El pri­mer mi­nis­tro por­tu­gués pre­su­me de cuen­tas a un año de los co­mi­cios

El País (Valencia) - - INTERNACIONAL - JA­VIER MAR­TÍN DEL BA­RRIO,

En el ter­cer exa­men par­la­men­ta­rio a que se so­me­te el Eje­cu­ti­vo que pre­si­de, el pri­mer mi­nis­tro por­tu­gués, el so­cia­lis­ta An­tó­nio Cos­ta, pre­sen­tó ayer las me­jo­res ci­fras ma­cro­eco­nó­mi­cas de la le­gis­la­tu­ra —y al­gu­nas de lo que va de si­glo—, aun­que la opo­si­ción y sus so­cios de iz­quier­da —co­mu­nis­tas y Blo­co de Es­quer­da— le cri­ti­ca­ron por el es­ta­do de la sa­ni­dad pú­bli­ca. La ten­sión elec­to­ral y las fi­su­ras en el tri­par­ti­to mar­ca­ron el debate del Es­ta­do de la na­ción. Cos­ta afir­mó que ha­bían cum­pli­do sus com­pro­mi­sos con to­dos: “Lle­ga­mos al Gobierno ha­ce tres años con cua­tro ob­je­ti­vos: aca­bar con la aus­te­ri­dad, re­lan­zar la eco­no­mía, re­cu­pe­rar los ni­ve­les de pro­tec­ción so­cial y equi­li­brar las fi­nan­zas pú­bli­cas. He­mos cum­pli­do to­dos, he­mos con­ci­lia­do el fin de la aus­te­ri­dad con el cum­pli­mien­to de los com­pro­mi­sos eu­ro­peos”. Cos­ta re­cor­dó que los lo­gros han si­do po­si­bles gra­cias al apo­yo de sus so­cios en el Par­la­men­to, el Blo­co de Es­quer­da (BE) y los co­mu­nis­tas (PCP), a los que pro­me­tió “re­cha­zar el mo­de­lo de sa­la­rios ba­jos y de em­pleos pre­ca­rios” que la se­ma­na pró­xi­ma se dis­cu­ti­rá en la re­for­ma la­bo­ral.

Las crí­ti­cas a la fal­ta de in­ver­sio­nes en trans­por­te y sa­ni­dad no em­pa­ña­ron la con­si­de­ra­ción que el mis­mo Cos­ta tie­ne de sus dos años y me­dio de Gobierno, “un ba­lan­ce po­si­ti­vo” que Blo­co y PCP com­par­ten por un la­do y niegan por otro. A un año de las elec­cio­nes, que de­ben con­vo­car­se en oto­ño de 2019, ca­da uno in­sis­te en per­fi­lar su imagen elec­to­ral. Y en las pró­xi­mas se­ma­nas, con el debate de la re­for­ma la­bo­ral y los pre­su­pues­tos de 2019, esa ten­sión se acen­tua­rá. Vo­ta­rán a fa­vor del úl­ti­mo pre­su­pues­to de la le­gis­la­tu­ra y, a la vez, agi­ta­rán la ca­lle de la mano del sin­di­ca­to co­mu­nis­ta CGTP y la con­vo­ca­to­ria de huel­gas en los sec­to­res del trans­por­te, la sa­ni­dad y la edu­ca­ción.

Con los nú­me­ros so­bre la me­sa, el Gobierno tie­ne mo­ti­vos pa­ra la sa­tis­fac­ción: 7,3% de pa­ro, el me­nor des­de 2002; un cre­ci­mien­to del 2,7% en 2017, el ma­yor del si­glo (es­te año se pre­vé que sea el 2,2%); dé­fi­cit del 0,9%, el más ba­jo de la de­mo­cra­cia (0,7% es­te año), deu­da del 126%, cua­tro pun­tos me­nos que ha­ce un año; 21 mi­llo­nes de tu­ris­tas (el 7,8% del PIB).

En ese “país de las ma­ra­vi­llas”, co­mo lo til­dó el de­re­chis­ta CDS, el lí­der del pri­mer gru­po par­la­men­ta­rio (PSD, cen­tro­de­re­cha), Fer­nan­do Ne­grão, re­cor­dó que el cre­ci­mien­to del país es in­fe­rior al de 20 paí­ses eu­ro­peos y que la pre­sión fis­cal que so­por­tan hoy los por­tu­gue­ses es la más al­ta de la his­to­ria (37% fren­te al 34,7% de Es­pa­ña); pe­ro hi­zo hin­ca­pié en los ser­vi­cios pú­bli­cos, es­pe­cial­men­te en la sa­ni­dad. “La na­tu­ra­le­za de la ma­yo­ría de iz­quier­das es la del es­cor­pión, no re­sis­te ha­cer el mal cuan­do pro­me­te ha­cer el bien. Es­te es un Gobierno ago­ta­do”, di­jo Ne­grão.

Las ci­fras del pri­mer mi­nis­tro pa­ra re­ba­tir las crí­ti­cas so­bre el es­ta­do de la sa­ni­dad no evi­ta­ron que otros gru­pos tam­bién in­ci­die­ran en ellas, aun­que sin tan­ta acri­tud. Aun­que han au­men­ta­do los cen­tros de salud y las ci­ru­gías y las aten­cio­nes mé­di­cas, pa­ra Cos­ta par­te del pro­ble­ma es el en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción, que ha subido un 22% en cua­tro años.

El PS de Cos­ta tie­ne una in­ten­ción de vo­to del 37%, 6,7 pun­tos me­nos que ha­ce un año, cuan­do pa­vo­ro­sos in­cen­dios cau­sa­ban 112 muer­tos. Sin em­bar­go, esa caí­da en las en­cues­tas no ali­men­ta a nin­guno del res­to de par­ti­dos, que suben o ba­jan dé­ci­mas. “Cum­pli­mos to­do lo que pro­me­ti­mos”, ase­gu­ró Cos­ta. “Con nues­tro pro­pio pro­gra­ma elec­to­ral y con nues­tros so­cios, Blo­co y PCP, que nos lle­va­ron más allá de nues­tras pro­pues­tas ini­cia­les”.

Je­ró­ni­mo de Sou­sa, lí­der del PCP, exi­gió “una po­lí­ti­ca pa­trió­ti­ca de iz­quier­das, que el Gobierno pon­ga fin a la su­mi­sión del eu­ro y re­ne­go­cie una deu­da im­pa­ga­ble”. La lí­der del Blo­co, Ca­ta­ri­na Mar­tins, tam­bién se cen­tró en la su­mi­sión del Gobierno, que apo­ya las re­glas de Bruselas. “Ca­da dé­ci­ma que el mi­nis­tro de Fi­nan­zas re­cor­ta al dé­fi­cit es una dé­ci­ma que se qui­ta a la in­ver­sión en la salud y la edu­ca­ción de Por­tu­gal”.

Aun­que no in­ter­vino, fue pro­ta­go­nis­ta del debate Má­rio Cen­teno, mi­nis­tro de Fi­nan­zas, pre­si­den­te del Eurogrupo y res­pon­sa­ble de los re­cor­tes de in­ver­sio­nes pre­su­pues­ta­das pa­ra cua­drar las cuen­tas. Días an­tes, en la co­mi­sión de Pre­su­pues­tos, Cen­teno ha­bía ad­ver­ti­do a los dipu­tados de los rie­gos de pro­po­ner re­cor­tes de in­gre­sos y au­men­tos de gastos. “Ten­drán que asu­mir las im­pli­ca­cio­nes que con­lle­ven”, di­jo. Cen­teno se re­fe­ría al re­cor­te en el im­pues­to a la ga­so­li­na que ha pro­pues­to la de­re­cha del CDS y apo­ya el BE. Ese ajus­te res­ta­ría a las ar­cas del Es­ta­do 470 mi­llo­nes de eu­ros, un cuar­to de pun­to del PIB.

/ C. BRUNA (EFE)

Cos­ta, el jue­ves en la cum­bre de la OTAN en Bruselas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.