JU­GAR CON­TRA LA MA­LA­RIA →Ma­la­rias­pot es el nom­bre del vi­deo­jue­go lan­za­do por Spotlab, em­pre­sa di­ri­gi­da por Luengo-oroz.

El País - Retina - - Cargando… -

da­men­ta­les. Los da­tos es­tán ano­ni­mi­za­dos y se re­tie­nen du­ran­te un tiem­po de­ter­mi­na­do. De to­das for­mas, lo que ha­bría que ha­cer es me­dir el cos­te de no uti­li­zar la me­jor de tus po­si­bles so­lu­cio­nes. Vol­vien­do al ca­so del te­rre­mo­to de Hai­tí, ¿pre­fe­ri­mos sa­ber dón­de es­tá la gen­te o res­pe­tar la pri­va­ci­dad de sus mó­vi­les?

¿Crees que pro­te­ge­mos los da­tos co­mo se de­be­ría?

Me gus­ta­ría que en un futuro mi hi­ja pu­die­ra de­ci­dir so­bre sus da­tos: pa­ra qué se usan, con quién los com­par­te y por qué. Fal­ta mu­cha edu­ca­ción. La gen­te los cede muy fá­cil- men­te. Ne­ce­si­ta­mos sa­ber qué es un da­to, qué es un al­go­rit­mo, có­mo fun­cio­na In­ter­net… Ha­cen fal­ta cam­pa­ñas co­mo las de trá­fi­co, que han ayu­da­do a que la gen­te in­terio­ri­ce que al­cohol y vo­lan­te es una ma­la com­bi­na­ción. De­be­mos apren­der a vi­vir en el mun­do di­gi­tal.

Par­ti­ci­pas en el gru­po de ex­per­tos que co­la­bo­ra con el Go­bierno pa­ra crear un ma­nual de bue­nas prácticas so­bre y al­go­rit­mos. ¿Có­mo de­be­ría re­gu­lar­se?

La idea es cons­truir un mar­co de uso pa­ra el con­tex­to es­pa­ñol, que en mi opi­nión tiene mu­cho futuro en la sa­lud, un cam­po en el que so­mos re­fe­ren­cia. Pro­ba­ble­men­te ha­ya que re­gu­lar de for­ma sec­to­rial. Mi­ra el ca­so de la ener­gía nu­clear: sus apli­ca­cio­nes mé­di­cas, ener­gé­ti­cas y ar­ma­men­tís­ti­cas tie­nen dis­tin­tas nor­mas. Te­ne­mos que po­der lle­gar a co­di­fi­car nues­tros va­lo­res en aque­llas de­ci­sio­nes au­to­má­ti­cas o se­mi­au­to­má­ti­cas que de­ci­da­mos que va­yan a to­mar las má­qui­nas.

«La par­te más difícil no es la tec­no­ló­gi­ca, sino la hu­ma­na. Hay que sa­ber quién va a usar la he­rra­mien­ta que es­tás pre­pa­ran­do». “En 2012 lle­va­ba diez años ha­cien­do al­go­rit­mos y me di cuen­ta de que el fi­nal de los pro­ce­sos no siem­pre fun­cio­na. Por eso se me ocu­rrió crear un jue­go pa­ra de­tec­tar la ma­la­ria vi­sio­nan­do imá­ge­nes de mues­tras de san­gre rea­les, su­mi­nis­tra­das por hos­pi­ta­les sin re­cur­sos pa­ra pro­ce­sar­las. Hi­ci­mos una pu­bli­ca­ción cien­tí­fi­ca de­mos­tran­do que el tra­ba­jo de 20 ju­ga­do­res equi­va­lía al de un ex­per­to. El futuro va por ahí, lo que en el MIT lla­man so­ciety-on-the-loop. El jue­go lle­gó a 100 paí­ses y nos cons­ti­tui­mos co­mo em­pre­sa so­cial. He­mos crea­do tam­bién un apa­ra­to que, aco­pla­do al smartp­ho­ne, lo con­vier­te en un mi­cros­co­pio. Cree­mos que po­dre­mos dis­tri­buir­lo a fi­na­les de año. El ob­je­ti­vo es de­mo­cra­ti­zar el ac­ce­so a la diag­no­sis por ima­gen”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.