Acu­da a su mé­di­co

El País (Valencia) - - OPINIÓN -

Las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias, an­te la con­ta­mi­na­ción de va­rias mar­cas de un an­ti­hi­per­ten­si­vo, no va­ci­lan en acon­se­jar a los ciu­da­da­nos que acu­dan a su mé­di­co pa­ra que les mo­di­fi­que la pres­crip­ción por otra mar­ca li­bre de di­cha con­ta­mi­na­ción. Los mé­di­cos so­le­mos re­ce­tar “por prin­ci­pio ac­ti­vo”; es de­cir, no de­ci­di­mos, en prin­ci­pio, la mar­ca que se le ad­mi­nis­tra al pa­cien­te. Las ofi­ci­nas de far­ma­cia, las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias y los pro­pios pa­cien­tes son los que pre­fie­ren unas mar­cas a otras. En cam­bio, aho­ra nos quie­ren ha­cer de­ci­dir a no­so­tros, los mé­di­cos de fa­mi­lia, las mar­cas que te­ne­mos que pres­cri­bir.

Me pa­re­ce in­dig­nan­te. Nues­tra fun­ción sa­ni­ta­ria aca­ba en in­for­mar a los pa­cien­tes de los ries­gos de con­su­mir las mar­cas con­ta­mi­na­das. Los in­tere­ses co­mer­cia­les, la de­ci­sión de las au­to­ri­da­des y las pre­fe­ren­cias de los pa­cien­tes son los úni­cos ac­to­res en es­ta si­tua­ción.— Ra­fael Ji­mé­nez To­bo­so. To­ma­res (Se­vi­lla). El mi­nis­tro del In­te­rior de Ita­lia es Mat­teo Sal­vi­ni y no Mat­teo Ren­zi co­mo se afir­ma­ba ayer en una in­for­ma­ción de la pá­gi­na 6. La Con­fe­ren­cia de Mú­nich se ce­le­bró en 1938 y no en 1936 co­mo se afir­ma­ba en la pá­gi­na 2 de la edi­ción de ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.