Ló­pez Obra­dor apues­ta por el res­ca­te de la frá­gil Pe­mex

El pre­si­den­te me­xi­cano bus­ca dar­le a la pe­tro­le­ra es­ta­tal el pro­ta­go­nis­mo que per­dió tras la re­for­ma ener­gé­ti­ca

El País (Valencia) - - ECONOMÍA Y TRABAJO - SO­NIA CORONA,

An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor quie­re res­ca­tar a Pe­tró­leos Me­xi­ca­nos (Pe­mex), un frá­gil bu­que que po­co a po­co se hun­de. El nue­vo pre­si­den­te me­xi­cano no ocul­ta su in­ten­ción de re­cu­pe­rar la bo­nan­za de la pe­tro­le­ra es­ta­tal y se afe­rra a un da­to: du­ran­te 14 años la pro­duc­ción de cru­do de Mé­xi­co ha ido en de­cli­ve —ac­tual­men­te es de 1,7 mi­llo­nes de ba­rri­les dia­rios fren­te a los 3,3 mi­llo­nes de 2004—. Su plan in­clu­ye au­men­tar la in­ver­sión, ace­le­rar la ex­trac­ción e in­cre­men­tar el re­fino de hi­dro­car­bu­ros. To­do es­to sin to­car, de mo­men­to, la re­for­ma ener­gé­ti­ca de su an­te­ce­sor, el ex­pre­si­den­te En­ri­que Pe­ña Nie­to, que co­men­zó la aper­tu­ra del sec­tor tras 76 años de con­trol es­ta­tal. La apues­ta del po­lí­ti­co de iz­quier­das ge­ne­ra in­cer­ti­dum­bre en Mé­xi­co, an­te el te­mor de al­gu­nos sec­to­res de vol­ver al mo­de­lo del pa­sa­do: una in­dus­tria ener­gé­ti­ca que gi­ra en torno a la pe­tro­le­ra es­ta­tal.

Pe­mex ha lu­cha­do en el úl­ti­mo año pa­ra re­cu­pe­rar­se de su des­ca­la­bro de 2017, cuan­do per­dió 16.300 mi­llo­nes de dó­la­res, un 74% más que en 2016, y al­can­zó una deu­da de 105.000 mi­llo­nes de dó­la­res. Los ma­les de la pe­tro­le­ra se han vuel­to cró­ni­cos: me­nos in­ver­sión, al­tas car­gas fis­ca­les y la caí­da glo­bal de los pre­cios del cru­do. “La si­tua­ción fi­nan­cie­ra de Pe­mex se ha agra­va­do en los úl­ti­mos años de­bi­do a la re­duc­ción sig­ni­fi­ca­ti­va de sus in­gre­sos oca­sio­na­da por la caí­da en los pre­cios in­ter­na­cio­na­les del pe­tró­leo y las re­duc­cio­nes de las pla­ta­for­mas na­cio­na­les de pro­duc­ción y ex­por­ta­ción del hi­dro­car­bu­ro”, apun­ta un es­tu­dio del Ins­ti­tu­to Be­li­sa­rio Do­mín­guez, ads­cri­to al Se­na­do me­xi­cano.

En oc­tu­bre, Fitch cam­bió de es­ta­ble a ne­ga­ti­va la pers­pec­ti­va de ca­li­fi­ca­ción de la pe­tro­le­ra an­te las du­das por su es­tra­te­gia co­mer­cial. En los úl­ti­mos días, Ló­pez Obra­dor ha da­do al­gu­nas pis­tas: “Se nos es­tá ca­yen­do la pro­duc­ción pe­tro­le­ra, va­mos a in­ter­ve­nir. Pe­mex va a ma­ne­jar aho­ra más in­ver­sión y ya en unos días más va­mos a ini­ciar la per­fo­ra­ción de nue­vos po­zos pe­tro­le­ros y la in­ter­ven­ción de po­zos que es­tán de­cli­nan­do en pro­duc­ción pe­ro que se van a reac­ti­var”, di­jo. El plan­tea­mien­to del pre­si­den­te se re­mon­ta a la épo­ca do­ra­da de la fir­ma en la dé­ca­da de los ochen­ta: po­ner a to­da mar­cha la ma­qui­na­ria es­ta­tal pe­tro­le­ra. Hoy anun­cia­rá un plan de re­fino pa­ra in­sis­tir en la cons­truc­ción de una plan­ta en el Es­ta­do de Tabasco, con la que re­du­cir la im­por­ta­ción de com­bus­ti­bles del país, que al cie­rre de 2017 re­pre­sen­tó el 68%.

Ló­pez Obra­dor ha si­do his­tó­ri­ca­men­te un opo­si­tor a la re­for­ma ener­gé­ti­ca que su­po­ne la aper­tu­ra del mer­ca­do a la in­ver­sión pri­va­da. Su vi­sión se con­tra­po­ne a la de su an­te­ce­sor. Pe­ña Nie­to ini­ció un pro­ce­so en el que las pe­tro­le­ras de di­fe­ren­tes paí­ses ac­ce­die­ron a 111 con­tra­tos pa­ra ex­plo­rar y ex­plo­tar ya­ci­mien­tos en las cuen­cas pe­tro­le­ras, al mis­mo tiem­po que dis­mi­nu­yó el pa­pel de Pe­mex en la es­ce­na ener­gé­ti­ca. Pa­ra re­sis­tir la caí­da, la pe­tro­le­ra ha echa­do mano de las ex­por­ta­cio­nes, prin­ci­pal­men­te ha­cia Es­ta­dos Uni­dos (66%) y Eu­ro­pa (13%). El de­cli­ve de la ex­trac­ción de cru­do de los ya­ci­mien­tos de Ku Ma­loob Zaap y Can­ta­rell, los más abun­dan­tes de Mé­xi­co, tam­bién ha abo­na­do a su de­te­rio­ro. Ló­pez Obra­dor ha anun­cia­do es­ta se­ma­na que en los pró­xi­mos días pon­drá en mar­cha el pro­ce­so de ex­trac­ción de 10 po­zos en el Es­ta­do de Cam­pe­che, a car­go de Pe­mex.

Ini­cia­ti­va pri­va­da

El im­pul­so a la pe­tro­le­ra es­ta­tal ten­drá que con­vi­vir con los pro­yec­tos que la re­for­ma ener­gé­ti­ca ha em­pren­di­do des­de 2015, cuan­do se fir­ma­ron los pri­me­ros con­tra­tos con com­pa­ñías pri­va­das. Tras la aper­tu­ra, Pe­mex se ha apun­ta­do en 21 con­ve­nios tan­to en aso­cia­ción co­mo en com­pe­ten­cia con em­pre­sas de to­do el mun­do. “Es muy bueno que Ló­pez Obra­dor le exi­ja a Pe­mex ser más pro­duc­ti­vo, el de­cli­ve de la pro­duc­ción na­cio­nal es en par­te res­pon­sa­bi­li­dad de ellos por la fal­ta de in­ver­sión. Se pue­de te­ner un gran Pe­mex al mis­mo tiem­po que las gran­des em­pre­sas pri­va­das in­vier­ten en la in­dus­tria. Co­mo en Bra­sil, don­de Pe­tro­bras [la com­pa­ñía es­ta­tal] tie­ne el 85% del mer­ca­do pe­ro exis­te un mer­ca­do pri­va­do muy fuer­te”, apun­ta Je­remy Mar­tin, es­pe­cia­lis­ta en ener­gía del Ins­ti­tu­to de las Amé­ri­cas.

Ló­pez Obra­dor ha de­ci­di­do no aca­bar de gol­pe con el le­ga­do ener­gé­ti­co de Pe­ña Nie­to y ha ofre­ci­do a las com­pa­ñías una tre­gua de tres años pa­ra que en­tre­guen sus pri­me­ros ba­rri­les. “Con los con­tra­tos no se ha sa­ca­do un ba­rril de pe­tró­leo, en­ton­ces no po­de­mos no­so­tros con­ti­nuar en­tre­gan­do te­rri­to­rios pa­ra la ex­trac­ción de hi­dro­car­bu­ros si no hay in­ver­sión y, lo más im­por­tan­te, si no hay pro­duc­ción”, de­cla­ró Ló­pez Obra­dor. En­tre los ar­gu­men­tos que Pe­ña Nie­to ex­pu­so pa­ra la re­for­ma de 2013 es­ta­ba la re­du­ci­da ca­pa­ci­dad téc­ni­ca y fi­nan­cie­ra de Pe­mex pa­ra ex­traer hi­dro­car­bu­ros en aguas pro­fun­das —po­zos en el mar a una pro­fun­di­dad de en­tre 500 y 1.500 me­tros—. Fir­mas co­mo Rep­sol, Ex­xon Mo­bil, Shell, Che­von, To­tal, Sta­toil y ENI se apun­ta­ron a es­ta ta­rea.

La ita­lia­na ENI fue la pri­me­ra com­pa­ñía pri­va­da en ha­llar cru­do en el Gol­fo de Mé­xi­co en mar­zo de 2017. La em­pre­sa con­fir­mó en­ton­ces que Pe­mex ha­bía ex­plo­ra­do la mis­ma re­gión del ha­llaz­go —fren­te a las cos­tas de Ciu­dad del Car­men (Cam­pe­che)—, pe­ro que ha­bía desis­ti­do por­que no te­nía la ca­pa­ci­dad fi­nan­cie­ra y téc­ni­ca pa­ra ex­plo­tar­la. La ma­yo­ría de los pro­yec­tos en aguas pro­fun­das del Gol­fo de Mé­xi­co se en­cuen­tra en fa­se de ex­plo­ra­ción, in­clu­so aque­llos en los que Pe­mex par­ti­ci­pa. “Se sa­be que en las aguas pro­fun­das se ne­ce­si­tan pla­zos de 5, 6 o 7 años de de­sa­rro­llo. Los pri­me­ros con­tra­tos se hi­cie­ron ha­ce año y me­dio, aún es pron­to pa­ra ob­te­ner ba­rri­les”, se­ña­la Mar­tin.

La pro­duc­ción de cru­do de Mé­xi­co ha caí­do ca­si a la mi­tad en 14 años

El Gobierno im­pul­sa­rá la in­ver­sión de la so­cie­dad pú­bli­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.