Un Mun­dial sin Ma­rio Göt­ze

El País (Nacional) - - DEPORTES - Dani Ga­rri­do

Pe­lé, Gerd Mü­ller, Ma­rio Alberto Kem­pes, Pao­lo Ros­si, Jorge Bu­rru­cha­ga, An­dreas Breh­me, Zi­da­ne, Ro­nal­do Na­za­rio o Andrés Inies­ta. Son las le­yen­das de los Mun­dia­les en co­lor, aque­llos que hi­cie­ron el gol de­fi­ni­ti­vo o bien abrie­ron fi­na­les, en al­gu­nos ca­sos con do­ble­te.

En es­ta re­la­ción fal­ta el hé­roe de Ma­ra­ca­ná: Ma­rio Göt­ze. Echan­do un rá­pi­do vis­ta­zo a la lis­ta, se­gu­ra­men­te se tra­ta del fut­bo­lis­ta de me­nor ca­la­do en el olim­po. Es el úni­co que no fue ti­tu­lar en la fi­nal. Sin em­bar­go aquel re­ma­te de zur­da pa­ra ba­tir a Romero en el mi­nu­to 113 del par­ti­do en­tre Ale­ma­nia y Ar­gen­ti­na en 2014 pa­re­ció el des­pe­gue de una pro­me­te­do­ra ca­rre­ra. Te­nía 22 años. La reali­dad hoy de­mues­tra que fue su te­cho. Su caí­da des­de en­ton­ces ha si­do im­pa­ra­ble.

Es­ta se­ma­na, Joa­quim Löw apli­có la ló­gi­ca y cor­tó de cua­jo las es­pe­cu­la­cio­nes. Aun con­vo­can­do a 27 ju­ga­do­res pa­ra el Mun­dial de Ru­sia, de­jó fue­ra al hom­bre de la cuar­ta es­tre­lla.

Ma­rio Göt­ze fue uno de los ju­ga­do­res di­se­ña­dos pa­ra el cam­bio que la

manns­chaft creó a raíz del fra­ca­so de la Eu­ro­co­pa 2000. La úl­ti­ma po­si­ción en la fa­se de gru­pos ge­ne­ró un po­ten­te de­ba­te in­terno en la Fe­de­ra­ción que en­ten­dió que el ro­di­llo ale­mán era una fór­mu­la de éxi­to su­fi­cien­te­men­te aven­ta­ja­da co­mo pa­ra vi­rar a un mo­de­lo ba­sa­do en la aca­de­mia, en la for­ma­ción de en­tre­na­do­res de ma­yor ri­que­za tác­ti­ca y de ju­ga­do­res ta­len­to­sos con el ba­lón. Klopp lo mol­deó a su an­to­jo en el Dort­mund, un equi­po que do­mi­nó en Ale­ma­nia con dos Li­gas y una Co­pa. Sin em­bar­go, el me­dia­pun­ta te­nía una ob­se­sión, ju­gar a las ór­de­nes de Guar­dio­la. Si­guió el ca­mino en­ten­di­do co­mo natural en Ale­ma­nia. El Ba­yern lo fi­chó por 37 mi­llo­nes de eu­ros en la tem­po­ra­da pre­via al Mun­dial. Hi­zo un pri­mer buen año, tam­bién su se­gun­do. Guar­dio­la y Löw vie­ron en Göt­ze la so­lu­ción a ca­si to­do. El catalán lo uti­li­zó de fal­so nue­ve, al­go que no gus­tó a Franz Bec­ken­bauer pe­ro sí al se­lec­cio­na­dor, que en si­tua­cio­nes pun­tua­les re­pi­tió fór­mu­la vis­to el éxi­to que su co­le­ga Del Bos­que ob­tu­vo con Fá­bre­gas o Sil­va. Göt­ze fue per­dien­do pe­so en la que se­ría úl­ti­ma tem­po­ra­da bá­va­ra. Tocado, de­ci­dió vol­ver a ca­sa. La afi­ción ama­ri­lla acep­tó ca­si en pleno, pe­ro su fút­bol no iba a vol­ver. Una en­fer­me­dad que le ge­ne­ra un im­por­tan­te tras­torno del me­ta­bo­lis­mo a fi­na­les de 2016 le sa­có de rue­da. El tra­ta­mien­to mé­di­co ha da­do ré­di­tos más que po­si­ti­vos pe­ro su ren­di­mien­to en el campo es­tá aho­ra ale­ja­do de lo que pro­me­tía. Löw mi­ra a Ru­sia y no ce­de en la evo­lu­ción de su idea. Si­gue fi­ján­do­se en el mo­de­lo de La Ro­ja. Tal vez por ello no es­tá dis­pues­to a co­me­ter erro­res que Es­pa­ña acu­só des­pués de ser cam­peón en Su­dá­fri­ca. Más allá de re­ti­ra­das de fut­bo­lis­tas his­tó­ri­cos, 14 cam­peo­nes del Mun­do no de­fen­de­rán la es­tre­lla, en­tre ellos Ma­rio Göt­ze.

/ CORDON

Ma­rio Göt­ze, en 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.