LA SO­LU­CIÓN NO ES CRI­MI­NA­LI­ZAR

La catedrática e in­ves­ti­ga­do­ra de­nun­cia la pa­si­vi­dad an­te la tra­ta y la aten­ción en los CIE

El País - S Moda - - LA MIRADA DIVERSIDAD - Mar­ta Martínez Es­ca­mi­lla Catedrática de De­re­cho pe­nal de la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Madrid e In­ves­ti­ga­do­ra Prin­ci­pal del Pro­yec­to Ius­mi­gran­te.

En­tre las per­so­nas mi­gran­tes pro­ve­nien­tes del con­ti­nen­te afri­cano, hay mu­je­res que hu­yen de ma­tri­mo­nios for­za­dos, de la abla­ción, de si­tua­cio­nes de po­bre­za que in­cre­men­tan el mal­tra­to por ser mu­jer. Em­pren­den una hui­da es­pe­cial­men­te du­ra y pe­li­gro­sa, su­frien­do la vio­len­cia de gé­ne­ro en sus más bru­ta­les ma­ni­fes­ta­cio­nes. Mu­chas son víc­ti­mas de tra­ta de se­res hu­ma­nos, una «in­dus­tria» que no pa­ra de cre­cer in­cen­ti­va­da por la gran de­man­da eu­ro­pea de mer­can­cía es­cla­va pa­ra el mer­ca­do del se­xo. Hay mu­je­res que acu­den a es­tas ma­fias bus­can­do pro­tec­ción fren­te a las bru­ta­les y co­rrup­tas fuer­zas de se­gu­ri­dad de los paí­ses de trán­si­to, a quie­nes la Unión Eu­ro­pea en­co­mien­da su con­ten­ción con el con­si­guien­te cos­te en de­re­chos hu­ma­nos.

Cuan­do con­si­guen lle­gar a nues­tro país, la res­pues­ta es, en bue­na me­di­da, cri­mi­na­li­zar. Mu­chas son en­ce­rra­das en los CIE (Cen­tros de In­ter­na­mien­to pa­ra Ex­tran­je­ros), que no son lu­ga­res de aco­gi­da, sino de pri­va­ción de li­ber­tad, don­de las con­di­cio­nes dis­tan de ser dig­nas. Así su­pi­mos que el CIE de Las Pal­mas les pro­por­cio­na­ba una so­la bra­ga, sin su­je­ta­dor, pa­ra un en­cie­rro que pue­de lle­gar a 60 días. O que en el CIE de Alu­che ago­ni­zó lar­ga­men­te Sam­ba Mar­ti­ne sin ser asis­ti­da por un mé­di­co. Son tan so­lo dos ejem­plos del dra­ma hu­mano que es­con­den los CIE.

Sam­ba, que que­ría lle­gar a Fran­cia jun­to con su ma­ri­do y su hi­ja, mu­rió en 2011. Nin­gún res­pon­sa­ble del Mi­nis­te­rio del In­te­rior se dig­nó a in­for­mar a la fa­mi­lia de su muer­te, ocu­rri­da ba­jo la tu­te­la del Es­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.