Sol­da­dos do­pa­dos

El País Semanal - - CONFIDENCIAS -

Es du­do­so que los miem­bros de la sec­ta de

El Vie­jo de la Mon­ta­ña fue­ran con­su­mi­do­res de ha­chís, pe­ro sí es cier­to que las dro­gas se han uti­li­za­do pa­ra fi­nes bé­li­cos. Tan­to la co­caí­na co­mo las an­fe­ta­mi­nas o los opiá­ceos y opioi­des han ser­vi­do pa­ra au­men­tar el ren­di­mien­to de los sol­da­dos en la ba­ta­lla; dis­mi­nuir su mie­do, do­lor o can­san­cio, y au­men­tar su agre­si­vi­dad. Tam­bién se co­no­cen pro­gra­mas en los que se han uti­li­za­do dro­gas co­mo el pen­to­tal o el LSD pa­ra ob­te­ner con­fe­sio­nes en los in­te­rro­ga­to­rios o pa­ra tra­tar de la­var el ce­re­bro al enemi­go, aun­que su éxi­to ha si­do muy li­mi­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.