Los ojos in­dis­cre­tos del sis­te­ma “¡¿ CÁ­MA­RAS EN ES­PA­CIOS ABIER­TOS POR CIU­DA­DES

El País - Retina - - Entorno - Por Ma­nuel G. Pas­cual

Có­mo pue­de ser que no hu­bie­ra una cá­ma­ra de­lan­te del mal­di­to ho­tel?!”. Así le re­pro­cha el pro­ta­go­nis­ta de la se­rie The Tun­nel, un ins­pec­tor in­glés, a su co­le­ga fran­ce­sa que la po­li­cía de Ca­lais no sea ca­paz de en­con­trar imá­ge­nes de un sos­pe­cho­so que am­bos es­tán bus­can­do. Su in­ter­lo­cu­to­ra se que­da es­tu­pe­fac­ta an­te la pre­gun­ta. ¿En qué mun­do vi­ve ese bri­tá­ni­co des­qui­cia­do?

En uno muy vi­gi­la­do. Hay un abis­mo en­tre Reino Uni­do y el res­to del con­ti­nen­te en ma­te­ria de vi­deo­vi­gi­lan­cia. Se es­ti­ma que en las is­las bri­tá­ni­cas hay más de cua­tro mi­llo­nes de cá­ma­ras. So­lo en Lon­dres ha­bría unas 500.000, se­gún ci­fras fa­ci­li­ta­das a Re­ti­na por la po­li­cía me­tro­po­li­ta­na. ¿Mu­chas o po­cas? En Pa­rís, ca­pi­tal azo­ta­da en más de una oca­sión por el te­rro­ris­mo is­lá­mi­co y de una po­bla­ción si­mi­lar a Lon­dres, hay unas 25.000; en Berlín ron­dan las 15.000.

Ma­drid y Bar­ce­lo­na, por su par­te, cuen­tan con 219 y 63, res­pec­ti­va­men­te, ubi­ca­das en la ca­lle y de­di­ca­das a la se­gu­ri­dad, a las que ha­bría que aña­dir las de trá­fi­co, las del trans­por­te (pa­ra­das de me­tro y de au­to­bús), et­cé­te­ra. Aun su­mán­do­lo to­do nin­gu­na de las dos ur­bes lle­ga a las 10.000 (ni a las 5.000).

En la ma­yo­ría de los ca­sos, en­tre ellos el de Es­pa­ña, las cá­ma­ras no trans­mi­ten imá­ge­nes en tiem­po real, sino que se acu­de a ellas en ca­so de que un juez o una in­ves­ti­ga­ción po­li­cial de­tec­te que pue­den ser úti­les (eso re­cla­ma­ba en The Tun­nel el ins­pec­tor Roe­buck). Los lon­di­nen­ses, con me­dio mi­llón de ojos di­gi­ta­les so­bre sus nu­cas, tie­nen de­re­cho has­ta a pe­dir ver qué imá­ge­nes se tiene de ellos, siem­pre que es­pe­ci­fi­quen la cá­ma­ra y la ho­ra a la que creen ha­ber si­do gra­ba­dos. To­do un ges­to a cam­bio de no per­der de­ta­lle de sus vi­das.

¿Qué pa­sa en un país co­mo EE UU, don­de cual­quie­ra pue­de com­prar un ar­ma de fue­go? La po­li­cía de Nue­va York cuen­ta con unas 2.000 cá­ma­ras, a las que ca­be aña­dir otras 10.000 en­tre edi­fi­cios pú­bli­cos y me­tro. En ca­so de que sea ne­ce­sa­rio, tam­bién pue­de so­li­ci­tar el vi­sio­na­do de imá­ge­nes de otras 4.000 cá­ma­ras pri­va­das. Chica­go, con más de 17.000, es la ciu­dad más vi­gi­la­da del país. •

En la ima­gen, Moon Ribas y Neil Har­bis­son, crea­do­res de la Trans­pe­cies So­ciety y la Fun­da­ción Cí­borg.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.