Un pro­ble­ma, ocho pro­to­co­los dis­tin­tos

El País (Valencia) - - SOCIEDAD -

Con­fe­ren­cia Epis­co­pal (2010): Con­gre­ga­ción pa­ra la Doc­tri­na de la Fe (2011). “El abu­so se­xual de me­no­res no es só­lo un de­li­to ca­nó­ni­co, sino tam­bién un cri­men per­se­gui­do por la au­to­ri­dad ci­vil (...) Al re­ci­bir las

de­nun­cias de po­si­bles ca­sos de abu­so se­xual de me­no­res, los obis­pos de­be­rán ase­gu­rar que sean tra­ta­dos se­gún la dis­ci­pli­na ca­nó­ni­ca y ci­vil res­pe­tan­do los de­re­chos de to­das las par­tes. Las lí­neas guía de­ben te­ner en cuen­ta la le­gis­la­ción del Es­ta­do en el que la con­fe­ren­cia epis­co­pal se en­cuen­tra, en par­ti­cu­lar en lo que se re­fie­re a la even­tual obli­ga­ción de dar avi­so a las au­to­ri­da­des ci­vi­les”.

Com­pa­ñía de Je­sús (2011): “El pro­vin­cial o su de­le­ga­do, in­clu­so por es­cri­to, in­for­ma en to­do ca­so a los de­nun­cian­tes y a la fa­mi­lia de su de­re­cho a de­nun­ciar an­te las au­to­ri­da­des es­ta­ta­les e in­clu­so los in­vi­ta a ha­cer­lo si los he­chos de­nun­cia­dos son gra­ves y

“La Au­to­ri­dad ecle­siás­ti­ca in­vi­ta o acon­se­ja, en un pri­mer mo­men­to, a los de­nun­cian­tes a pre­sen­tar ellos mis­mos la de­nun­cia an­te la Po­li­cía, el Mi­nis­te­rio Fis­cal o el Juz­ga­do de Ins­truc­ción, con­for­me exi­ge la ley en es­te ti­po de de­li­tos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.