NO SUS­TI­TU­YE A LOS TE­RA­PEU­TAS

El País - Retina - - Singular -

Es­tos chat­bots ga­nan po­pu­la­ri­dad — Woe­bot, dis­po­ni­ble co­mo app pa­ra IOS, en­ta­bla unos dos mi­llo­nes de con­ver­sa­cio­nes a la se­ma­na—, pe­ro no de­jan de ser pro­gra­mas que dan res­pues­tas au­to­má­ti­cas, aun­que pa­rez­ca que en­tien­den lo que les di­ces. Sus li­mi­ta­cio­nes tie­nen que ver con su in­ca­pa­ci­dad de sa­car con­clu­sio­nes y de­du­cir por el con­tex­to. Por ejem­plo, no po­drían de­cir “por lo que me es­tás con­tan­do, creo que de­be­rías ir a te­ra­pia”. Se in­sis­te en que no pue­de ser una al­ter­na­ti­va al tra­ta­mien­to con un hu­mano.

Pre­ci­sa­men­te ese es uno de los pun­tos so­bre el que alertan los pro­fe­sio­na­les. “Es el psi­có­lo­go quien de­be re­co­men­dar la he­rra­mien­ta y el uso que se ha­ce de ella”, opi­na Cristina La­rroy des­de el Co­le­gio Ofi­cial de Psi­có­lo­gos, quien se mues­tra en­can­ta­da de que se es­té de­mos­tran­do que los chat­bots y la tec­no­lo­gía pue­den ayu­dar a tra­tar a los pa­cien­tes. Y la psi­có­lo­ga Elisa Sánchez es­tá de acuer­do. “Los asis­ten­tes vir­tua­les pue­den ser una ayu­da pa­ra per­so­nas a las que les cues­ta asu­mir que les ven­dría bien ir al psi­có­lo­go”. Aun­que ad­vier­te: “Tam­bién pue­de con­ver­tir­se en un pro­ble­ma si una per­so­na que ne­ce­si­ta te­ra­pia de­ci­de no ir por­que pien­sa que con es­to es su­fi­cien­te”.

En­tre sus li­mi­ta­cio­nes, hay al­gu­nas cues­tio­nes no re­suel­tas so­bre la ci­ber­se­gu­ri­dad. Co­mo, ¿qué pa­sa con la in­for­ma­ción que das du­ran­te esas con­ver­sa­cio­nes? En una te­ra­pia con una per­so­na, te pro­te­ge el có­di­go deon­to­ló­gi­co del psi­có­lo­go, pe­ro los chat­bots vi­ven en un lim­bo en el que no se sa­be muy bien a dón­de va a pa­rar la in­for­ma­ción de los pa­cien­tes. Adam Che­yer, co­fun­da­dor de Si­ri, asegura que el ni­vel de de­sa­rro­llo de es­tos asis­ten­tes es si­mi­lar al de In­ter­net en 1994 y que pron­to se­rán tan im­por­tan­tes en nues­tras vi­das co­mo lo son aho­ra los smartp­ho­nes. La re­gu­la­ción lle­ga­rá des­pués: aho­ra es­tán creciendo y pa­re­ce difícil li­mi­tar sus po­si­bi­li­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.