Otra de ro­ma­nos, pe­ro es­ta vez di­fe­ren­te

Mo­vis­tar + es­tre­na­rá en pri­ma­ve­ra ‘Jus­to an­tes de Cris­to’, en la que co­la­bo­ran Bor­ja Co­bea­ga y Na­cho Vi­ga­lon­do

El País (País Vasco) - - PANTALLAS - ÁL­VA­RO P. RUIZ DE EL­VI­RA,

En el po­lí­gono de Co­bo Ca­lle­ja, en la lo­ca­li­dad ma­dri­le­ña de Fuen­la­bra­da, se ha le­van­ta­do un cam­pa­men­to mi­li­tar ro­mano que re­sis­te la ex­pan­sión de los múl­ti­ples co­mer­cios chi­nos allí asen­ta­dos. Los es­tu­dios Ela­me­dia, si­tos en el po­lí­gono, han aco­gi­do el ro­da­je si­mul­tá­neo de dos tem­po­ra­das de Jus­to an­tes de Cris­to, una co­me­dia de ro­ma­nos crea­da por Pe­pón Mon­te­ro y Juan Mai­da­gán —el dúo res­pon­sa­ble de Plu­tón B.R.B Ne­ro y guio­nis­tas de Ca­me­ra ca­fé— que Mo­vis­tar + es­tre­na­rá en pri­ma­ve­ra.

Ju­lián Ló­pez, Xosé A. Tou­ri­ñán y Ce­ci­lia Frei­re en­ca­be­zan un am­plio re­par­to en el que coin­ci­den nom­bres de aque­llas dos se­ries co­mo los de Fer­nan­do Ca­yo y Ma­no­lo So­lo. Bor­ja Co­bea­ga y Na­cho Vi­ga­lon­do se han re­par­ti­do a par­tes igua­les la di­rec­ción de la mi­tad de los 12 epi­so­dios pre­vis­tos.

To­do co­men­zó con unas gra­ba­cio­nes ca­se­ras de gags so­bre ro­ma­nos. De ahí se pa­só a un pro­yec­to que na­die qui­so y que, tras mu­chos años en un ca­jón, aca­bó gus­tan­do a Mo­vis­tar +. “Lle­va­mos otro pro­yec­to. Nos di­je­ron que no era el mo­men­to, que si te­nía­mos al­go más... Re­cor­da­mos que te­nía­mos es­to en un ca­jón; no es que ten­ga­mos mil co­sas. Lo lle­va­mos y, pa­ra nues­tra sor­pre­sa, al día si­guien­te nos di­je­ron: ‘Va­mos a desa­rro­llar­la”, ex­pli­ca Mon­te­ro du­ran­te una pa­ra­da del ro­da­je. “La re­la­ción ha si­do muy bue­na, les ha ido gus­tan­do ca­da vez más. No nos han to­ca­do una co­ma ni en el cas­ting ni na­da. Ben­di­go ca­da día. Es­tá­ba­mos abo­ca­dos a es­tar en es­ta ca­sa ya”, aña­de.

En un lu­gar irre­le­van­te de Tra­cia, el jo­ven no­ble ro­mano Ma­nio (Ló­pez) pa­sa sus días, cas­ti­ga­do por co­bar­de con un des­tino mi­li­tar le­jos de to­do. Le acom­pa­ña su fiel es­cla­vo y me­jor ami­go Ago­ras­to­cles (Tou­ri­ñán). La sie­rra de Guadarrama y una cueva en Gua­da­la­ja­ra se­rán Tra­cia en la pan­ta­lla, pe­ro el cam­pa­men­to ha si­do re­crea­do en el pla­tó con to­do lu­jo de de­ta­lles. “Bá­si­ca­men­te, es Ju­lián Ló­pez pa­sán­do­las pu­tas, me­tién­do­se en líos”, iro­ni­za Co­bea­ga.

El equi­po ar­tís­ti­co via­jó a los es­tu­dios Ci­ne­cit­ta de Ro­ma y al­qui­ló pa­ra la gra­ba­ción ob­je­tos usa­dos en pe­lí­cu­las y se­ries co­mo Gla­dia­tor, Ro­ma, Cleo­pa­tra o Yo, Clau­dio. “Ci­ne­cit­ta es co­mo el gran su­per­mer­ca­do del ci­ne de gla­dia­do­res”, apun­ta el co­di­rec­tor. “Por mu­cho que los diá­lo­gos sean muy alo­ca­dos y las si­tua­cio­nes muy des­ca­be­lla­das, as­pec­tos co­mo la am­bien­ta­ción, la fo­to­gra­fía o la ca­rac­te­ri­za­ción ti­ran to­tal­men­te ha­cia el rea­lis­mo. Se no­ta que los crea­do­res han he­cho mu­cha co­me­dia y sa­ben que cuan­to más rea­lis­ta, más gra­cia va a ha­cer”, pro­si­gue Co­bea­ga.

De lo que no quie­ren oír ha­blar en el ro­da­je es de re­fe­ren­cias co­mo As­té­rix o La vi­da de Brian. “Va­mos más allá de los sket­ches con tú­ni­cas”, in­ci­de el di­rec­tor. “Se pa­re­ce más a M.A.S.H. [la pe­lí­cu­la de Ro­bert Alt­man y la se­rie de ella de­ri­va­da so­bre un cam­pa­men­to mé­di­co es­ta­dou­ni­den­se en la Gue­rra de Co­rea] que a otra co­sa. Ahí la se­rie trans­cu­rría en una gue­rra, pe­ro al fon­do. Aquí pa­sa un po­co lo mis­mo. Se es­tá fra­guan­do una ba­ta­lla en­tre Mar­co An­to­nio y Oc­ta­vio por el po­der, y nues­tros pro­ta­go­nis­tas es­tán al fon­do. Ni si­quie­ra son se­cun­da­rios; son ter­cia­rios en un lu­gar con muy po­ca épi­ca”, abun­da. Co­bea­ga tam­bién apun­ta ha­cia el ci­ne: “Es co­mo si Ber­lan­ga hu­bie­se he­cho una pe­lí­cu­la en un cam­pa­men­to ro­mano”.

“Al prin­ci­pio, iba a ser una sit­com de es­ti­lo M.A.S.H., co­mo di­ce Bor­ja, pa­ra que du­ra­ra tem­po­ra­das y tem­po­ra­das. Aho­ra, las he­mos he­cho cor­ti­tas, con un ar­co ar­gu­men­tal pa­ra ca­da tem­po­ra­da, aun­que los epi­so­dios sean au­to­con­clu­si­vos. Si ve­mos que al­go re­cuer­da a al­go, pro­cu­ra­mos evi­tar­lo”, com­ple­ta Mon­te­ro.

Ju­lián Ló­pez (de­re­cha) y Xosé A. Tou­ri­ñán, en un epi­so­dio de Jus­to an­tes de Cris­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.