Di­va in­ter­na­cio­nal.

En el tiem­po que tar­das en leer es­ta en­tra­di­lla ella se pue­de con­ver­tir en el nue­vo gran nom­bre del pop glo­bal. Es­ta lon­di­nen­se de 21 años y ori­gen al­ba­no­ko­so­var tie­ne las co­sas cla­ras: quie­re lle­gar a la ci­ma, pe­ro pa­ra con­se­guir­lo no va a de­jar que na­di

El País - Tentaciones - - CONTENIDOS - Tex­to Gui­ller­mo Are­nas Fo­tos Da­río Váz­quez

Dua Li­pa va camino de con­quis­tar el mun­do del pop. Pe­ro no te equi­vo­ques: no es una estrella pre­fa­bri­ca­da.

Có­mo se sabe si uno es­tá fren­te a una estrella del pop? Una pis­ta: cuan­to más cues­te que se pon­ga de­lan­te del ob­je­ti­vo de un fo­tó­gra­fo, más pro­ba­bi­li­da­des ha­brá de que lo sea. En es­te ca­so, la pre­pa­ra­ción de la se­sión de es­te re­por­ta­je es un in­ter­cam­bio in­ter­mi­na­ble de mails, men­sa­jes y lla­ma­das, más una im­pro­vi­sa­da yin­ca­na por va­rios rin­co­nes del ho­tel ma­dri­le­ño en el que se alo­ja es­ta lon­di­nen­se de ori­gen al­ba­no­ko­so­var pa­ra en­con­trar el rin­cón ade­cua­do pa­ra el shoo­ting. Un des­en­cuen­tro so­bre qué de­be o no po­ner­se, con un es­ti­lis­ta per­so­nal de por me­dio, es­tá a pun­to de abor­tar la mi­sión. Tras unos mi­nu­tos de ten­sión to­do se re­suel­ve y la can­tan­te de 21 años po­sa con se­gu­ri­dad (tra­ba­jó co­mo mo­de­lo mien­tras se la­bra­ba su ca­rre­ra mu­si­cal), sin dar mues­tras de can­san­cio tras un con­cier­to de pre­sen­ta­ción la no­che an­te­rior y una es­ca­pa­da pa­ra ver la ex­po­si­ción de Francis Ba­con en el Círcu­lo de Be­llas Ar­tes. Se­gún el ba­re­mo des­cri­to un po­co an­tes, Dua Li­pa es­tá a pun­to de con­ver­tir­se en una estrella del pop. De las gran­des.

Un mo­men­to: ¿Dua qué? Pue­de que fue­ra del Reino Uni­do que su nom­bre no ha­ga so­nar nin­gu­na cam­pa­ni­lla, pe­ro eso po­dría cam­biar pron­to. Tan­to co­mo tar­de en pu­bli­car­se su dis­co de de­but, Dua Li­pa, pre­vis­to pa­ra ju­nio y que cul­mi­na­rá dos años de can­cio­nes y

vi­deo­clips que acu­mu­lan un nú­me­ro de re­pro­duc­cio­nes que se cuen­tan por mi­llo­nes. Des­de que en 2015 lan­za­se su pri­mer sin­gle, New lo­ve, ha ido aca­pa­ran­do fans y por­ta­das, a la vez que se iba crean­do un au­ra de

pops­tar de nue­va ge­ne­ra­ción, no tan desafian­te co­mo su ami­ga Char­li XCX pe­ro igual­men­te ca­paz de atraer a pú­bli­co a un la­do y otro de la ca­da vez más di­fu­sa fron­te­ra del mains­tream. Y sí, ese nom­bre tan pe­ga­di­zo —co­mo de cóc­tel o ba­rra de la­bios— es el que apa­re­ce en su pa­sa­por­te: en al­ba­nés Dua sig­ni­fi­ca "amor".

Sen­ta­da fren­te a una gra­ba­do­ra, sin em­bar­go, se mues­tra co­mo una chi­ca de 21 años. Eso sí, una con las ideas tan cla­ras co­mo pa­ra de­cir­le a sus pa­dres cuan­do tan so­lo era una ado­les­cen­te que que­ría sa­lir de Pris­ti­na y vol­ver a su Lon­dres na­tal pa­ra ser can­tan­te. "Fue una épo­ca muy di­ver­ti­da pa­ra mí, aun­que no tan­to pa­ra ellos", di­ce con una son­ri­sa un tan­to ma­li­cio­sa. "Siem­pre he can­ta­do", re­cuer­da, "pe­ro cuan­do vol­ví a Ko­so­vo, con 11 años, des­cu­brí cuán­to me gus­ta­ba po­ner­me de­lan­te del pú­bli­co. Ahí fue cuan­do me di cuen­ta de que no iba a te­ner mu­chas opor­tu­ni­da­des de ha­cer lo que que­ría ha­cer allí, y ese fue el mo­men­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.