El ma­yor cen­tro co­mer­cial de Eu­ro­pa en­ca­lla en Va­len­cia

La Ge­ne­ra­li­tat se dis­po­ne a re­cha­zar por se­gun­da vez In­tu Me­di­te­rra­ni, una in­ver­sión que no en­ca­ja en su mo­de­lo

El País (País Vasco) - - ECONOMÍA Y TRABAJO - IG­NA­CIO ZA­FRA,

El es­ce­na­rio del nau­fra­gio del ma­yor cen­tro co­mer­cial pro­yec­ta­do en Es­pa­ña y, se­gún sus pro­mo­to­res, en Eu­ro­pa, se ex­tien­de a lo lar­go de un mi­llón de me­tros cua­dra­dos de pi­nos, al­ga­rro­bos y ar­bus­tos, en un te­rreno si­tua­do a po­cos ki­ló­me­tros de Va­len­cia. La cons­truc­ción del com­ple­jo In­tu Me­di­te­rra­ni, una in­ver­sión ci­fra­da en 860 mi­llo­nes de eu­ros, fue re­cha­za­da por el Go­bierno va­len­ciano en 2016 des­pués de una lar­ga tra­mi­ta­ción ad­mi­nis­tra­ti­va. Y la se­gun­da ver­sión del pro­yec­to, pre­sen­ta­da en ju­lio, tie­ne el as­pec­to de ir a co­rrer la mis­ma suer­te.

Sus im­pul­so­res re­cla­man 300 mi­llo­nes de in­dem­ni­za­ción, por el cos­te de los te­rre­nos ya ad­qui­ri­dos y la pér­di­da de fu­tu­ras ga­nan­cias, y de­nun­cian que la Ge­ne­ra­li­tat es­tá desa­rro­llan­do “nor­ma­ti­va ad hoc” pa­ra im­pe­dir la obra. El Eje­cu­ti­vo de coa­li­ción que pre­si­de el so­cia­lis­ta Xi­mo Puig lo nie­ga, pe­ro sus di­ri­gen­tes, so­bre to­do los de Com­pro­mís, ad­mi­ten que el ma­cro­es­pa­cio es­tá en las an­tí­po­das de su mo­de­lo de co­mer­cio y de sos­te­ni­bi­li­dad am­bien­tal.

In­tu es una com­pa­ñía in­mo­bi­lia­ria bri­tá­ni­ca que co­ti­za en la Bol­sa de Lon­dres y ges­tio­na 20 cen­tros co­mer­cia­les en Reino Uni­do. En Es­pa­ña es pro­pie­ta­ria de otros tres: Puer­to Ve­ne­cia, en Za­ra­go­za; Ma­drid Xa­na­dú e In­tu As­tu­rias. Se dis­po­ne a ini­ciar las obras de un cuar­to cen­tro en To­rre­mo­li­nos (Má­la­ga) y pla­nea le­van­tar otro en Vi­go (Pon­te­ve­dra).

Con 375.000 me­tros cua­dra­dos edi­fi­ca­dos, el pro­yec­to de In­tu Me­di­te­rra­ni en Pa­ter­na, Va­len­cia, se­ría, si lle­ga a cons­truir­se, el ma­yor de to­dos: 300 lo­ca­les co­mer­cia­les, 80 ba­res y res­tau­ran­tes, un la­go na­ve­ga­ble, una pis­ta de hie­lo y otra de es­quí ar­ti­fi­cial (sin nieve), una no­ria, un acua­rio, un ro­có­dro­mo y, pro­ba­ble­men­te, un ho­tel, en­vuel­tos por un jar­dín. La pri­me­ra ver­sión del pro­yec­to, que el Go­bierno au­to­nó­mi­co del PP pro­mo­vió en la an­te­rior le­gis­la­tu­ra pe­ro no tu­vo tiem­po de apro­bar, era aún ma­yor: pre­veía una su­per­fi­cie cons­trui­da de 500.000 me­tros cua­dra­dos y con­tem­pla­ba, ade­más, vi­vien­das, que han des­pa­re­ci­do en el plan ac­tual.

Las di­men­sio­nes co­lo­sa­les for­man par­te de la fór­mu­la que Sal­va­dor Are­ne­re, con­se­je­ro de In­tu Es­pa­ña, con­si­de­ra idó­nea pa­ra ha­cer fren­te al au­men­to de las ven­tas por In­ter­net. “El mo­de­lo con­ven­cio­nal de cen­tro co­mer­cial, una ca­ja de za­pa­tos de hor­mi­gón, ce­rra­da, con cue­vas, sin luz y sin es­pa­cio es­tá su­frien­do mu­cho en Es­ta­dos Uni­dos, en Reino Uni­do y aquí. No­so­tros va­mos a un for­ma­to nue­vo; ha­ce­mos lo que po­de­mos lla­mar un es­pa­cio de ocio y de co­mer­cio. Si vas a vi­vir una ex­pe­rien­cia, a pa­sar un día con la fa­mi­lia, a lo me­jor no com­pras on li­ne”, di­ce Are­ne­re, quien ase­gu­ra que Puer­to Ve­ne­cia lle­va a Za­ra­go­za a com­pra­do­res de Llei­da, Pam­plo­na, Lo­gro­ño y Gua­da­la­ja­ra.

La em­pre­sa cal­cu­la que In­tu Me­di­te­rra­ni da­ría tra­ba­jo a 5.000 per­so­nas una vez abier­to, y a otras 3.000 du­ran­te su cons­truc­ción. Di­ver­sos di­ri­gen­tes de la Ge­ne­ra­li­tat, em­pe­zan­do por la vi­ce­pre­si­den­ta, Mó­ni­ca Ol­tra, creen, en cam­bio, que a me­dio pla­zo el ma­cro­cen­tro des­trui­ría un nú­me­ro de em­pleos su­pe­rior en el pe­que­ño co­mer­cio. Y ad­vier­ten de que el área me­tro­po­li­ta­na de Va­len­cia ya pre­sen­ta una sa­tu­ra­ción de cen­tros co­mer­cia­les, co­mo se­ña­ló la con­sul­to­ra Agui­rre New­man en un in­for­me de 2016. Ol­tra con­si­de­ra, ade­más, que In­tu Me­di­te­rra­ni se pa­re­ce a otros pro­yec­tos de di­men­sio­nes des­me­di­das que pro­li­fe­ra­ron an­tes de la cri­sis en la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na pa­ra es­tre­llar­se des­pués de ha­ber al­te­ra­do pa­ra­jes na­tu­ra­les de for­ma irre­ver­si­ble.

La pri­me­ra ver­sión del cen­tro co­mer­cial fue tum­ba­da en 2016 por­que, se­gún la Ge­ne­ra­li­tat, no res­pe­ta­ba la dis­tan­cia le­gal de 100 me­tros res­pec­to a la au­to­vía CV-35. Ha­ce unos días, el Eje­cu­ti­vo au­to­nó­mi­co en­vió una no­ti­fi­ca­ción al Ayun­ta­mien­to de Pa­ter­na in­di­can­do que tal cir­cuns­tan­cia no ha cam­bia­do en el se­gun­do pro­yec­to, lo que vuel­ve a si­tuar­lo al bor­de de la inad­mi­sión. In­tu man­tie­ne que sus dos pla­nea­mien­tos res­pe­tan la nor­ma­ti­va de ca­rre­te­ras y re­cla­ma en los tri­bu­na­les, por el re­cha­zo del pri­mer pro­yec­to, una in­dem­ni­za­ción de 300 mi­llo­nes en con­cep­to de "que­bran­to eco­nó­mi­co y lu­cro ce­san­te". Ade­más, el pa­sa­do vier­nes la com­pa­ñía anun­cia­ba que se plan­tea pa­sar de la vía ad­mi­nis­tra­ti­va a la pe­nal y sus equi­pos le­ga­les es­tu­dian si “las su­ce­si­vas tra­bas im­pues­tas por la Ad­mi­nis­tra­ción” cons­ti­tu­yen pre­va­ri­ca­ción ad­mi­nis­tra­ti­va o fal­se­dad do­cu­men­tal.

Al­cal­des con­tra el com­ple­jo

El cen­tro co­mer­cial se en­fren­ta a la tra­mi­ta­ción de dos nor­mas que si se aprue­ban lo ha­rán in­via­ble. La pri­me­ra li­mi­ta­rá a 120.000 me­tros cua­dra­dos el ta­ma­ño má­xi­mo de una su­per­fi­cie co­mer­cial. La se­gun­da in­clu­ye los te­rre­nos de In­tu en el Plan de Or­de­na­ción de Re­cur­sos del cer­cano Par­que Na­tu­ral del Tu­ria. “Cuan­do com­pra­mos el sue­lo ya mi­ra­mos que no tu­vie­ra nin­gu­na afec­ción. Eso fue co­rro­bo­ra­do du­ran­te la tra­mi­ta­ción ad­mi­nis­tra­ti­va por tro­pe­cien­tos in­for­mes am­bien­ta­les. Y aho­ra se in­ven­tan es­to. Es­ta­mos con­fun­di­dos, preo­cu­pa­dos, atur­di­dos y ca­brea­dos. No tie­ne nin­gún sen­ti­do lo que es­tá pa­san­do”, la­men­ta Are­ne­re. La Con­se­je­ría de Eco­no­mía y Co­mer­cio y la de Me­dio Am­bien­te, am­bas di­ri­gi­das por Com­pro­mís, ase­gu­ran que em­pe­za­ron a tra­mi­tar las nor­mas en 2016, an­tes de que la com­pa­ñía pre­sen­ta­ra el pro­yec­to que aho­ra es­tá so­bre la me­sa.

La re­la­ción en­tre la em­pre­sa y la Ge­ne­ra­li­tat ha ido co­bran­do as­pe­re­za. El di­rec­tor ge­ne­ral de Co­mer­cio, Nat­xo Cos­ta, es­cri­bió en di­ciem­bre en Twit­ter: “In­tu go ho­me”. Y la em­pre­sa ha re­la­cio­na­do el tra­to que es­tá re­ci­bien­do con la caí­da de la in­ver­sión ex­tran­je­ra. El asun­to ha ge­ne­ra­do fric­cio­nes en el Con­sell de la Ge­ne­ra­li­tat, don­de el PSPV-PSOE ha re­pro­cha­do a Com­pro­mís, es­pe­cial­men­te, el tono. Di­vi­de a los em­pre­sa­rios, con la pa­tro­nal a fa­vor y las fe­de­ra­cio­nes del pe­que­ño co­mer­cio en con­tra. Y en­fren­ta a Pa­ter­na, cu­yo al­cal­de, el so­cia­lis­ta Juan An­to­nio Sa­gre­do, es un gran de­fen­sor del com­ple­jo, con otros mu­ni­ci­pios cer­ca­nos, que han apro­ba­do mo­cio­nes opo­nién­do­se al ma­cro­cen­tro co­mer­cial.

El pro­yec­to se en­fren­ta a dos nue­vas nor­mas que lo ha­rían in­via­ble

Los im­pul­so­res re­cla­man

300 mi­llo­nes y se plan­tean la vía pe­nal

El asun­to ha ge­ne­ra­do fric­cio­nes en el seno del Go­bierno re­gio­nal

Re­crea­ción in­fo­grá­fi­ca del com­ple­jo In­tu Me­di­te­rra­ni en Va­len­cia.

/ MÒ­NI­CA TO­RRES

Vis­ta de los te­rre­nos de Pa­ter­na (Va­len­cia) don­de se pro­yec­ta el ma­cro­cen­tro co­mer­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.