LA IMA­GEN

El País Semanal - - SUMARIO - Por Juan Jo­sé Mi­llás

ES­TA OBRA DE ARTE no es una obra de arte. Es un con­jun­to de con­te­ne­do­res api­la­dos que ca­sual­men­te han cons­trui­do un mon­drian. De­be­mos su des­cu­bri­mien­to a la agu­de­za del fo­tó­gra­fo, que fue ca­paz de ob­ser­var unas pau­tas cro­má­ti­cas don­de la ma­yo­ría de los mor­ta­les so­lo ha­bría­mos vis­to un mon­tón de cha­ta­rra de co­lo­res. El con­te­ne­dor es uno de los gran­des in­ven­tos de la pos­his­to­ria o co­mo quie­ra que se lla­me es­ta épo­ca que nos ha to­ca­do vi­vir. Sus me­di­das es­tán­dar fa­ci­li­tan su al­ma­ce­na­mien­to y trans­por­te por ca­rre­te­ras, ríos u océa­nos. Las gran­des bar­ca­zas es­pe­cia­li­za­das en su tras­la­do atra­vie­san los ma­res car­gan­do cen­te­na­res o mi­les de ellos, los unos en­ci­ma de los otros, ele­van­do pe­li­gro­sa­men­te el cen­tro de gra­ve­dad del com­ple­jo. Su vi­sión des­de un bar­co nor­mal o de re­creo re­sul­ta muy per­tur­ba­do­ra pa­ra las bue­nas con­cien­cias, so­bre to­do si se ma­ni­fies­ta en me­dio de la nie­bla, co­mo un re­mor­di­mien­to. A ve­ces, en los tem­po­ra­les, la car­ga se ba­lan­cea y al­gu­nos de los con­te­ne­do­res caen al agua pre­ci­pi­tán­do­se has­ta el fon­do. Los le­chos ma­ri­nos es­tán lle­nos de es­tas ca­jas de za­pa­tos mons­truo­sas que igual con­tie­nen ma­qui­na­ria agrí­co­la que in­mi­gran­tes de los lla­ma­dos ile­ga­les. Del mis­mo mo­do que si de­seas en­ten­der a Mon­drian has de atra­ve­sar lo que en su pin­tu­ra hay de pu­ra geo­me­tría y de sim­ple pan­to­ne, pa­ra en­ten­der uno de es­tos con­ti­nen­tes in­dus­tria­les de­bes abrir, si­quie­ra de for­ma ima­gi­na­ria, sus puer­tas de ace­ro cor­ten o alu­mi­nio pa­ra sor­pren­der­te (y es­can­da­li­zar­te qui­zá) de lo que nos en­via­mos de un ex­tre­mo al otro del uni­ver­so mun­do pro­vo­can­do sin que­rer tan­ta be­lle­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.