Adiós a Val­cár­cel

El País (Nacional) - - CULTURA - Diego Ga­lán

Se de­cía en tiem­pos que to­do es­pa­ñol te­nía es­cri­ta una obra de teatro que lle­va­ba siem­pre ba­jo el bra­zo; más tar­de se cam­bió por lo de un guion de ci­ne y no es di­fí­cil oír aún pre­go­nar a al­guien que su vi­da se­ría una bue­na pe­lí­cu­la, co­mo si lo de es­cri­bir un guion fue­ra co­ser y can­tar. Lo ma­lo es que los pro­duc­to­res han de­bi­do de creer­lo así, al me­nos has­ta que Ra­fael Az­co­na fue in­tro­du­ci­do en los al­ta­res. Lo co­men­ta­ba un guio­nis­ta fa­mo­so pe­ro sin glo­ria, Pe­dro Bel­trán, cuan­do pro­tes­ta­ba por el mal tra­to que los de su ofi­cio re­ci­bían: “Nues­tro tiem­po no se va­lo­ra y so­lo cos­ta­mos lo que val­gan unas cuar­ti­llas de pa­pel”.

Ha ido cam­bian­do esa va­lo­ra­ción, aun­que so­lo has­ta cier­to pun­to. Te­ne­mos un ejem­plo con el re­cien­te fa­lle­ci­mien­to de Ho­ra­cio Val­cár­cel, so­lo con un día de di­fe­ren­cia del llo­ra­do Antonio Mer­ce­ro. So­bre es­te han re­caí­do me­re­ci­dos elo­gios por su obra, fres­ca y po­pu­lar, pe­ro po­cos de ellos han re­cor­da­do la fi­gu­ra del guio­nis­ta de las se­ries Ve­rano azul, Turno de ofi­cio, Far­ma­cia de guar­dia y de los lar­gos La gue­rra de pa­pá, Es­pé­ra­me en el cielo, To­bi, El te­so­ro, La pró­xi­ma es­ta­ción o La ho­ra de los va­lien­tes, que le die­ron a Antonio Mer­ce­ro bue­na par­te de su glo­ria co­mo au­tor.

Co­mo igual­men­te Ho­ra­cio Val­cár­cel fue res­pon­sa­ble de mu­chos éxi­tos de José Luis Gar­ci, pa­ra quien es­cri­bió la ma­yo­ría de los guio­nes de sus pe­lí­cu­las, sien­do no­mi­na­do al Go­ya por cua­tro de ellas: Ni­net­te, El abue­lo, You’re the One (Una his­to­ria de en­ton­ces) y Can­ción de cu­na. Mu­rió a los 86 años… To­da una vi­da de­di­ca­da al ci­ne, que po­co re­co­no­ci­mien­to ha te­ni­do sal­vo por vía in­di­rec­ta de los elo­gios lan­za­dos al en­tra­ña­ble Antonio Mer­ce­ro, que en 2010 re­ci­bió el Go­ya de Ho­nor que le en­tre­gó en su ca­sa el en­ton­ces pre­si­den­te de la Aca­de­mia Álex de la Igle­sia.

En el es­ce­na­rio de la ga­la de los Go­ya, dos de los hi­jos de Mer­ce­ro re­ci­bie­ron los aplau­sos que le de­di­có la au­dien­cia, re­cor­dan­do el alz­héi­mer que su pa­dre su­fría. Lo que, pre­ci­sa­ron, no le im­pe­día dis­fru­tar ca­da día de Can­tan­do ba­jo la llu­via, la pe­lí­cu­la que más le gus­ta­ba, y que la en­fer­me­dad le per­mi­tía ver ca­da vez co­mo si fue­ra la pri­me­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.