AfD flir­tea con una sa­li­da ale­ma­na de la UE sin fe­cha

El lí­der de la for­ma­ción xe­nó­fo­ba ad­vier­te del im­pac­to del Bre­xit en los vo­tan­tes

El País (Valencia) - - INTERNACIONAL - ANA CAR­BA­JO­SA,

De­xit, la sa­li­da de Ale­ma­nia (Deuts­chland) de la Unión Eu­ro­pea es el fan­tas­ma que es­te fin de se­ma­na pla­neó so­bre el con­gre­so que ha ce­le­bra­do la for­ma­ción ul­tra­de­re­chis­ta Al­ter­na­ti­va pa­ra Ale­ma­nia (AfD), en Rie­sa, en el es­te del país. Cer­ca de me­dio mi­llar de de­le­ga­dos abo­gó por una re­for­ma pro­fun­da de la UE y ase­gu­ró que Ale­ma­nia de­be­rá aban­do­nar la Unión de no pro­du­cir­se los cam­bios. El par­ti­do ul­tra­de­re­chis­ta dio, sin em­bar­go, mar­cha atrás y pres­cin­dió de un ul­ti­má­tum de cin­co años pre­vis­to ini­cial­men­te, pa­ra que los cam­bios se ha­gan efec­ti­vos y con­si­de­ró la sa­li­da co­mo “úl­ti­ma op­ción”.

Ale­xan­der Gau­land, co­lí­der de AfD, ad­vir­tió en con­tra de fi­jar una fe­cha, a la vis­ta del caos que ro­dea al Bre­xit y con la mi­ra­da pues­ta en una se­rie de elec­cio­nes re­gio­na­les en Ale­ma­nia, un país de ro­bus­tas cre­den­cia­les eu­ro­peís­tas. “Por muy ten­ta­dor que re­sul­te abo­lir el apa­ra­to to­ta­li­ta­rio de la UE, las con­se­cuen­cias pue­den lle­gar a ser im­pre­de­ci­bles”, afir­mó Gau­land.

AfD ha he­cho alar­de de su cre­cien­te aser­ti­vi­dad po­lí­ti­ca y se ha he­cho eco de los vien­tos eu­ró­fo­bos que so­plan en el con­ti­nen­te ai­rean­do la idea de una po­si­ble rup­tu­ra con la UE. Pe­ro sus lí­de­res son a la vez cons­cien­tes de que en Ale­ma­nia no se ga­nan elec­cio­nes ba­jo la ban­de­ra eu­ró­fo­ba. El Eu­ro­ba­ró­me­tro del pa­sa­do oto­ño in­di­ca que un 51% de los ale­ma­nes con­fían en la UE, lo que su­po­ne nue­ve pun­tos más que la me­dia del club co­mu­ni­ta­rio.

Los dis­cur­sos de Rie­sa tie­nen ya la mi­ra­da pues­ta en el oto­ño que vie­ne, cuan­do se ce­le­bra­rán elec­cio­nes en tres Es­ta­dos del Es­te de Ale­ma­nia —Sa­jo­nia, Tu­rin­gia y Bran­de­bur­go— y en las que la ul­tra­de­re­cha as­pi­ra a de­jar de ser un par­ti­do mar­gi­nal.

La for­ma­ción en­tró en el Par­la­men­to ale­mán por pri­me­ra vez en el oto­ño de 2017, tras ob­te­ner el 12,6% de los vo­tos, lo que le con­vir­tió en el pri­mer par­ti­do de la opo­si­ción. Des­de en­ton­ces, ha man­te­ni­do su apo­yo y en al­gu­nas re­gio­nes in­clu­so lo ha re­for­za­do, gra­cias a un dis­cur­so xe­nó­fo­bo y de re­cha­zo al más del mi­llón de de­man­dan­tes de asi­lo que han lle­ga­do al país des­de 2015.

El tex­to so­me­ti­do a vo­ta­ción de­fien­de “una re­for­ma fun­da­men­tal en el sis­te­ma ac­tual de la UE”. Si esos cam­bios no se pro­du­cen en “un pla­zo ra­zo­na­ble”, AfD con­si­de­ra “la re­ti­ra­da de Ale­ma­nia o la di­so­lu­ción or­de­na­da de la UE y el es­ta­ble­ci­mien­to de una nue­va co­mu­ni­dad de in­tere­ses eco­nó­mi­cos co­mo una úl­ti­ma op­ción”.

El con­gre­so reuni­do en Sa­jo­nia, uno de los Es­ta­dos-bas­tión de la ul­tra­de­re­cha, de­bía vo­tar el pro­gra­ma pa­ra las elec­cio­nes eu­ro­peas de ma­yo, así co­mo los can­di­da­tos que re­pre­sen­ta­rán a la for­ma­ción ul­tra. El can­di­da­to prin­ci­pal es el co­pre­si­den­te Jörg Meut­hen, el úni­co re­pre­sen­tan­te ac­tual de la AfD en el Par­la­men­to Eu­ro­peo. Meut­hen tam­po­co se ha mos­tra­do par­ti­da­rio de po­ner fe­cha a un De­xit. “Es la úl­ti­ma op­ción en ca­so de que to­do lo de­más no fun­cio­ne”, ha di­cho a la ra­dio pú­bli­ca ale­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.