Vien­tos es­te­la­res

El País (Valencia) - - OPINIÓN -

So­plan nue­vos vien­tos en la po­lí­ti­ca. No sé si son tan fuertes o tan fríos co­mo los que acom­pa­ña­ron a Pe­dro Du­que en el es­pa­cio o co­mo los que mo­vían an­tes las em­bar­ca­cio­nes por el Me­di­te­rrá­neo, pe­ro sí que pro­pi­cian cam­bios. Des­de lue­go, no es im­pres­cin­di­ble que so­ple mu­cho el vien­to pa­ra que el Aqua­rius, el bar­co en el que via­jan mu­chos mi­gran­tes, na­ve­gue al puer­to de Valencia, don­de les es­pe­ra una bien­ve­ni­da a lo Mis­ter Mars­hall. Prue­ba de es­to es que se han pues­to car­te­les nue­vos de bien­ve­ni­da pa­ra re­ci­bir­los. Di­go nue­vos por­que los de bien­ve­ni­da des­ti­na­dos a re­ci­bir a los re­fu­gia­dos de gue­rra si­rios no pue­den re­uti­li­zar­se. Una pe­na por­que real­men­te no mu­chos si­rios lle­ga­ron a ver­los, pe­ro es­tos sí los ve­rán aque­llos in­mi­gran­tes que pron­to es­ta­rán a sal­vo en Valencia. Los vien­tos les son fa­vo­ra­bles. En el océano ve­cino, en Te­ne­ri­fe, se aca­ba de des­alo­jar un edi­fi­cio en el que vi­vían 40 per­so­nas, mu­chas de ellas in­mi­gran­tes y con ne­ce­si­da­des bá­si­cas. De­be de ser una cues­tión de ai­res.— Pablo Ere­ca­cho Gor­ta­zar. Bil­bao. re­quie­re com­pro­mi­so y Lopetegui ha pre­fe­ri­do su bien in­di­vi­dual so­bre la po­si­bi­li­dad de al­go úni­co: in­ten­tar ser cam­peón del mun­do con su se­lec­ción.Sus­cri­bo la pos­tu­ra del pre­si­den­te de la Real Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol al pres­cin­dir de él.— Ig­na­cio Gran­de Rodríguez. Madrid. Los tex­tos tie­nen que en­viar­se ex­clu­si­va­men­te a EL PAÍS y no de­ben te­ner más de 100 pa­la­bras (700 ca­rac­te­res sin es­pa­cios). De­ben cons­tar nom­bre y ape­lli­dos, ciu­dad, te­lé­fono y DNI o pa­sa­por­te de sus au­to­res. EL PAÍS se re­ser­va el de­re­cho de pu­bli­car­los, re­su­mir­los o ex­trac­tar­los. No se da­rá in­for­ma­ción so­bre es­tas co­la­bo­ra­cio­nes. Car­ta­sDi­rec­to­ra@el­pais.es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.