Le Pen ce­le­bra el as­cen­so “es­pec­ta­cu­lar” del par­ti­do de Abas­cal

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - JO­SÉ MAR­COS, MARC BASSETS,

El pre­si­den­te del Go­bierno, Pe­dro Sán­chez, cul­pó ayer del au­ge de Vox a la de­re­cha es­pa­ño­la y a su “fal­ta de pro­yec­to po­lí­ti­co”, y ala­bó, en con­tras­te, el gran pac­to ce­rra­do en Sue­cia en­tre con­ser­va­do­res y so­cial­de­mó­cra­tas pa­ra ais­lar a la ul­tra­de­re­cha.

En di­ciem­bre, los so­cia­lis­tas eu­ro­peos mos­tra­ron en Lis­boa su preo­cu­pa­ción por un po­si­ble acuer­do en­tre los par­ti­dos con­ser­va­do­res sue­cos y la for­ma­ción de ul­tra­de­re­cha De­mó­cra­tas de Sue­cia, lo que ha­ría per­der el po­der a los so­cial­de­mó­cra­tas en ese país. Esa ame­na­za se aca­ba de con­ju­rar gra­cias a un pac­to en­tre el Go­bierno so­cial­de­mó­cra­ta y dos par­ti­dos con­ser­va­do­res pa­ra ais­lar a los ul­tras.

“Gran ejer­ci­cio de res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra fre­nar el avan­ce de la ul­tra­de­re­cha del que otros de­be­rían apren­der”, ce­le­bró ayer Sán­chez en un tuit an­tes del mi­tin en el que pre­sen­tó la can­di­da­tu­ra de Luis Tu­dan­ca a la pre­si­den­cia de Cas­ti­lla y León en ma­yo, al que asis­tie­ron unas mil per­so­nas. Sán­chez pi­dió en un mi­tin en Bur­gos al PP y a Ciu­da­da­nos que vo­ten a fa­vor de los Pre­su­pues­tos o al me­nos ac­ce­dan a abs­te­ner­se pa­ra fa­ci­li­tar su apro­ba­ción. La pe­ti­ción del je­fe del Eje­cu­ti­vo lle­gó la vís­pe­ra de la en­tre­ga en el Con­gre­so del pro­yec­to de ley de las cuen­tas pú­bli­cas pa­ra 2019.

El apo­yo del cen­tro­de­re­cha al pri­mer mi­nis­tro sue­co, Ste­fan Löf­ven, pa­ra que re­pi­ta man­da­to con­tras­ta con el acuer­do que ha­rá po­si­ble es­ta se­ma­na el cam­bio de go­bierno en An­da­lu­cía tras 36 años inin­te­rrum­pi­dos del PSOE al fren­te de la Jun­ta.

“Es­tos días, en Sue­cia las de­re­chas nor­ma­les, ci­vi­li­za­das, han pac­ta­do y he­cho pre­si­den­te al so­cial­de­mó­cra­ta. To­do lo con­tra­rio de lo que ha pa­sa­do aquí”, in­ci­dió Tu­dan­ca en su in­ter­ven­ción en re­fe­ren­cia al acuer­do a tres ban­das en An­da­lu­cía. Prue­ba de la im­por­tan­cia que otor­ga Sán­chez a la con­ti­nui­dad de su co­le­ga nórdico fue su par­ti­ci­pa­ción en un ac­to de la cam­pa­ña sue­ca el pa­sa­do sep­tiem­bre.

El PP quie­re ex­por­tar sus acuer­dos con Vox y Ciu­da­da­nos a otras re­gio­nes co­mo Ma­drid y la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na tras las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas y mu­ni­ci­pa­les de ma­yo. Mien­tras, el par­ti­do de Al­bert Rivera in­sis­te en que no tie­ne nin­gu­na re­la­ción con ls ul­tra­de­re­chis­tas, pe­se a las crí­ti­cas de Ma­nuel Valls, as­pi­ran­te en Bar­ce­lo­na que en­ca­be­za una pla­ta­for­ma elec­to­ral de la mano de Ciu­da­da­nos.

Las cuen­tas del Es­ta­do

Sán­chez pi­dió a los par­ti­dos con­ser­va­do­res que fa­ci­li­ten la apro­ba­ción de los Pre­su­pues­tos del Es­ta­do, cu­yas prin­ci­pa­les lí­neas se pre­sen­ta­ron el vier­nes. “Al PP y Ciu­da­da­nos les pi­do que se abs­ten­gan o vo­ten a fa­vor de unos Pre­su­pues­tos que son bue­nos pa­ra la ma­yo­ría de es­te país”, di­jo, pa­ra aña­dir que “ser pa­trio­ta no es gri­tar ¡vi­va Es­pa­ña!, sino tra­ba­jar to­dos los días pa­ra que en Es­pa­ña se vi­va me­jor”. “Los es­pa­ño­les no en­ten­de­rán que la opo­si­ción vo­te en con­tra de unos Pre­su­pues­tos so­cia­les que no de­jan a na­die atrás”, abun­dó.

El pre­si­den­te acu­só al PP de “abra­zar sin nin­gún ti­po de ru­bor” el ar­gu­men­ta­rio de Vox. El re­sul­ta­do se­ría su le­gi­ti­ma­ción por una par­te del elec­to­ra­do que no dis­tin­gui­ría en­tre los dis­cur­sos de los par­ti­dos de de­re­cha. “De­mues­tra que ellos son, y na­die más que ellos, los res­pon­sa­bles del cre­ci­mien­to de la ul­tra­de­re­cha en nues­tro país”, sen­ten­ció Sán­chez, quien iden­ti­fi­có el pro­yec­to de Vox con el de la “Es­pa­ña en blan­co y ne­gro”; es­to es, con el de la dic­ta­du­ra de Fran­co.

Ape­nas 500 me­tros se­pa­ra­ron el ac­to so­cia­lis­ta, que co­men­zó con ca­si una ho­ra de re­tra­so, del que Vox ha­bía con­vo­ca­do tam­bién a me­dio­día en Bur­gos. La cer­ca­nía en­tre las ci­tas or­ga­ni­za­das por dos par­ti­dos con pro­yec­tos tan di­fe­ren­tes se pal­pa­ba en el am­bien­te y en to­das las con­ver­sa­cio­nes. El des­plie­gue de se­gu­ri­dad fue no­ta­ble, con una de­ce­na de fur­go­nes de la Po­li­cía Na­cio­nal.

Ja­vier Or­te­ga Smith, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Vox, til­dó de “ile­gí­ti­mo” y “oku­pa” al pre­si­den­te en un ac­to que con­gre­gó a más de 700 per­so­nas. To­da una ad­ver­ten­cia al PP, que te­me la fu­ga de su elec­to­ra­do más con­ser­va­dor en al­gu­nos de sus prin­ci­pa­les ca­la­de­ros de vo­tos, co­mo Cas­ti­lla y León y Ma­drid. Ma­ri­ne Le Pen, pre­si­den­ta del par­ti­do Rea­gru­pa­mien­to Na­cio­nal (RN), su­ce­sor de la for­ma­ción de la vie­ja ex­tre­ma de­re­cha fran­ce­sa, el Fren­te Na­cio­nal, ce­le­bra el as­cen­so de Vox en Es­pa­ña y asu­me el pac­to del par­ti­do de San­tia­go Abas­cal pa­ra apo­yar al nue­vo Go­bierno an­da­luz del PP. “Si se tra­ta de arran­car An­da­lu­cía a los so­cia­lis­tas, no creo que re­sul­te cho­can­te”, di­jo ayer Le Pen en Pa­rís. “Ha re­gis­tra­do subidas es­pec­ta­cu­la­res. Es­toy con­ven­ci­da de que ten­drá re­pre­sen­tan­tes en el Par­la­men­to Eu­ro­peo y, evi­den­te­men­te, me ale­gro”, aña­dió.

Con la en­tra­da de Vox en el Par­la­men­to an­da­luz, Es­pa­ña ha de­ja­do de ser uno de los po­cos paí­ses eu­ro­peos don­de la ul­tra­de­re­cha era mar­gi­nal y ex­tra­par­la­men­ta­ria. Pa­ra el RN, es una bue­na no­ti­cia en­con­trar un alia­do po­ten­cial en Es­pa­ña. An­te las elec­cio­nes eu­ro­peas de ma­yo, un buen re­sul­ta­do de Vox po­dría re­for­zar la fac­ción de la de­re­cha na­cio­na­lis­ta en la Eu­ro­cá­ma­ra. Ayer, du­ran­te un mi­tin en Pa­rís pa­ra lan­zar la cam­pa­ña de las eu­ro­peas, va­rios lí­de­res del RN, in­clui­da Le Pen, de­cla­ra­ron a EL PAÍS su sa­tis­fac­ción por la subida del par­ti­do es­pa­ñol, pe­ro re­cal­ca­ron que has­ta pa­sa­das las eu­ro­peas no se con­cre­ta­rán las alian­zas par­la­men­ta­rias.

“Te­ne­mos ex­ce­len­tes re­la­cio­nes”, di­jo el eu­ro­dipu­tado del RN Ni­co­las Bay. “Yo ten­go des­de ha­ce años una re­la­ción re­gu­lar con San­tia­go Abas­cal, he­mos man­te­ni­do reunio­nes. De­seo que po­da­mos tra­ba­jar jun­tos en el Par­la­men­to Eu­ro­peo. Te­ne­mos una vi­sión co­mún de la Eu­ro­pa de las na­cio­nes. Es­ta­mos ape­ga­dos a la uni­dad na­cio­nal fran­ce­sa, del mis­mo mo­do que Vox es­tá ape­ga­do a la uni­dad na­cio­nal es­pa­ño­la. Y nos opo­ne­mos a la in­mi­gra­ción ma­si­va”, aña­dió.

/ SAN­TI OTE­RO (EFE)

Pe­dro Sán­chez, du­ran­te su in­ter­ven­ción en el ac­to del PSOE ayer en Bur­gos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.