Quie­nes se exi­lia­ron pa­ra ga­nar­se la vi­da fue­ron di­bu­ja­dos co­mo aman­tes de la aven­tu­ra, no co­mo se­res adul­tos en bus­ca de opor­tu­ni­da­des

El País (Valencia) - - OPINIÓN -

que de bra­zos cru­za­dos. Nues­tras con­di­cio­nes la­bo­ra­les em­peo­ra­ron con res­pec­to a las de las ge­ne­ra­cio­nes an­te­rio­res, las de los her­ma­nos de los que he­re­dá­ba­mos la ro­pa, la de los pa­dres y las ma­dres que nos in­sis­tían en que es­tu­diar nos re­sol­ve­ría el fu­tu­ro. El mi­leu­ris­ta es, por afor­tu­na­do, un ani­mal mi­to­ló­gi­co: co­bra­mos me­nos en peo­res con­di­cio­nes. El consuelo de ton­tos con su mal de mu­chos, cla­ro, por­que la si­tua­ción se ex­pan­de al res­to de la so­cie­dad, pe­ro no­so­tros la­men­ta­mos lo que he­mos co­no­ci­do.

Nos en­fren­ta­mos —mi­llen­nials, ta­cha­dos con la Y, bu­me­ra­nes, ni­ños per­di­dos— a una so­cie­dad que nos ha in­fan­ti­li­za­do: qui­zá la fal­ta de opor­tu­ni­da­des —to­ca ga­nár­se­las, ge­ne­rár­se­las, cla­man los gu­rús: fra­ca­sa otra vez, tus erro­res son tus me­da­llas y de­más par­lo­teo que te em­pu­ja ha­cia el fon­do cuan­do ya te has hun­di­do— aver­güen­ce me­nos si pa­re­ce­mos no me­re­cer­las. Nos cuen­tan Nos han ven­di­do que si es­te fin de se­ma­na nos que­da­mos en ca­sa —¡te­ne­mos ca­sa!— no evi­ta­mos gas­tar el di­ne­ro que nos fal­ta, sino que prac­ti­ca­mos una ten­den­cia de li­festy­le lla­ma­da nes­ting. Los an­gli­cis­mos lo sua­vi­zan to­do.

Nos le­van­ta­mos en­tre los es­com­bros. Se le­van­ta­ron los mo­vi­mien­tos so­cia­les, la em­pa­tía, la con­cien­cia de que lo co­mún im­por­ta y que des­de lo co­mún se cons­tru­ye. Se le­van­ta el fe­mi­nis­mo, des­de lue­go, con­ce­bi­do co­mo una gran lu­cha por la igual­dad y con­tra la dis­cri­mi­na­ción, que in­clu­ye el gé­ne­ro pe­ro tam­bién la ra­za, la cla­se so­cial... Las vo­ces las re­cu­pe­ra­mos; nos li­be­ra­mos del dis­fraz, em­pe­za­mos a lla­mar­nos por nues­tros nom­bres ver­da­de­ros. Aban­do­na­mos el re­fu­gio de los ni­ños per­di­dos. ¿Nos per­mi­ti­rán le­van­tar nues­tra ca­sa pro­pia?

Elena Me­del es es­cri­to­ra y editora. Su li­bro más re­cien­te es To­do lo que hay que sa­ber so­bre poe­sía (Ariel, 2018).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.