“Ya no si­go sien­do aquel”

RAP­HAEL Can­tan­te

El País - - GENTE - MÁBEL GALAZ,

Es­tre­na dis­co, pe­ro no sa­be el nú­me­ro que ha­ce en su ca­rre­ra. “Pon que lle­vo unos 100, pe­ro la ver­dad es que he per­di­do la cuen­ta”. Rap­hael es­tá de vuelta, aun­que en reali­dad nun­ca se ha ido. El can­tan­te, a sus 75 años, se to­ma con la ilu­sión de un prin­ci­pian­te la pro­mo­ción de su nue­vo tra­ba­jo. Cree que RESinp­hó­ni­co, que aca­ba de sa­lir a la ven­ta, es uno de los dis­cos más im­por­tan­tes de su ca­rre­ra, por­que reúne una se­lec­ción de sus me­jo­res can­cio­nes arro­pa­das por una or­ques­ta sin­fó­ni­ca, “pe­ro con to­ques de mú­si­ca elec­tró­ni­ca”. Una vez más, Rap­hael tran­si­ta en­tre el cla­si­cis­mo y la mo­der­ni­dad, esa dua­li­dad que le per­mi­te te­ner fans de to­das las ge­ne­ra­cio­nes.

Esa mis­ma dua­li­dad es­tá pre­sen­te en su vi­da. Ha­bla de ella co­mo si hu­bie­ra un an­tes y un des­pués de su tras­plan­te de hí­ga­do, al que se so­me­tió ha­ce 15 años: “Yo ya no soy aquel, co­mo di­ce mi can­ción. Soy otro”. Es­tá con­ven­ci­do de que le pu­sie­ron una “má­qui­na nue­va” en el cuer­po, que le ha da­do una ener­gía im­pro­pia en un hom­bre de su edad. En la con­ver­sa­ción sa­len nom­bres de otros com­pa­ñe­ros de ge­ne­ra­ción que no es­tán en la mis­ma si­tua­ción.

—¿Ha ha­bla­do con Julio Igle­sias?

—No, pe­ro sien­to lo que le es­tá pa­san­do, que no sé lo que es. Su­pon­go que tie­ne que ver con los hue­sos, ¿no? Ha­blar con Julio no es fá­cil. Le ten­go ca­ri­ño. Cuan­do yo es­tu­ve tan en­fer­mo lla­mó a los míos pa­ra in­tere­sar­se.

Julio Igle­sias mi­de sus fuer­zas a es­tas al­tu­ras de la vi­da, pe­ro Rap­hael, en cam­bio, se po­ne re­tos. “Si no ten­go un re­to...”, di­ce y a con­ti­nua­ción ha­ce un ges­to de ra­bia. Ese afán de su­pera­ción es lo que le man­tie­ne vi­vo y fe­liz. En el ca­ra a ca­ra pres­cin­de de la mar­ca­da ges­tua­li­dad que ex­hi­be en el es­ce­na­rio y se mues­tra cer­cano, pe­ro, so­bre to­do, co­que­to. Co­que­tea con la cá­ma­ra y es­tá pen­dien­te de que su look no ten­ga nin­gún fa­llo. Sin que se le pre­gun­te ha­bla de Natalia Fi­gue­roa con la que se ca­só en 1972. Un ma­tri­mo­nio en el que po­cos cre­ye­ron. Se de­cla­ra un hom­bre enamo­ra­do y un “fe­mi­nis­ta”.

—¿Por in­fluen­cia de su es­po­sa?

—Yo siem­pre lo he si­do—, res­pon­de, mo­les­to por el co­men­ta­rio.

En la con­ver­sa­ción sur­ge el nom­bre de Ma­ri­sol y las no­ti­cias que ha­blan de una in­fan­cia mar­ca­da por la ex­plo­ta­ción la­bo­ral y su­pues­tos abu­sos se­xua­les. “No sé de dón­de ha sa­li­do eso. Pe­ro quien co­noz­ca a Pe­pa sa­be que tie­ne unos... Que me cues­ta creer­lo”.

—Co­mo fe­mi­nis­ta, ¿apo­ya­rá el Me Too?

—Yo nun­ca he pre­sen­cia­do na­da. Al con­tra­rio, ellas siem­pre eran las es­tre­llas, a las que se ve­ne­ra­ba y cui­da­ba.

Rap­hael era, en la Es­pa­ña de Fran­co, uno de los ar­tis­tas que ha­bi­tual­men­te ac­tua­ba an­te el dic­ta­dor. Cuan­do se le re­cuer­da, ad­vier­te: “Co­mo to­dos en esa épo­ca. No eras na­die si no te lla­ma­ban pa­ra esas ci­tas. Yo vi­ví esos tiem­pos por­que Es­pa­ña era así en ese mo­men­to”. Lo di­ce co­mo que­rien­do ale­jar­se de la eti­que­ta de pro­te­gi­do del ré­gi­men que en al­gu­na oca­sión se le pu­so.

—¿Qué opi­nión tie­ne so­bre dón­de de­ben re­po­sar los res­tos de Fran­co?

—Eso te­nía que ha­ber­se re­suel­to ha­ce 40 años. ¿Cuán­tos pre­si­den­tes de Go­bierno ha ha­bi­do des­de en­ton­ces?

El can­tan­te no es muy bueno con los nú­me­ros — “¿Cuán­tos dis­cos he gra­ba­do?”, “¿cuán­do mu­rió Fran­co?”, pre­gun­ta a sus ayu­dan­tes—, pe­ro tie­ne una me­mo­ria pro­di­gio­sa pa­ra los re­cuer­dos más per­so­na­les. Cuen­ta con de­ta­lle có­mo se pre­sen­tó an­te el mar­qués de San­to Flo­ro pa­ra pe­dir­le per­mi­so pa­ra ca­sar­se con Natalia

Se de­cla­ra fe­mi­nis­ta y cri­ti­ca la po­lé­mi­ca so­bre los res­tos de Fran­co

Anun­cia que nun­ca se re­ti­ra­rá y aca­ba de lan­zar un dis­co a los 75 años

Fi­gue­roa. “Le di­je: ‘La quie­ro tan­to que si us­ted no es­tá de acuer­do, yo des­apa­rez­co’. Me in­vi­tó a co­mer. Me qui­so mu­cho y yo a él. Pe­ro nues­tro ma­tri­mo­nio fue un es­cán­da­lo en esa épo­ca”.

Es­cán­da­lo es pre­ci­sa­men­te el nom­bre de uno de sus gran­des éxi­tos, que tam­bién es­tá en su nue­vo tra­ba­jo gra­ba­do en­tre Lon­dres (en los es­tu­dios de Ab­bey Road) y Ma­drid (MG Studios). En él hay mu­chos te­mas de Ma­nuel Ale­jan­dro. Cuan­do ha­bla del gran com­po­si­tor fa­lle­ci­do, Rap­hael se san­ti­gua a mo­do de ho­me­na­je al hom­bre que le es­cri­bió la ma­yor par­te de sus gran­des te­mas.

—¿Nun­ca ha com­pues­to? —No, pe­ro siem­pre he tra­ba­ja­do muy de cer­ca con Ma­nuel Ale­jan­dro. Él sa­bía in­ter­pre­tar muy bien lo que yo que­ría ex­pre­sar en mis can­cio­nes.

Rap­hael y Natalia Fi­gue­roa tie­nen tres hi­jos: Jacobo y Ma­nuel —de­di­ca­dos tam­bién al mun­do de la mu­si­ca— y Ale­jan­dra. Ma­nuel es uno de los gran­des eje­cu­ti­vos de Uni­ver­sal, su com­pa­ñía de dis­cos, y uno de los ar­tí­fi­ces de Ope­ra­ción Triun­fo. Ha­ce un ges­to de que se le cae la ba­ba cuan­do ha­bla de él. Se con­fie­sa se­gui­dor del pro­gra­ma al que ha acu­di­do y con cu­yos con­cur­san­tes ha ac­tua­do, pe­ro sor­pren­de con una con­fe­sión: “Yo nun­ca hu­bie­ra si­do con­cur­san­te en Ope­ra­ción Triun­fo”.

El 17 de di­ciem­bre, Rap­hael pre­sen­ta­rá el dis­co en el Tea­tro Real de Ma­drid —en un con­cier­to que tie­ne ya las en­tra­das ago­ta­das— y lue­go ini­cia­rá una lar­ga gi­ra. “Sé to­do lo que voy a ha­cer has­ta fi­na­les del año pró­xi­mo, bueno... en reali­dad más, pe­ro de mo­men­to me cen­tro en ese pe­rio­do de tiem­po”. —¿Pien­sa en la re­ti­ra­da? —No me re­ti­ra­ré nun­ca. Un ar­tis­ta nun­ca lo ha­ce. ¿Y si lo ha­go y lue­go quie­ro vol­ver? Lo que su­ce­de­rá es que un día lla­ma­ré a la ofi­ci­na y di­ré que no me es­pe­ren.

En­ton­ces se que­da­rá tum­ba­do en un so­fá: “Con Natalia a mi la­do y una gran pan­ta­lla de te­le­vi­sión”.

/ JAIME VILLANUEVA

El can­tan­te Rap­hael, el pa­sa­do jue­ves en Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.