Cuan­do se con­tra­po­nen sen­ti­mien­tos y per­cep­cio­nes a nú­me­ros y ra­zo­nes siem­pre ga­nan las pri­me­ras. Es me­jor que­rer­se que au­di­tar­se

El País (Valencia) - - OPINIÓN -

de la Co­mu­ni­dad-Unión Eu­ro­pea su­ce­dió —por­que al­guien lo de­ci­dió o sim­ple­men­te sur­gió así y na­die qui­so o pu­do mo­di­fi­car­lo— que lo ra­cio­nal no so­lo es­ta­ba por en­ci­ma de lo sen­ti­men­tal, sino que lo sen­ti­men­tal era in­ne­ce­sa­rio y has­ta pe­li­gro­so. ¿No es aca­so la irra­cio­na­li­dad sen­ti­men­tal cau­san­te de tan­tas des­gra­cias y des­en­cuen­tros cons­tan­tes en es­ta par­te del mun­do?

Es po­si­ble que es­te no fue­ra el plan­tea­mien­to de los pa­dres fun­da­do­res, quie­nes as­pi­ra­ban por en­ci­ma de to­do a la paz y, pro­ba­ble­men­te, tam­po­co el de los ac­tua­les ges­to­res que as­pi­ran... ¿a qué as­pi­ran? Lo cier­to es que exis­te una cre­cien­te per­cep­ción ciu­da­da­na de que Eu­ro­pa es una ma­qui­na­ria bu­ro­crá­ti­ca sin al­ma, que ma­ne­ja una jer­ga in­com­pren­si­ble cen­tra­da ex­clu­si­va­men­te en la eco­no­mía que apli­ca a ra­ja­ta­bla —a los po­bres, sean es­tos paí­ses o per­so­nas— el prin­ci­pio de “quien pa­ga, man­da” y que ade­más pa­sa dos ideas pro­fun­da­men­te eu­ro­peas. O me­jor di­cho, le han de­ja­do apro­piar­se de ellas por­que los res­pon­sa­bles de de­fen­der la idea de Eu­ro­pa se han cen­tra­do ca­si ex­clu­si­va­men­te en la car­te­ra, lo cual du­ran­te las va­cas gor­das ha fun­cio­na­do, pe­ro con las va­cas fla­cas ha de­ja­do al des­cu­bier­to el tiem­po per­di­do en for­mar una iden­ti­dad.

¿Y aho­ra qué? Aho­ra vie­nen unas elec­cio­nes don­de lo más pro­ba­ble es que el Par­la­men­to Eu­ro­peo se con­vier­ta en el es­ca­pa­ra­te de ese dis­cur­so que ca­la en­tre quie­nes se sien­ten trai­cio­na­dos por Eu­ro­pa. Cuan­do se con­tra­po­nen sen­ti­mien­tos y per­cep­cio­nes a nú­me­ros y ra­zo­nes siem­pre ga­nan las pri­me­ras. Es me­jor que­rer­se que au­di­tar­se. Eu­ro­pa tam­bién de­be­ría ser lo pri­me­ro y no pa­re­cer so­lo lo se­gun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.