EN­TRO­PÍA IN­TE­LEC­TUAL

El País - Retina - - … / Entorno - Gui­ller­mo Ve­ga Edi­tor de la web EL PAÍS Re­ti­na

La tec­no­lo­gía no nos ha­ce me­jo­res per­so­nas. En el me­jor de los ca­sos, li­mi­ta las con­se­cuen­cias de nues­tras irres­pon­sa­bles ten­den­cias. Cree­mos lo con­tra­rio por­que es có­mo­do. Pe­ro tam­bién por­que es lo que to­ca en una so­cie­dad em­pi­ris­ta, en la que la tec­no­lo­gía ca­da vez es­tá más pre­sen­te y en la que ten­de­mos a ad­mi­rar a quie­nes sa­ben de co­sas ab­so­lu­tas co­mo nú­me­ros, cons­truir ca­cha­rros o pro­gra­mar. Por eso, re­le­ga­mos a per­so­nas que nos ha­blan de co­sas abs­trac­tas y opi­na­bles co­mo la éti­ca, el bien o el mal. Y que no son tan ren­ta­bles, cla­ro.

Sa­ber pro­gra­mar o sa­ber de nú­me­ros tam­po­co nos ha­ce me­jo­res per­so­nas. Nos ha­ce más ren­ta­bles, eso sí. Por­que la tec­no­lo­gía no de­pen­de del con­sen­so so­cial, sino de la ini­cia­ti­va pri­va­da de unos hu­ma­nos lla­ma­dos ac­cio­nis­tas que bus­can el be­ne­fi­cio (qué no­ve­dad, ¿no?).

El re­sul­ta­do es es­pe­ra­ble: nos de­ja­mos lle­var por los ca­cha­rros. La en­tro­pía, la mis­ma que dis­per­sa el ca­lor en el frío, se cum­ple en el plano in­te­lec­tual. La ig­no­ran­cia sue­le ser más es­ta­ble que la sa­bi­du­ría. Por eso, si no nos es­for­za­mos por avan­zar, el sa­ber se dis­per­sa en un mar de co­mo­di­dad, de re­des so­cia­les y apa­ra­tos.

Pe­ro no usar mó­vi­les o Fa­ce­book tam­po­co nos ha­ce me­jo­res per­so­nas. La tec­no­lo­gía so­lo es cul­pa­ble de ador­me­cer­nos. Na­die sino ca­da uno de no­so­tros es res­pon­sa­ble de sa­lir de la ca­ver­na y en­fren­tar­nos con la reali­dad. Es más in­có­mo­do, pe­ro eso sí que nos ha­rá me­jo­res. Y más sa­bios. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.