A PRUE­BA DE COTILLAS

La tec­no­lo­gía Su­re­view que ha desa­rro­lla­do HP, per­mi­te man­te­ner la pan­ta­lla de al­gu­nos de sus equi­pos por­tá­ti­les pa­ra em­pre­sa a sal­vo de mi­ra­das de­ma­sia­do cu­rio­sas.

El País - Retina - - Forma&función -

En es­te mun­do in­ter­co­nec­ta­do de hoy, de co­okies que van y vie­nen y de da­tos que pa­san de un ser­vi­dor a otro, la pri­va­ci­dad es un bien ca­da vez más es­ca­so y apre­cia­do. La es­tra­te­gia más ha­bi­tual sue­le ser op­tar por me­di­das de se­gu­ri­dad que im­pli­can el uso de va­rios ti­pos de pro­gra­mas, pro­to­co­los de en­crip­ta­ción, hard­wa­re bio­mé­tri­co y, so­bre to­do, un po­co de sen­ti­do co­mún.

¿Pe­ro qué ocu­rre con los cotillas de to­da la vi­da? Aho­ra se ha­bla del lla­ma­do hac­king vi­sual, un tér­mino que, tra­du­ci­do al len­gua­je de la ca­lle, se re­fie­re a la ac­ción de mi­rar la pan­ta­lla de la per­so­na que es­tá al la­do. Pue­de ocu­rrir en cual­quier si­tio don­de la gen­te es­té muy cer­ca y al­guien uti­li­ce su te­lé­fono mó­vil, por­tá­til o ta­blet, co­mo por ejem­plo un avión, el transporte pú­bli­co, una sa­la de es­pe­ra, in­clu­so en una ca­fe­te­ría. En la ma­yo­ría de los ca­sos la co­sa se que­da en un sim­ple vis­ta­zo que sa­cia una cu­rio­si­dad más o me­nos mal­sa­na, pe­ro otras ve­ces las con­se­cuen­cias pue­den ser peo­res cuan­do el usua­rio es­tá es­cri­bien­do un e-mail sen­si­ble o tra­ba­jan­do con do­cu­men­tos de­li­ca­dos.

Cons­cien­te de la im­por­tan­cia de la pri­va­ci­dad del usua­rio, HP ha desa­rro­lla­do Su­re­view, una tec­no­lo­gía es­pe­cial­men­te di­se­ña­da pa­ra evi­tar mi­ra­das in­dis­cre­tas que es­tá dis­po­ni­ble en al­gu­nos por­tá­ti­les de la mar­ca co­mo el con­ver­ti­ble Eli­te­book x360. Di­cho en po­cas pa­la­bras, lo que ha­ce es re­du­cir los án­gu­los de pan­ta­lla con so­lo pul­sar una te­cla, pe­ro lo que ocu­rre en reali­dad es un po­co más com­ple­jo.

Al ac­ti­var Su­re­view en­tran en jue­go tres ele­men­tos: una re­tro­ilu­mi­na­ción pro­pie­ta­ria de HP que, en vez de dis­tri­buir­se por to­da la pan­ta­lla, pa­sa a con­cen­trar­se en la par­te cen­tral, una se­rie de con­tro­les ló­gi­cos y de hard­wa­re, y una pe­lí­cu­la que fil­tra la luz pa­ra re­du­cir­la has­ta un 95% en la lla­ma­da “zo­na de pri­va­ci­dad”, que em­pie­za al su­pe­rar­se un án­gu­lo de 35 gra­dos a am­bos la­dos del usua­rio. El re­sul­ta­do es que la pan­ta­lla so­lo se ve bien des­de una po­si­ción fron­tal, con una li­ge­ra opa­ci­dad que sin em­bar­go no im­pi­de uti­li­zar­la.

Tal y co­mo se­ña­la HP, “la pan­ta­lla de pri­va­ci­dad in­te­gra­da de HP Su­re View es una fun­ción op­cio­nal que de­be con­fi­gu­rar­se en el mo­men­to de la com­pra”, por lo que es el usua­rio quien de­be de­ci­dir si desea dis­po­ner de una uti­li­dad que, a par­tir del 50% de tiem­po de uso del por­tá­til, además aho­rra ba­te­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.