“Na­po­león de­cía que con 100.000 croa­tas con­quis­ta­ba el mun­do”

El País (País Vasco) - - MUNDIAL 2018 DEPORTES - LA­DIS­LAO J. MOÑINO/JUAN I. IRI­GO­YEN, Mos­cú

Igor Sti­mac, en el cam­po del Derby County, en ma­yo pa­sa­do. “¿Có­mo voy a es­tar?”, di­ce Igor Sti­mac (Met­ko­vi, 50 años); “co­mo to­dos los croa­tas, de pu­ta ma­dre”. Uno de los pi­la­res de la fan­tás­ti­ca ge­ne­ra­ción bal­cá­ni­ca que ter­mi­nó ter­ce­ra en el mun­dial de Fran­cia 1998 char­la con EL PAÍS so­bre el equi­po de Mo­dric y com­pa­ñía, re­fle­xio­na acer­ca de la evo­lu­ción del fút­bol y no se ol­vi­da de In­gla­te­rra, mu­cho me­nos de la pren­sa bri­tá­ni­ca.

Pre­gun­ta. ¿La pren­sa in­gle­sa fa­vo­re­ció más a Croa­cia que a In­gla­te­rra?

Res­pues­ta. In­gla­te­rra nos mo­ti­vó mu­chí­si­mo con su arro­gan­cia, con sus de­cla­ra­cio­nes. Lo que ha­cen siem­pre… Ha­ce unos me­ses no creían en su equi­po, se reían de sus ju­ga­do­res y de su en­tre­na­dor, y des­pués em­pie­zan con eso de que el foot­ball is co­ming ho­me y no sé qué co­sas más. A Croa­cia hay que res­pe­tar­la. Y aho­ra es la opor­tu­ni­dad pa­ra de­cir­les: gra­cias, ami­gos. Pe­ro hay al­go que no en­tien­do. P. ¿Qué es? R.¿Por qué creían que le iban a ga­nar a Croa­cia fá­cil­men­te? Si en to­dos los as­pec­tos del fút­bol de hoy éra­mos su­pe­rio­res. In­gla­te­rra te­nía un equi­po jo­ven, sin ex­pe­rien­cia, que es­ta­ba en una se­mi­fi­nal de un Mun­dial. Los 11 que em­pe­za­ron el par­ti­do fren­te a Croa­cia su­man 19 tí­tu­los; el 11 de Croa­cia, 86, en­tre ellos, nue­ve Cham­pions.

P. Us­ted ju­gó en In­gla­te­rra mu­chos años. ¿Fue al­go más de la pren­sa que del equi­po?

R. Ellos no dan im­por­tan­cia a los con­tra­rios. Creían que Croa­cia no po­día co­rrer. No se en­te­ran de la gen­te con la que van a com­pe­tir, de su cul­tu­ra.

P. ¿Có­mo es esa cul­tu­ra?

R. El croa­ta es el me­jor lu­cha­dor del mun­do. Por eso he­mos so­bre­vi­vi­do tan­tos años. Cuan­do to­do el mun­do se va pa­ra aba­jo, no­so­tros nos va­mos pa­ra arri­ba. A mo­rir, nun­ca. A de­cir bas­ta, nun­ca. Así so­mos, esa es nues­tra tra­di­ción. Cuan­do un croa­ta se po­ne la ca­mi­se­ta de su se­lec­ción, el mun­do cam­bia. ¿Sa­béis lo que di­jo Na­po­león? Dad­me 100.000 croa­tas y con­quis­to el mun­do.

P. ¿Han apren­di­do a adap­tar­se a cual­quier co­yun­tu­ra?

R. No te­ne­mos un lu­gar pa­ra en­tre­nar, la se­lec­ción no tie­ne su es­ta­dio. Más del 90% de los in­gre­sos de los equi­pos de nues­tra li­ga pro­vie­nen de la ven­ta de ju­ga­do­res. No hay pa­tro­ci­na­do­res, no hay di­ne­ro de la te­le, no hay na­da. P. En­ton­ces, ¿qué tie­nen? R. Hay ta­len­to y en­tre­na­do­res. Na­da más. Las gran­des po­ten­cias in­vier­ten mi­llo­nes en cam­pos, ana­lis­tas… El fút­bol es un jue­go ¿De dón­de vie­nen los me­jo­res ju­ga­do­res? ¿De los ri­cos? Vie­nen de los lu­ga­res don­de no hay na­da, ahí es don­de es­tá el ta­len­to. En las gran­des ciu­da­des, don­de los chi­cos es­tán con la Pla­yS­ta­tion y las compu­tado­ras no hay fút­bol. Y Croa­cia, gra­cias a Dios, to­da­vía no tie­ne na­da. El fút­bol es de los po­bres. ¿Cuán­tos ju­ga­do­res sa­lie­ron del Bar­ce­lo­na en los úl­ti­mos 10 años? ¿Des­pués de Mes­si? Uno o dos. ¿Y cuán­to di­ne­ro in­vier­ten? Ha­cen sus es­cue­las por to­do el mun­do pa­ra co­brar, no pa­ra ha­cer ju­ga­do­res. La ló­gi­ca de los equi­pos gran­des, co­mo el Ma­drid y el Man­ches­ter, no es in­ver­tir en la pro­duc­ción, no tie­nen tiem­po en es­pe­rar ju­ga­do­res. Pro­du­cen los po­bres: Croa­cia, Áfri­ca, Ar­gen­ti­na, Brasil…

P. ¿Era de­ma­sia­do utó­pi­co ima­gi­nar a Croa­cia en la fi­nal?

R. Es una lo­cu­ra de­cir que es­pe­rá­ba­mos es­to, pe­ro sí creía­mos que te­nía­mos mu­cha ca­li­dad y que po­día­mos lle­gar le­jos. Le ga­na­mos bien a Ni­ge­ria, de una ma­ne­ra im­pre­sio­nan­te a Ar­gen­ti­na y en el ter­cer par­ti­do mos­tra­mos al mun­do que po­día­mos ga­nar con su­plen­tes.

P. En la fa­se de eli­mi­na­to­rias les cos­tó más.

R. Tu­vi­mos más di­fi­cul­ta­des. Pa­ra no­so­tros eran ri­va­les muy du­ros. P. ¿Por qué? R. A Croa­cia no le gus­ta ju­gar con equi­pos que se de­fien­den con dos lí­neas en blo­que y te ha­cen cin­co con­tra­gol­pes por par­ti­do. A

“En la se­mi­fi­nal, In­gla­te­rra nos mo­ti­vó mu­chí­si­mo con su arro­gan­cia” “¿De dón­de vie­nen los me­jo­res? Vie­nen de los lu­ga­res don­de no hay na­da”

TER­CER Y CUAR­TO PUES­TO Ali­re­za Fa­qa­ni (Irán) Croa­cia le gus­ta ju­gar, to­car. Y, hay que de­cir la ver­dad, Ru­sia eli­mi­nó a Es­pa­ña y eso nos abrió la puer­ta de una ma­ne­ra im­pre­sio­nan­te. No hu­bie­se si­do lo mis­mo ju­gar con­tra Es­pa­ña.

P. Fran­cia tam­bién pue­de ce­der­les la ini­cia­ti­va.

R. Es un equi­po di­fe­ren­te. El más fuer­te del cam­peo­na­to. Tie­ne 23 ju­ga­do­res muy bue­nos. Tie­ne ju­ven­tud, ex­pe­rien­cia, ra­pi­dez, téc­ni­ca. Te­ne­mos que es­tar tran­qui­los y ha­cer nues­tro jue­go.

P. ¿En­cuen­tra si­mi­li­tu­des en­tre la Fran­cia del 98 con la de es­te Mun­dial?

R. El fút­bol cam­bió mu­cho. To­dos los equi­pos eran muy fuer­tes en­ton­ces. Nues­tra ge­ne­ra­ción era muy bue­na tam­bién: Su­ker, Bo­ban, Pro­si­nec­ki, Jar­ni, Sta­nic, Bi­lic, yo… Creo que los equi­pos de nues­tro Mun­dial, el de Fran­cia, eran me­jo­res que los de hoy. P. ¿Téc­ni­ca o fí­si­ca­men­te? R. Téc­ni­ca­men­te y fí­si­ca­men­te. Cuan­do re­cuer­do esa Fran­cia, ese Brasil… Ha­bía mu­cha ca­li­dad en esos equi­pos.

P. Su ge­ne­ra­ción tu­vo mu­cho mé­ri­to, en­ton­ces.

R. Yo es­toy se­gu­ro de que ju­gar an­te la Ru­ma­nia de Ha­gi e Ilie era mu­cho más pe­li­gro­so que es­ta Di­na­mar­ca que so­lo tie­ne a Erik­sen. La Ale­ma­nia del 98 era mu­cho más fuer­te que es­ta Ru­sia. ¿Qué de­cir de In­gla­te­rra? Lle­ga­ron a las se­mi­fi­na­les por­que ya no es­ta­ban ni Ar­gen­ti­na ni Ale­ma­nia ni Brasil… Tam­po­co es­tán Ita­lia y Ho­lan­da. Da­me un equi­po de es­te Mun­dial que le pue­da com­pe­tir a la Ho­lan­da del 98.

P. ¿Mo­dric es el me­jor ju­ga­dor de la his­to­ria de Croa­cia?

R. Cla­ro que sí. Sin nin­gu­na du­da. Pre­gún­te­le a Su­ker, a Bo­ban, a quien quie­ras. To­dos di­cen lo mis­mo. Es­pe­ra­mos que el Ba­lón de Oro ter­mi­ne en sus ma­nos. mun­do. In­gla­te­rra lle­gó has­ta don­de pu­do; Bél­gi­ca has­ta don­de la de­jó Fran­cia. “Te­ne­mos que vol­ver a es­tar en­tre las 10 se­lec­cio­nes más im­por­tan­tes del mun­do. Bus­ca­mos cons­truir un sis­te­ma, al­go que ya ha em­pe­za­do en las ca­te­go­rías in­fe­rio­res (cam­peón del mun­do sub 17 y sub 20, en 2017) y ne­ce­si­ta­mos se­guir pro­gre­san­do en la ab­so­lu­ta”, ase­gu­ró South­ga­te en la pre­via del due­lo an­te Bél­gi­ca por el ter­cer pues­to.

“He­mos lle­va­do el ni­vel de jue­go a una di­men­sión dis­tin­ta en la his­to­ria del fút­bol bel­ga”, apun­tó Ro­ber­to Mar­tí­nez, que bus­ca­rá lle­var a los su­yos a un ter­cer pues­to his­tó­ri­co.

Bél­gi­ca ya ha­ce tiem­po que se rein­ven­tó. Con dis­tin­tos es­ti­los, bel­gas e in­gle­ses mi­ran abra­zan con optimismo al fu­tu­ro.

/ MB ME­DIA (GETTY IMAGES)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.