Trump, acu­sa­do de usar fon­dos de ca­ri­dad pa­ra su cam­pa­ña

El País (Valencia) - - PORTADA - SANDRO POZZI,

La fis­cal del Es­ta­do de Nue­va York de­man­dó ayer al pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, y a sus hi­jos Do­nald Ju­nior, Ivan­ka y Eric, pa­ra que di­suel­van la Fun­da­ción Do­nald Trump. La fis­cal Bar­ba­ra Un­der­wood acu­sa a la fa­mi­lia de ha­ber uti­li­za­do ile­gal­men­te la or­ga­ni­za­ción ca­ri­ta­ti­va, de la que ase­gu­ra que ac­tua­ba co­mo “una che­que­ra” pa­ra re­cau­dar di­ne­ro que uti­li­za­ban des­pués pa­ra pro­mo­cio­nar su ne­go­cio ho­te­le­ro, pa­gar fac­tu­ras le­ga­les y fi­nan­ciar la cam­pa­ña elec­to­ral pre­si­den­cial, “sin im­por­tar su fin o le­ga­li­dad”.

La fis­cal Bar­ba­ra Un­der­wood ase­gu­ró en su de­ci­sión que los Trump “vio­la­ron de una ma­ne­ra ex­ten­sa y per­sis­ten­te las le­yes es­ta­ta­les y fe­de­ra­les”. La in­ves­ti­ga­ción, ade­más, de­ter­mi­nó que re­cau­da­ron 2,8 mi­llo­nes de dó­la­res (2,4 mi­llo­nes de eu­ros) “de una ma­ne­ra di­se­ña­da pa­ra in­fluir en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2016 ba­jo la di­rec­ción y el con­trol de los car­gos más al­tos en la cam­pa­ña pre­si­den­cial de Trump”.

Un­der­wood ci­tó en con­cre­to a Co­rey Le­wan­dows­ki, el ges­tor de la cam­pa­ña. “Dic­tó los tiem­pos, las can­ti­da­des y los re­cep­to­res de los fon­dos que ob­te­nía la fun­da­ción con fi­nes be­né­fi­cos”, afir­mó. Se­ña­ló, en es­te sen­ti­do, que la in­ves­ti­ga­ción iden­ti­fi­có que se rea­li­za­ron al me­nos cin­co transac­cio­nes que eran ilí­ci­tas “por­que el prin­ci­pal be­ne­fi­cia­rio era Trump o los ne­go­cios que él con­tro­la­ba”.

En­tre las prue­bas que pre­sen­tó la fis­cal hay un co­rreo elec­tró­ni­co de Le­wan­dows­ki en el que mues­tra có­mo eran las co­mu­ni­ca­cio­nes que te­nía la cam­pa­ña con los re­pre­sen­tan­tes de la fun­da­ción. Y lo apo­ya con una fo­to en la que se ven al en­ton­ces can­di­da­to pre­si­den­cial en un even­to be­né­fi­co ce­le­bra­do jus­to an­tes de las pri­ma­rias de Io­wa, jun­to a una mu­jer sos­te­nien­do un gran che­que de 100.000 dó­la­res.

En opi­nión de Un­der­wood, se uti­li­zó así tan­to el nom­bre co­mo los fon­dos de la fun­da­ción pa­ra pro­mo­ver la cam­pa­ña. Y ex­pli­có que nin­gu­na de sus ac­ti­vi­da­des fue­ron au­to­ri­za­das por su con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción. “La in­ves­ti­ga­ción de­ter­mi­nó que el con­se­jo exis­tía só­lo co­mo al­go no­mi­nal”, ase­gu­ra, “por­que no se reunie­ron nun­ca des­de 1999”. “Trump era el que to­ma­ba to­das las de­ci­sio­nes”, afir­mó.

En el de­ta­lle de los mo­vi­mien­tos del di­ne­ro se in­clu­ye un pa­go de 100.000 dó­la­res re­la­cio­na­do con una de­man­da con­tra el club de golf de Mar-a-La­go en Flo­ri­da. Tam­bién se ci­ta otro abono de 158.000 dó­la­res pa­ra re­sol­ver otra de­man­da con­tra el Trump Na­tio­nal Golf Club. Ade­más, se iden­ti­fi­ca un pa­go de 10.000 dó­la­res pa­ra la ad­qui­si­ción de una pin­tu­ra que se ex­hi­be en el re­sort Trump Na­tio­nal Do­ral.

In­ha­bi­li­ta­ción

Es­tas acu­sa­cio­nes llue­ven so­bre mo­ja­do. Un mes an­tes de las elec­cio­nes, el fis­cal re­cién di­mi­ti­do Eric Sch­nei­der­man so­li­ci­tó por car­ta a los ges­to­res de la fun­da­ción que desis­tie­ran de in­me­dia­to de so­li­ci­tar di­ne­ro a po­si­bles do­nan­tes por­que la or­ga­ni­za­ción no dis­po­nía del cer­ti­fi­ca­do co­rres­pon­dien­te pa­ra re­cau­dar fon­dos. Trump ca­li­fi­có una vez más la ma­nio­bra co­mo una de­ci­sión con cla­ra in­ten­cio­na­li­dad po­lí­ti­ca.

Bar­ba­ra Un­der­wood pi­de a la fa­mi­lia Trump y a la or­ga­ni­za­ción que res­ti­tu­yan ese di­ne­ro que ob­tu­vie­ron ilí­ci­ta­men­te. El pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos res­pon­dió en una se­rie de men­sa­je col­ga­dos en la red so­cial Twit­ter di­cien­do que ba­ta­lla­rá con­tra la de­man­da y acu­só a los de­mó­cra­tas de tra­ta de ha­cer rui­do tra­tan­do de ata­car a su fun­da­ción, “que es­tá do­nan­do más di­ne­ro del que re­ci­be”. “No voy a pac­tar en es­te ca­so”, an­ti­ci­pó Do­nald Trump.

Ade­más de la di­so­lu­ción y de la de­vo­lu­ción de los 2,8 mi­llo­nes, la de­man­da de la fis­cal busca que los di­rec­ti­vos de la Fun­da­ción Do­nald Trump ten­gan prohi­bi­do par­ti­ci­par en los con­se­jos de otras or­ga­ni­za­cio­nes ca­ri­ta­ti­vas. En el ca­so del pre­si­den­te se­ría por 10 años mien­tras que pa­ra sus tres hi­jos la in­ha­bi­li­ta­ción se­ría de uno. “Hu­bo un pa­trón de con­duc­ta ile­gal per­sis­ten­te”, se­ña­la, “que du­ró más de una dé­ca­da”.

La fis­cal Un­der­wood in­sis­tió en que la fun­da­ción tu­vo una fun­ción de che­que­ra pa­ra los in­tere­ses de la fa­mi­lia Trump sin im­por­tar su fin o le­ga­li­dad. El re­sul­ta­do de la in­ves­ti­ga­ción se trans­mi­tió a la agen­cia tri­bu­ta­ria (IRS, en sus si­glas en in­glés) y a la co­mi­sión elec­to­ral de EE UU pa­ra que “iden­ti­fi­quen po­si­bles vio­la­cio­nes en la le­gis­la­ción fe­de­ral” que pue­dan ser san­cio­na­das.

Do­nald Trump creó la fun­da­ción en 1988 pa­ra ges­tio­nar su fa­ce­ta fi­lan­tró­pi­ca. Una in­ves­ti­ga­ción del dia­rio The Was­hing­ton Post du­ran­te la pa­sa­da cam­pa­ña elec­to­ral re­ve­ló que el em­pre­sa­rio usó la or­ga­ni­za­ción ca­ri­ta­ti­va con fi­nes de lu­cro, al des­ti­nar una par­te del di­ne­ro a pa­gar de­man­das. El en­ton­ces can­di­da­to re­pu­bli­cano pi­dió por su par­te el cie­rre de la fun­da­ción de los Clin­ton, a la que ca­li­fi­có de empresa co­rrup­ta uti­li­za­da por su ri­val en las pre­si­den­cia­les pa­ra lu­crar­se.

/ P. SANCYA (AP)

Trump en­tre­ga un che­que de su fun­da­ción, en enero de 2016 en Da­ven­port (Io­wa). La fis­cal ha uti­li­za­do la ima­gen co­mo prue­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.