Los ita­lia­nos es­tán con­vo­ca­dos a vo­tar el 4 de mar­zo. La in­mi­gra­ción, el po­pu­lis­mo xe­nó­fo­bo o nue­vos par­ti­dos co­mo el Mo­vi­mien­to 5 Es­tre­llas mar­can la cam­pa­ña. EL PAÍS re­co­rre Ita­lia de sur a nor­te pa­ra tra­tar de des­ci­frar las gran­des cri­sis y los fe­nó­men

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

cur­so mu­cho más du­ro con­tra la in­mi­gra­ción ile­gal. Lo vi­vió con ex­tre­ma amar­gu­ra y se fue seis me­ses de la is­la pa­ra evi­tar el ren­cor, re­cuer­da sen­ta­da en un bar de la ave­ni­da de Ro­ma, re­cién lle­ga­da de un via­je por Ugan­da pa­ra es­tu­diar mo­de­los de aco­gi­da. “No per­dí por la in­mi­gra­ción, fue una ex­cu­sa pa­ra echar­me. No les gus­ta­ba que hu­bie­ra nor­mas, la le­ga­li­dad que ha­bía traí­do”, se­ña­la en re­fe­ren­cia a los pre­sun­tos chan­chu­llos que ha­bía en la al­cal­día de su pre­de­ce­sor. Fue una ban­de­ra del Par­ti­do De­mo­crá­ti­co (PD) de Mat­teo Ren­zi, pe­ro ahora no ha que­ri­do ni lle­var­la en las lis­tas. ¿Qué ha su­ce­di­do en­tre me­dias?

—Mi­re, es más fá­cil en­tre­gar pre­mios que re­sol­ver pro­ble­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.