El pre­si­den­te de Ife­ma ame­na­zó con di­mi­tir si era obli­ga­do a rec­ti­fi­car en Ar­co

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Reac­cio­nes en la pren­sa

El em­pre­sa­rio Cle­men­te Gon­zá­lez So­ler, pre­si­den­te del co­mi­té eje­cu­ti­vo de Ife­ma, fue ad­ver­ti­do de que su de­ci­sión de pe­dir la re­ti­ra­da en Ar­co de la obra Pre­sos po­lí­ti­cos en la España con­tem­po­rá­nea, de San­tia­go Sie­rra, se in­ter­pre­ta­ría co­mo un ac­to de cen­su­ra y ten­dría una gran re­per­cu­sión me­diá­ti­ca. Fue en la reunión de la co­mi­sión eje­cu­ti­va que man­tu­vie­ron el miér­co­les vía te­le­fó­ni­ca los cua­tro re­pre­sen­tan­tes ins­ti­tu­cio­na­les del co­mi­té rec­tor del re­cin­to fe­rial pa­ra ata­jar la cri­sis. Al plan­tear­se en­ton­ces la con­ve­nien­cia de la rec­ti­fi­ca­ción, Gon­zá­lez So­ler se man­tu­vo fir­me y ame­na­zó con di­mi­tir, se­gún fuen­tes co­no­ce­do­ras de la ne­go­cia­ción.

El re­sul­ta­do de la reunión fue, fi­nal­men­te, tres vo­tos a fa­vor de Gre­go­rio Ma­ra­ñón y Ber­trán de Lis (Ma­drid, 1942) fue nom­bra­do ayer doc­tor ho­no­ris cau­sa por la Uni­ver­si­dad de Cas­ti­lla-La Man­cha en un ac­to ce­le­bra­do en la fa­cul­tad de Cien­cias Ju­rí­di­cas y So­cia­les de To­le­do. “Pa­ra un uni­ver­si­ta­rio, y pa­ra un ciu­da­dano la de­ci­sión de Gon­zá­lez: el de los re­pre­sen­tan­tes de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio, Juan Ló­pez-Belmonte; la con­se­je­ra de Ha­cien­da, En­gra­cia Hi­dal­go, en nom­bre del Go­bierno de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid, y el del pro­pio pre­si­den­te. Que­dó así re­cha­za­da la pro­pues­ta de Luis Cue­to y Jo­sé Gi­rao, re­pre­sen­tan­tes del Ayun­ta­mien­to de Ma­drid y de la Fun­da­ción Mon­te­ma­drid, res­pec­ti­va­men­te. Am­bos se ma­ni­fes­ta­ron en con­tra de la cen­su­ra. “La Cá­ma­ra de Co­mer­cio y la Co­mu­ni­dad no lo vie­ron así y die­ron su vo­to al pre­si­den­te del co­mi­té eje­cu­ti­vo”, se­ña­ló ayer Cue­to. Gon­zá­lez So­ler de­cli­nó ayer ha­blar con es­te pe­rió­di­co.

La reunión se pi­dió el miér­co­les cuan­do aca­ba­ba de tras­cen­der que la ga­le­ris­ta Hel­ga de Al­vear ha­bía acep­ta­do des­col­gar las 24 que ha de­ci­di­do ha­cer de To­le­do su lu­gar de arrai­go y de la de­fen­sa del pa­tri­mo­nio de es­ta ciu­dad un compromiso de vi­da, no ca­be ma­yor dis­tin­ción”, afir­mó al inicio de su in­ter­ven­ción.

Ma­ra­ñón des­ple­gó un discurso que des­de el pri­mer mo­men­to fue a lo esen­cial: po­ner de ma­ni- fo­to­gra­fías pi­xe­la­das en las que apa­re­cen va­rios in­de­pen­den­tis­tas encarcelados co­mo el ex­vi­ce­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat Oriol Jun­que­ras o los Jor­dis. “Pe­di­mos que se reunie­ra la co­mi­sión por­que creía­mos que Gon­zá­lez So­ler se ha­bía ex­tra­li­mi­ta­do en sus fun­cio­nes y que­ría­mos una rec­ti­fi­ca­ción”, reite­ró ayer en TVE Luis Cue­to, coor­di­na­dor de la al­cal­día en el Ayun­ta­mien­to Ma­drid, que re­pre­sen­ta un 31% del ac­cio­na­ria­do de Ife­ma, el mis­mo por­cen­ta­je que tie­nen la Cá­ma­ra de Co­mer­cio y la Co­mu­ni­dad. “Des­de el pri­mer mo­men­to es­tu­ve en con­tra de la de­ci­sión y so­li­ci­té que se rec­ti­fi­ca­ra”, ma­ni­fes­tó Jo­sé Gi­rao, de la Fun­da­ción fies­to, sin nos­tal­gias y res­ca­tán­do­la del “man­to se­gu­ro del ol­vi­do”, la si­tua­ción de la Ve­ga Ba­ja y del con­jun­to ar­queo­ló­gi­co que se en­cuen­tra ba­jo su sue­lo. “No es la his­to­ria de una ba­ta­lla pa­sa­da, sino una de las cues­tio­nes más acu­cian­tes que tie­ne plan­tea­da hoy nues­tra ciu­dad”, ase­gu­ró el pre­si­den­te de ho­nor de la Real Fun­da­ción de To­le­do en re­fe­ren­cia a la lu­cha ini­cia­da por él mis­mo ha­ce ca­si 12 años. En­ton­ces se pu­do pa­rar un pro­yec­to in­mo­bi­lia­rio, “un dis­pa­ra­te” que pri­va­ti­za­ba el lu­gar pa­ra cons­truir 1.300 vi­vien­das y es­pa­cios co­mer­cia­les.

“Allí ya­cen en­te­rra­dos los res­tos y las leyendas de la ca­pi­tal vi­si­go­da del reino de His­pa­nia. La ciu­dad emu­ló a Cons­tan­ti­no­pla, y fue, tras ella, la más im­por­tan­te ur­be del Me­di­te­rrá­neo a par­tir del Mon­te­ma­drid, con un 7% del ac­cio­na­ria­do.

Al día si­guien­te, cuan­do la po­lé­mi­ca ha­bía sal­ta­do in­clu­so a me­dios de co­mu­ni­ca­ción in­ter­na­cio­na­les, el ór­gano rec­tor de Ife­ma pi­dió “dis­cul­pas an­te la con­tro­ver­sia”, en un co­mu­ni­ca­do en el que se ase­gu­ra­ba que no se ha­bía per­se­gui­do la cen­su­ra ni se ha­bía ac­tua­do de “ma­la fe”. Pe­ro no se pe­día la res­ti­tu­ción de la obra.

Cue­to de­fen­dió ayer la au­sen­cia de la al­cal­de­sa, Ma­nuel Car­me­na (Aho­ra Ma­drid), en la inau­gu­ra­ción de Ar­co y cri­ti­có la reac­ción pos­te­rior de la pre­si­den­ta ma­dri­le­ña, Cris­ti­na Ci­fuen­tes, y de su con­se­je­ro de Cul­tu­ra, Jai­me de los San­tos (que se ma­ni­fes­tó en con­tra de re­ti­rar la obra), de­fen­dien­do la li­ber­tad de ex­pre­sión. Cue­to di­jo: “Me irri­ta que se quie­ra fal­si­fi­car la reali­dad. Cuan­do al­guien di­ce que de­fien­de la li­ber­tad de ex­pre­sión que lo ha­ga des­de el pri­mer mo­men­to”.

Fuen­tes de la pre­si­den­cia ma­dri­le­ña in­sis­tie­ron ayer en des­vin­cu­lar­se de una de­ci­sión “to­ma­da por la di­rec­ción-pre­si­den­cia de Ife­ma en el ejer­ci­cio de sus fun­cio­nes y des­pués con­sen­sua­da con la ga­le­ris­ta”. In­di­ca­ron que Ci­fuen­tes se en­te­ró de la de­ci­sión ho­ras des­pués. Reite­ra­ron su apo­yo a la li­ber­tad de ex­pre­sión y men­cio­na­ron co­mo ejem­plo la pro­gra­ma­ción de los Tea­tros del Ca­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.