EL PO­DIO TU CIU­DAD ES TU AMI­GA

/

El País - Retina - - Cargando… - Por Ma­riano Ahi­ja­do Fo­to­gra­fía de Án­gel Sánchez

Di­fe­ren­ciar en­tre un te­lé­fono y un smartp­ho­ne re­sul­ta ca­da vez más es­té­ril. Con las ciu­da­des pa­sa­rá al­go si­mi­lar. El con­cep­to smart city tal vez sue­ne le­jano pe­ro es muy plau­si­ble. Ac­cio­nes tan co­ti­dia­nas co­mo mi­rar cuán­to tar­da en pa­sar el au­to­bús, que un le­tre­ro de led in­di­que las pla­zas dis­po­ni­bles en un par­king o que un con­te­ne­dor de ba­su­ra avi­se cuán­do es­tá lleno in­di­can que la ciu­dad se com­por­ta de ma­ne­ra in­te­li­gen­te. “El ciu­da­dano es una par­te fun­da­men­tal. Se be­ne­fi­cia y al mis­mo tiem­po par­ti­ci­pa. Re­ci­be y da in­for­ma­ción a tra­vés de su mó­vil”, cuen­ta Adolfo Bo­rre­ro miem­bro del co­mi­té or­ga­ni­za­dor de Green­ci­ties, un fo­ro de in­te­li­gen­cia y sos­te­ni­bi­li­dad ur­ba­na que del 25 al 26 de abril se ce­le­bra en Má­la­ga por no­veno año con­se­cu­ti­vo.

Las smart ci­ties me­jo­ran la vi­da a sus ha­bi­tan­tes. Es­to ha­ce pen­sar que los nú­cleos ur­ba­nos atrae­rán a más gen­te y la des­po­bla­ción en zo­nas pe­ri­fé­ri­cas se agra­va­rá. Pe­ro Bo­rre­ro acla­ra: “Es­ta­mos tra­ba­jan­do en lo con­tra­rio. Lle­var tec­no­lo­gía desa­rro­lla­da en gran­des ciu­da­des a en­tor­nos ru­ra­les”. Bo­rre­ro se re­fie­re a ser­vi­cios de sa­ni­dad en re­mo­to, a la do­cen­cia a tra­vés de la red, al te­le­tra­ba­jo. “Cuan­do dis­pon­ga­mos del an­cho de ban­da su­fi­cien­te, los ser­vi­cios di­gi­ta­les en el mun­do ru­ral ha­rán que las ciu­da­des se des­con­ges­tio­nen”.

Y no so­lo de ha­bi­tan­tes sino de tu­ris­tas. “Los mu­seos son pio­ne­ros en tec­no­lo­gía. Ima­gi­na lle­var es­tas he­rra­mien­tas a la ru­ta Bé­ti­co Ro­ma­na, por po­ner un ejem­plo. Ser­vir­se de la reali­dad au­men­ta­da y de apps que ex­pli­quen la his­to­ria”, cuen­ta con en­tu­sias­mo Bo­rre­ro.

Mien­tras se pro­du­ce ese tras­va­se, ciu­da­des co­mo Má­la­ga, San­tan­der o Co­ru­ña cap­tan ta­len­to. Bo­rre­ro lo jus­ti­fi­ca: “Un en­torno crea­ti­vo y tec­no­ló­gi­co jun­to a nue­vos ser­vi­cios atrae a nue­vos ha­bi­tan­tes”. Ni en el fút­bol, ni en la vi­da, va a ser to­do Ma­drid y Bar­ce­lo­na.

Las smart ci­ties me­jo­ran la vi­da del ciu­da­dano y lo in­vo­lu­cran. El re­to es ex­por­tar la tec­no­lo­gía a zo­nas ru­ra­les pa­ra desaho­gar las ca­da vez más atrac­ti­vas gran­des ur­bes.

QUIÉN DÓN­DE PRE­SI­DEN­TE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.