A 1.200 KM POR HO­RA

Dirk Ahl­born y su em­pre­sa Hy­per­loop Trans­por­ta­tion Tech­no­lo­gies han mar­ca­do un hi­to en el mun­do del transporte: cons­truir un tren ca­paz de via­jar ca­si tan rá­pi­do co­mo el sonido.

El País - Retina - - Sumario - Por Jai­me Su­san­na Fo­to­gra­fía de Da­niel Pé­rez

En­tre­vis­ta­mos a Dirk Ahl­born, cons­truc­tor del tren (ca­si) su­per­só­ni­co Hy­per­loop.

Ame­nu­do se le atri­bu­ye la idea a Elon Musk, pe­ro el tren su­per­só­ni­co lle­va en el ima­gi­na­rio de los in­ge­nie­ros des­de mu­cho an­tes de que el pre­si­den­te de Tes­la y Spa­cex em­pe­za­ra a me­ter coches en cohe­tes. El hom­bre que es­tá cer­ca de con­se­guir­lo es Dirk Ahl­born (Ber­lín, 1976), pre­si­den­te y co­fun­da­dor de Hy­per­loop Trans­por­ta­tion Tech­no­lo­gies (HTT), la em­pre­sa que ha crea­do la pri­me­ra cáp­su­la ca­paz de via­jar a 1.200 ki­ló­me­tros por ho­ra. Y lo ha he­cho, además, en Es­pa­ña y de la mano de la tec­no­ló­gi­ca Air­ti­fi­cial (fu­sión de las com­pa­ñías Car­bu­res e Iny­p­sa) en sus ins­ta­la­cio­nes en Cá­diz. La em­pre­sa ha si­do en­car­ga­da de crear el fu­se­la­je, co­mo ya ha­cía pa­ra Air­bus y Boeing. “Tie­nen el co­no­ci­mien­to, son ex­per­tos en su cam­po. Han tra­ba­ja­do jun­to a nues­tro equi­po pa­ra di­se­ñar­lo to­do. Hy­per­loop es bas­tan­te es­pa­ñol”, afir­ma Ahl­born.

Nor­mal­men­te se de­fi­ne co­mo tren, aun­que Ahl­born di­ce que “no es un tren, ni un avión. Es al­go in­ter­me­dio”. El Hy­per­loop se com­po­ne de una so­la cáp­su­la de 32 me­tros de lar­go que cir­cu­la den­tro de un tu­bo al va­cío. Cuan­do al­can­za cier­ta ve­lo­ci­dad, la ca­bi­na le­vi­ta (sí, vue­la) por pro­pul­sión elec­tro­mag­né­ti­ca. Le bas­tan 12 ki­ló­me­tros en lí­nea rec­ta pa­ra al­can­zar 1.200 ki­ló­me­tros por ho­ra. Aun­que se sue­le eti­que­tar co­mo su­per­só­ni­co, en reali­dad es­tá jus­to en el lí­mi­te de la ve­lo­ci­dad del sonido (1.234,8 ki­ló­me­tros por ho­ra). “So­mos sub­só­ni­cos. En el mo­men­to en que vas a ve­lo­ci­dad su­per­só­ni­ca se vuel­ve to­do mu­cho más com­pli­ca­do”, asegura el em­pre­sa­rio. Es­te di­se­ño le va­lió a HTT el Pre­mio de Oro en los Lon­don De­sign Awards de 2017.

Pue­de que la idea de via­jar a tal ve­lo­ci­dad den­tro de un tu­bo sin aire sue­ne ate­rra­do­ra. Pe­ro Ahl­born asegura que es más se­gu­ro que el avión. “Es­tás den­tro de un tu­bo ce­rra­do, lo que sig­ni­fi­ca que no pue­de ha­ber na­da en tu ca­mino y ya sa­bes el tra­yec­to exac­to pa­ra adap­tar la ve­lo­ci­dad. Es un en­torno muy se­gu­ro”.

Además de se­gu­ro, el cos­te de fun­cio­na­mien­to es mu­cho me­nor, afir­ma Ahl­born. El va­cío su­pri­me la re­sis­ten­cia con el aire y mi­ni­mi­za el gasto de ener­gía y, por lo tan­to, el cos­te.“pue­de ser ren­ta­ble en muy po­co tiem­po. En ocho o diez años se re­cu­pe­ra­ría la in­ver­sión”. La em­pre­sa cal­cu­la que cons­truir un ki­ló­me­tro de vía cos­ta­rá 20 mi­llo­nes de dó­la­res, es de­cir, la mi­tad que el Ave.

La pró­xi­ma pa­ra­da de esta cáp­su­la, bau­ti­za­da co­mo Quin­te­ro One, se­rá las ins­ta­la­cio­nes de HTT en Tou­lou­se (Fran­cia), don­de se ter­mi­na­rá de en­sam­blar, in­te­grar al sis­te­ma y se pro­ba­rá. Mien­tras tan­to, la se­gun­da ya es­tá en ca­mino, y su producción tam­bién va a car­go de Air­ti­fi­cial. La cons­truc­ción de la pri­me­ra lí­nea co­mer­cial es­tá pre­vis­ta en los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos. Con­cre­ta­men­te, co­nec­ta­rá el ae­ro­puer­to Al Mak­toum, en Abu Dha­bi, con la ex­po uni­ver­sal que se ce­le­bra­rá en 2020. Se­rán 140 ki­ló­me­tros re­su­mi­dos en 12 mi­nu­tos de via­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.