Fo­men­to man­tie­ne blo­quea­da la sa­li­da del ‘Open Arms’ del puer­to de Bar­ce­lo­na

El País (Nacional) - - ESPAÑA - MA­RÍA MAR­TÍN, Ma­drid

Ca­pi­ta­nía Ma­rí­ti­ma des­au­to­ri­za el re­torno del bu­que al Me­di­te­rrá­neo

El bu­que es­pa­ñol Open Arms es­tá atra­ca­do en el puer­to de Bar­ce­lo­na sin au­to­ri­za­ción pa­ra con­ti­nuar su ac­ti­vi­dad de vi­gi­lan­cia y res­ca­te en el Me­di­te­rrá­neo. La Ca­pi­ta­nía Ma­rí­ti­ma del puer­to, de­pen­dien­te del Mi­nis­te­rio de Fo­men­to, ha de­ne­ga­do su re­torno a la zo­na de res­ca­te don­de el año pa­sa­do más de 1.300 mi­gran­tes per­die­ron la vi­da, se­gún la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal pa­ra las Mi­gra­cio­nes (OIM).

El des­pa­cho, fir­ma­do por el ca­pi­tán ma­rí­ti­mo Ja­vier Va­len­cia, enu­me­ra una lar­ga lis­ta de in­cum­pli­mien­tos de con­ve­nios in­ter­na­cio­na­les pa­ra jus­ti­fi­car su de­ci­sión, pe­ro nin­guno de ellos son res­pon­sa­bi­li­dad di­rec­ta del bar­co. La de­ci­sión lle­ga po­cos días des­pués del cuar­to des­em­bar­co del Open Arms en Es­pa­ña que, des­de ju­lio, ha traí­do cer­ca de 450 per­so­nas. El ca­pi­tán ma­rí­ti­mo de­di­ca bue­na par­te de su do­cu­men­to a des­cri­bir la si­tua­ción ac­tual en el Me­di­te­rrá­neo cen­tral, el tra­mo que mi­les de per­so­nas in­ten­tan cru­zar pa­ra lle­gar a Mal­ta o Ita­lia. Am­bos paí­ses ce­rra­ron sus puer­tos a los mi­gran­tes res­ca­ta­dos y de­le­ga­ron su sal­va­men­to a la pre­ca­ria guar­da cos­te­ra li­bia. An­tes del cie­rre de puer­tos es­te ve­rano, bar­cos de res­ca­te co­mo el Open Arms oel Aqua­rius au­xi­lia­ban a los náu­fra­gos y po­dían des­em­bar­car­los en el puer­to mal­tés e ita­liano más pró­xi­mo.

Esa coor­di­na­ción ya no exis­te y el ca­pi­tán así lo re­fle­ja pa­ra jus­ti­fi­car que el Open Arms no de­be vol­ver: “Las au­to­ri­da­des de la zo­na de bús­que­da y res­ca­te en la que ope­ra el bu­que, ni en las con­ti­guas, es­tán coor­di­nan­do las ope­ra­cio­nes. Por el con­tra­rio, o bien las au­to­ri­da­des se es­tán li­mi­tan­do a de­ne­gar el des­em­bar­co o, de­sen­ten­dién­do­se de la coor­di­na­ción”. En con­se­cuen­cia, el bar­co se en­fren­ta a días de es­pe­ra y lar­gas tra­ve­sías, una co­yun­tu­ra que el ca­pi­tán in­ter­pre­ta co­mo in­cum­pli­mien­to. “En la ul­ti­ma ope­ra­ción de sal­va­men­to se vul­ne­ró lo in­di­ca­do res­pec­to a la obli­ga­ción de des­em­bar­car a los náu­fra­gos en un puer­to se­gu­ro lo más cer­cano po­si­ble”, re­pro­cha, en re­fe­ren­cia al res­ca­te en di­ciem­bre de 308 per­so­nas que ni nin­gún otro país eu­ro­peo qui­so acep­tar y que lle­vó a Es­pa­ña a au­to­ri­zar su des­em­bar­co en Al­ge­ci­ras.

La de­ci­sión de la Ca­pi­ta­nía Ma­rí­ti­ma, ya re­cu­rri­da, de­ja a la ONG sin su ac­ti­vi­dad prin­ci­pal. “Pa­ra no­so­tros de­jar­nos en puer­to es co­mo ce­rrar­nos la fun­da­ción”, la­men­ta su fun­da­dor Ós­car Camps. “Es­to es una de­ci­sión po­lí­ti­ca y el ca­pi­tán ma­rí­ti­mo la ha trans­mi­ti­do”, ana­li­za. Fo­men­to no ha que­ri­do dar su ver­sión a es­te pe­rió­di­co.

La Ca­pi­ta­nía Ma­rí­ti­ma man­tie­ne que el bu­que no es­tá au­to­ri­za­do a pres­tar ser­vi­cio en “ope­ra­cio­nes de sal­va­men­to que van acom­pa­ña­das de un trans­por­te con un ele­va­do nú­me­ro de per­so­nas”. La or­ga­ni­za­ción po­ne co­mo ejem­plo en su re­cur­so al pes­que­ro es­pa­ñol Nues­tra Ma­dre Lo­re­to, que pa­só 10 días con 12 mi­gran­tes a bor­do es­pe­ran­do a que le abrie­sen un puer­to. “¿Se le va pe­dir que cum­pla los re­qui­si­tos de un bu­que cru­ce­ro, so­lo por­que ha res­ca­ta­do náu­fra­gos en va­rias oca­sio­nes?”.

/EP

Cam­pa­ña de re­co­gi­da de ro­pa or­ga­ni­za­da por el Open Arms.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.