EL PO­DIO CON­TRO­LAR LA DIA­BE­TES

/

El País - Retina - - Cargando… - Por Esther Paniagua Fo­to­gra­fía de Car­los Lu­ján

Siem­pre qui­so ser neu­ro­ci­ru­jano. Le ve­nía de familia y es­tu­dió Me­di­ci­na, pe­ro su es­pí­ri­tu em­pren­de­dor le lle­vó por otros de­rro­te­ros. La “cul­pa­ble” fue una ni­ña con dia­be­tes a la que re­ci­bió en consulta. La pe­que­ña pe­día una so­lu­ción pa­ra con­tro­lar la en­fer­me­dad en lu­gar de que la en­fer­me­dad la con­tro­la­se a ella.

La ima­gi­na­ción de Eduar­do Jor­gen­sen —que por en­ton­ces te­nía 22 años— se pu­so en mar­cha. Ideó un sis­te­ma ca­paz de ad­mi­nis­trar de for­ma au­to­má­ti­ca, in­do­lo­ra y no in­va­si­va la in­su­li­na. Una com­bi­na­ción de tec­no­lo­gías que fun­cio­na­sen co­mo un pán­creas ar­ti­fi­cial fue­ra del cuer­po. Un sue­ño pa­ra seis mi­llo­nes de es­pa­ño­les y cien­tos de mi­llo­nes de per­so­nas en to­do el mun­do con dia­be­tes, que se­gún la OMS se­rá la sép­ti­ma cau­sa de muer­te en 2030.

Con es­te re­to en men­te, Jor­gen­sen y otros tres so­cios fun­da­ron Me­dic­sen­sors. Ya han com­ple­ta­do la pri­me­ra fa­se del de­sa­rro­llo de su pán­creas ar­ti­fi­cial, ba­jo la mar­ca Me­dic­sen. Es una app (pa­ra An­droid) que pre­di­ce la ci­fra de glu­co­sa en san­gre en el pla­zo de dos ho­ras y ana­li­za si pue­de te­ner al­gún ries­go pa­ra, en tal ca­so, pre­sen­tar­le al­gún con­se­jo. Re­quie­re de un dis­po­si­ti­vo que pro­por­cio­ne in­for­ma­ción, co­mo un re­loj in­te­li­gen­te o una pul­se­ra de me­di­ción de ac­ti­vi­dad, y la in­tro­duc­ción de da­tos de glu­co­sa por par­te del usua­rio (o de los glu­có­me­tros). A fi­na­les de 2019, es­pe­ran sa­car un par­che que sus­ti­tu­ya a la je­rin­gui­lla y per­mi­ta al pa­cien­te ad­mi­nis­trar­se la in­su­li­na pul­san­do un bo­tón.

Quie­ren am­pliar su uso a otras en­fer­me­da­des, ya que el par­che pue­de ad­mi­nis­trar “ca­si cual­quier fár­ma­co gran­de, co­mo an­ti­epi­lép­ti­cos, an­ti­hi­per­ten­si­vos o he­pa­ri­na”, asegura Jor­gen­sen. ¿Cuán­to cos­ta­rá? “Que­re­mos que sea lo más ba­ra­to po­si­ble. Lo jus­to co­mo pa­ra so­bre­vi­vir co­mo com­pa­ñía”, afir­ma. Cree que po­dría ser in­fe­rior a los 1.000 eu­ros, frente a las de­ce­nas de mi­les de eu­ros que cues­tan las bom­bas de in­su­li­na más avan­za­das.

Eduar­do Jor­gen­sen desa­rro­lla un pán­creas ar­ti­fi­cial in­te­li­gen­te pa­ra me­jo­rar sus­tan­cial­men­te la ca­li­dad de vi­da de cien­tos de mi­llo­nes de pa­cien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.