no mar­ca el fi­nal, sino el prin­ci­pio de una in­ten­sa co­la­bo­ra­ción e in­ter­cam­bio con la Chu­gach Alas­ka Cor­po­ra­tion”, afir­mó Par­zin­ger.

John­son re­cor­dó que él mis­mo via­jó a Ber­lín en 2015 en bus­ca de los ob­je­tos. “Los chu­gach son co­mer­cian­tes, pe­ro nun­ca in­ter­cam­bia­rían ob­je­tos fu­ne­ra­rios”, sen­ten­ció.

La de­vo­lu­ción de las obras de ar­te a la ci­ta­da po­bla­ción in­dí­ge­na re­abre el de­ba­te de la res­ti­tu­ción de obras de ar­te ex­po­lia­das por Ale­ma­nia, más allá de las ro­ba­das por los na­zis du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial.

La Fun­da­ción del Pa­tri­mo­nio Cul­tu­ral Pru­siano co­men­zó a in­tere­sar­se por los orí­ge­nes de res­tos hu­ma­nos, en­tre ellos un mi­llar de crá­neos, en su ma­yo­ría ori­gi­na­rios de Ruan­da, tras­la­da­dos a Eu­ro­pa en la épo­ca co­lo­nial en el marco de in­ves­ti­ga­cio­nes en­ton­ces ca­li­fi­ca­das co­mo “ra­cia­les”.

La pro­pues­ta de Ma­cron

Los dos paí­ses más afec­ta­dos por es­ta cues­tión si­guen sien­do Fran­cia y Gran Bre­ta­ña, am­bos gran­des po­ten­cias co­lo­nia­les has­ta me­dia­dos del si­glo XX. Mien­tras el de­ba­te so­bre la de­vo­lu­ción a Gre­cia de los már­mo­les del Par­te­nón que se ex­po­nen en el Bri­tish Museum si­gue pre­sen­te en la opi­nión pú­bli­ca bri­tá­ni­ca, el pre­si­den­te fran­cés, Em­ma­nuel Ma­cron, ade­lan­tó en no­viem­bre, en un dis­cur­so que pro­nun­ció du­ran­te una vi­si­ta ofi­cial a Bur­ki­na Fa­so, su in­ten­ción de crear las con­di­cio­nes le­ga­les pa­ra que el pa­tri­mo­nio afri­cano que hoy se ex­po­ne en mu­seos fran­ce­ses pue­da re­gre­sar a sus paí­ses de ori­gen. Al tiem­po, Ma­cron hi­zo un lla­ma­mien­to a la re­pa­tria­ción del ar­te que ha si­do ex­po­lia­do por las po­ten­cias oc­ci­den­ta­les a lo lar­go de los úl­ti­mos si­glos.

Es­ta cons­cien­cia de la po­se­sión de ar­te que fue ro­ba­do a sus pue­blos se ex­tien­de ca­da vez más por Eu­ro­pa. Por ejem­plo, el Museo del Lou­vre col­gó el pa­sa­do fe­bre­ro cer­ca de cien cua­dros ro­ba­dos por los na­zis a sus due­ños ju­díos pa­ra que sus pro­pie­ta­rios ori­gi­na­les o sus he­re­de­ros pue­dan re­co­no­cer­los y re­cu­pe­rar­los. Y la Aso­cia­ción Ho­lan­de­sa de Mu­seos hi­zo al­go si­mi­lar en 2013.

/ R. H. ( AFP)

Cua­tro de las obras de­vuel­tas a los chu­gach.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.