Alon­so: “Le Mans es co­mo co­rrer 16 prue­bas de F-1”

El pi­lo­to se adap­ta al co­che y al for­ma­to del Mun­dial de re­sis­ten­cia

El País (Nacional) - - DEPORTES - AN­TO­NIO NIE­TO,

Le Mans es una de esas po­cas ca­rre­ras en las que su le­yen­da es­tá por en­ci­ma de la de cual­quier per­so­na que la co­rra. 24 ho­ras de re­sis­ten­cia que ca­da co­che do­si­fi­ca en­tre tres pi­lo­tos que lu­chan por un bien co­mún: una vic­to­ria de equi­po. No hay si­tio pa­ra la gloria in­di­vi­dual, pe­ro to­do el del mun­do pa­ra el tra­ba­jo en la som­bra. Es­te eco­sis­te­ma plan­tea un ex­tra­ño equi­li­brio pa­ra Fer­nan­do Alon­so. Su pre­sen­cia en Le Mans es ya una atrac­ción que ha agi­ta­do po­si­ti­va­men­te el cam­peo­na­to, se­gún re­co­no­cen en el pad­dock, y al tiem­po él nun­ca ha es­con­di­do su am­bi­ción por lle­nar de tí­tu­los su pal­ma­rés in­di­vi­dual: “Pa­ra ser el me­jor pi­lo­to del mun­do hay dos op­cio­nes”, con­ce­dió ayer el as­tu­riano; “ga­nar ocho Mun­dia­les de F-1, que es im­pro­ba­ble, o com­pe­tir en to­das las dis­ci­pli­nas po­si­bles del mo­tor al ni­vel más al­to”.

Pa­ra co­ro­nar­se en Le Mans sa­be Alon­so que ne­ce­si­ta apren­der en ca­da vuel­ta pa­ra adap­tar­se al com­ple­jo To­yo­ta TS050 Hy­brid an­tes de la ca­rre­ra de ma­ña­na (15.00). El pro­ta­go­nis­mo aho­ra es pa­ra otros, anun­cia Alon­so. La po­le, se­gún el plan de To­yo­ta, es una mi­sión pa­ra los ja­po­ne­ses, “los chi­cos con más ex­pe­rien­cia”. Na­ka­ji­ma en su pro­to­ti­po, el 8, y Ko­ba­yas­hi en el otro, el 7. “Ten­go que es­tu­diar, adap­tar­me. El To­yo­ta Hy­brid es un co­che muy com­pli­ca­do”, asu­mió, con el mono de tra­ba­jo men­tal pues­to.

Esa con­cen­tra­ción, de mo­men­to, le aís­la de to­do lo que ro­dea a una ca­rre­ra en Le Mans, el ba­ño de ma­sas anual en el cen­tro de la ciu­dad. “Le Mans es más exi­gen­te que cual­quier otra ca­rre­ra”, in­di­có. “Son 24 ho­ras, el equi­va­len­te a 16 gran­des pre­mios de Fór­mu­la 1. En 24 ho­ras ha­ré el ca­len­da­rio de to­da la F-1. Ca­da vez que el pi­lo­to se sube al co­che son 600 ki­ló­me­tros. Es co­mo ha­cer dos gran­des pre­mios. Y en la Fór­mu­la 1 te­ne­mos dos se­ma­nas pa­ra re­cu­pe­rar­nos, pe­ro aquí son so­lo cua­tro ho­ras. No hay una ca­rre­ra más du­ra pa­ra la má­qui­na, los me­cá­ni­cos o los pi­lo­tos”.

/ J.-F. MONIER (AFP)

Fer­nan­do Alon­so, en Le Mans.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.