LAS APPS DE UNA MEN­TE IN­NO­VA­DO­RA

/

El País - Retina - - Cargando… - Por Hu­go Gutiérrez Fo­to­gra­fía de Fer­nan­do Sánchez

Pedro Moneo (Ma­drid, 1977) le dio mu­chas vuel­tas an­tes de lan­zar su pro­pia em­pre­sa en 2008. Fue en­ton­ces cuan­do creó Opinno, una con­sul­to­ra de in­no­va­ción, que abrió sus puer­tas la mis­ma se­ma­na que ca­yó Leh­man Brot­hers. “No te­nía un gran pa­tri­mo­nio e in­ver­tí to­do lo que te­nía y me en­con­tré que el mun­do cam­bió por com­ple­to”, re­cuer­da el fun­da­dor y CEO de la com­pa­ñía. Con una familia de cien­tí­fi­cos, se for­mó co­mo in­ge­nie­ro in­dus­trial y nu­clear y pa­só un tiem­po co­mo con­sul­tor de es­tra­te­gia y ne­go­cio. “Des­pués de esas la­bo­res, de­ci­dí com­bi­nar esas ex­pe­rien­cias y ha­cer ne­go­cios con la cien­cia”, ex­pli­ca con la tran­qui­li­dad de ha­ber su­pe­ra­do con no­ta la re­ce­sión.

Una cri­sis co­mo la de la úl­ti­ma dé­ca­da es un te­rre­mo­to pa­ra to­do el eco­sis­te­ma eco­nó­mi­co. Pe­ro pa­ra las em­pre­sas que se de­di­can a la in­no­va­ción y la trans­for­ma­ción di­gi­tal, co­mo es el ca­so de Opinno, es­to su­pu­so un em­pu­jón a sus ideas. “Cuan­do em­pe­za-

Pedro Moneo, fun­da­dor de Opinno, es es­pe­cia­lis­ta en trans­for­ma­ción di­gi­tal y par­te de Young Glo­bal Lea­ders, co­mu­ni­dad del Fo­ro Eco­nó­mi­co Mun­dial.

mos, no ha­bía di­rec­ción de in­no­va­ción en ca­si nin­gu­na em­pre­sa. Si se ha­cía era pa­ra mos­trar­se al mun­do, lo que lla­mo in­no­va­ción de ocio. Pe­ro con la cri­sis pri­mó la in­no­va­ción de gue­rra o de su­per­vi­ven­cia. Las em­pre­sas se han vis­to en la te­si­tu­ra de que o arries­gan o de­sa­pa­re­cen”, asegura Moneo.

La ba­ja­da del con­su­mo se con­vir­tió en una opor­tu­ni­dad pa­ra una con­sul­to­ra co­mo Opinno. “La cri­sis ha ayu­da­do a que la in­no­va­ción es­ca­le pues­tos en las prio­ri­da­des de las em­pre­sas”, sos­tie­ne. Su la­bor en la com­pa­ñía es la di­rec­ción es­tra­té­gi­ca y el cre­ci­mien­to, so­bre to­do in­ter­na­cio­nal. “Es­ta­mos en un nue­vo pa­ra­dig­ma don­de hay va­lo­res que ga­nan pe­so. Aho­ra es muy im­por­tan­te tra­ba­jar en red y apren­der a co­la­bo­rar con otras com­pa­ñías”, di­ce, con­ven­ci­do de que es­ta ten­den­cia mar­ca­rá el futuro de la con­sul­to­ría.

Moneo com­pa­ti­bi­li­za es­te éxi­to pro­fe­sio­nal con el re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal. En 2016 fue ele­gi­do pa­ra la co­mu­ni­dad Young Glo­bal Lea­ders, del Fo­ro Eco­nó­mi­co Mun­dial. “Soy de la pro­mo­ción de Ma­cron [pre­si­den­te de Fran­cia]”. ¿Có­mo es? “La ver­dad, no asis­te nun­ca a los en­cuen­tros. So­lo a las reunio­nes en el Fo­ro Eco­nó­mi­co Mun­dial”, re­co­no­ce en­tre ri­sas, a lo que aña­de: “Tam­bién es­tá Ja­cin­da Ar­dern [pri­me­ra mi­nis­tra de Nue­va Ze­lan­da], aun­que a ella tam­po­co la he vis­to nun­ca”.

Pe­se a es­tar en la cres­ta de la ola —es ade­más el editor en es­pa­ñol de las re­vis­tas MIT Tech­no­logy Re­view y Har­vard Bu­si­ness Re­view— no pa­ra de pro­bar co­sas nue­vas e in­ten­tar dar so­lu­cio­nes a em­pre­sas. En ese te­rreno, el mó­vil se ha con­ver­ti­do en una pie­za cla­ve. “El mó­vil es el cen­tro de to­do”, sen­ten­cia Moneo, que lle­va con­si­go un Sam­sung S7 con gol­pes y mues­tras de un uso in­ten­so. “Nos per­mi­te desa­rro­llar so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas y ex­pe­ri­men­tar con ellas an­tes de im­ple­men­tar­las en las em­pre­sas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.