El mó­vil no es un ju­gue­te

El País - - OPINIÓN -

La mi­tad de los ni­ños de 8 a 10 años ya tie­nen mó­vil, y la otra mi­tad lo ten­drá, si na­die lo re­me­dia. Y es­to a pe­sar de que los ex­per­tos re­co­mien­dan una edad mí­ni­ma de 14 años. Los ni­ños in­sis­ti­rán por­que no quie­ren ser los úl­ti­mos en te­ner­lo, y los pa­dres ce­de­rán en uno de los ma­yo­res ac­tos de irres­pon­sa­bi­li­dad co­lec­ti­va de es­ta so­cie­dad en la que vi­vi­mos. An­tes de dar­lo co­mo un fan­tás­ti­co re­ga­lo de cum­plea­ños de­be­ría­mos sa­ber que cuan­do po­ne­mos un mó­vil en las ma­nos de un ni­ño es­ta­mos au­men­tan­do el ries­go de aco­so y es­ta­mos per­mi­tien­do el ac­ce­so a con­te­ni­dos per­ni­cio­sos para el desa­rro­llo de una men­te aún por amue­blar. Ade­más, nos arries­ga­mos a la pu­bli­ca­ción de da­tos e imá­ge­nes con des­tino des­co­no­ci­do y con­tra la in­ti­mi­dad de los más in­de­fen­sos. No es un ju­gue­te, por mu­cha ca­pa­ci­dad de con­trol pa­ren­tal que crea­mos te­ner.

Al­ber­to Ruiz Ro­drí­guez-Ru­bio. Se­vi­lla

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.