Go­ber­nar con el sis­te­ma que ali­men­tó una eta­pa vol­cá­ni­ca

El País (Nacional) - - DEPORTES -

Tras su pri­me­ra com­pa­re­cen­cia an­te los asam­bleís­tas, Luis Ru­bia­les se pre­sen­tó an­te la pren­sa. Sus pri­me­ras pa­la­bras hi­cie­ron re­fe­ren­cia a su in­fan­cia. “Na­cí en Las Pal­mas, pe­ro mis re­cuer­dos son de mi Mo­tril Club de Fút­bol, en el que en­tré cuan­do te­nía sie­te años”, con­fe­sa­ba des­de un atril en el que se agol­pa­ban los mi­cros y las cá­ma­ras.

Ex­can­te­rano del Ma­llor­ca y del Atlé­ti­co, ju­ga­dor pro­fe­sio­nal de clu­bes co­mo el Llei­da y Xe­rez. En el Le­van­te, al que li­de­ró en una huel­ga de 2008 por im­pa­gos, co­men­zó su an­da­du­ra has­ta al­can­zar la pre­si­den­cia de la Aso­cia­ción de Fut­bo­lis­tas Es­pa­ño­les (AFE) tras fi­ni­qui­tar su ca­rre­ra en el Ali­can­te y el Ha­mil­ton es­co­cés.

Co­mo pre­si­den­te de AFE co­men­zó con cier­to dis­tan­cia­mien­to ha­cia la fi­gu­ra de Ángel María Vi­llar. Cuan­do es­ta­lló la gue­rra en­tre Te­bas y el por en­ton­ces pre­si­den­te fe­de­ra­ti­vo, Ru­bia­les se ali­neó con es­te úl­ti­mo. Fue el bra­zo ar­ma­do de Vi­llar en su en­fren­ta­mien­to tan­to con el pre­si­den­te de la pa­tro­nal co­mo con­tra el an­te­rior se­cre­ta­rio de Es­ta­do pa­ra el de­por­te, Miguel Car­de­nal. Mon­tó una huel­ga con­tra el real de­cre­to de cen­tra­li­za­ción de los de­re­chos te­le­vi­si­vos del fút­bol. Eso le va­lió pa­ra re­for­zar su con­di­ción de del­fín de Vi­llar y su nom­bre co­men­zó a so­nar con fuerza co­mo su su­ce­sor si es­te da­ba un pa­so a un la­do pa­ra al­can­zar la pre­si­den­cia de la UEFA. Es­ta eti­que­ta no gus­ta­ba a al­gu­nos de los pre­si­den­tes de las fe­de­ra­cio­nes te­rri­to­ria­les, que lo con­fir­ma­ron con su apo­yo a La­rrea en es­tos co­mi­cios. Tras la Ope­ra­ción Sou­le, Ru­bia­les, co­mo miem­bro de la co­mi­sión di­rec­ti­va del CSD, vo­tó a fa­vor de la sus­pen­sión de Vi­llar.

Es­to le dis­tan­ció, pe­se a que ha tra­ta­do de acer­car­se a su pre­de­ce­sor. Aho­ra de­be go­ber­nar la fe­de­ra­ción arro­pa­do por mu­chos de los que man­tu­vie­ron a Vi­llar 29 años en el car­go, cin­co de los cua­les es­tán impu­tados en la Ope­ra­ción Sou­le.

El es­cán­da­lo de co­rrup­ción en la fe­de­ra­ción ha sa­cu­di­do to­dos los ci­mien­tos de un or­ga­nis­mo que aho­ra tie­ne nue­vo pre­si­den­te y en­tra en una nue­va eta­pa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.