Los pa­les­ti­nos re­ci­ben el anun­cio de Was­hing­ton co­mo otra pro­vo­ca­ción

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

El tras­la­do de la Em­ba­ja­da de EE UU coin­ci­di­rá con el 70º aniver­sa­rio de la fun­da­ción del Es­ta­do he­breo, que los pa­les­ti­nos con­me­mo­ran co­mo Nak­ba, o “desas­tre” que su­pu­so la pér­di­da te­rri­to­rial y el exi­lio de la ma­yor par­te de su po­bla­ción. El se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Li­be­ra­ción de Pa­les­ti­na (OLP), Saeb Ere­kat, re­pli­có ayer que la de­ci­sión su­po­nía una nue­va “pro­vo­ca­ción” de EE UU que mues­tra su “de­ter­mi­na­ción de la Ad­mi­nis­tra­ción de vio­lar la le­gis­la­ción in­ter­na­cio­nal, des­truir la so­lu­ción de los dos Es­ta­dos y de he­rir los sen­ti­mien­tos de los pa­les­ti­nos” y del mun­do is­lá­mi­co. El di­ri­gen­te de la OLP in­sis­tió en que el cam­bio de lo­ca­li­za­ción de la le­ga­ción di­plo­má­ti­ca “des­ca­li­fi­ca a EE UU co­mo me­dia­dor pa­ra al­can­zar una so­lu­ción en­tre israelíes y pa­les­ti­nos”.

La Em­ba­ja­da es­ta­rá ini­cial­men­te si­tua­da en el dis­tri­to de Ar­no­na de Jerusalén, en la zo­na sur de la ciu­dad, cer­ca de la an­ti­gua Lí­nea Ver­de que se­pa­ra­ba la zo­na oc­ci­den­tal ba­jo con­trol is­rae­lí de la par­te Es­te que fue con­quis­ta­da y ane­xio­na­da por Is­rael tras la Gue­rra de los Seis Días, en 1967. La ubi­ca­ción pue­de re­sul­tar po­lé­mi­ca pre­ci­sa­men­te por su pro­xi­mi­dad a la zo­na de se­pa­ra­ción es­ta­ble­ci­da en el ar­mis­ti­cio de 1949, que pu­so fin a la gue­rra con va­rios paí­ses ára­bes cuan­do Is­rael de­cla­ró su in­de­pen­den­cia.

La con­fir­ma­ción del De­par­ta­men­to de Es­ta­do, se pro­du­jo des­pués de que el mi­nis­tro de In­te­li­gen­cia de Is­rael, Yis­rael Katz di- fun­die­ra en su cuen­ta en Twit­ter un men­sa­je en el que fe­li­ci­ta­ba al pre­si­den­te Trump por la de­ci­sión de un tras­la­do pró­xi­mo de la Em­ba­ja­da: “¡No hay me­jor re­ga­lo que es­te! Es el pa­so más jus­to y co­rrec­to. ¡Mu­chas gra­cias, ami­go!”.

Ben­ja­mín Ne­tan­yahu per­ma­ne­ció en si­len­cio en pleno sabbat, el día fes­ti­vo ju­dío que se pro­lon­ga des­de el atar­de­cer del vier­nes has­ta el oca­so del sá­ba­do. Fuen­tes de la Ofi­ci­na del Pri­mer Mi­nis­tro ase­gu­ra­ron que el man­da­ta­rio se pro­nun­cia­ría a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do de la Em­ba­ja­da de Is­rael en EE UU. Ne­tan­yahu aco­sa­do por va­rios es­cán­da­los de co­rrup­ción en la po­lí­ti­ca in­ter­na, re­ci­be la de­ci­sión co­mo un es­pal­da­ra­zo deWas­hing­ton en sus ho­ras po­lí­ti­cas más ba­jas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.