Cuan­do te ha­ces las me­chas a las tres de la ma­dru­ga­da

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Dor­mir con la ni­ñe­ra

Se­gún un es­tu­dio de AFI, en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid se crea­ron 15.500 em­pleos en cin­co años tras la ley que en 2012 li­be­ra­li­zó en 2012 los ho­ra­rios pa­ra to­do el co­mer­cio de la re­gión los 365 días del año du­ran­te las 24 ho­ras del día. Ma­drid es la úni­ca co­mu­ni­dad que per­mi­te a los es­ta­ble­ci­mien­tos co­mer­cia­les fi­jar sus ho­ra­rios de aper­tu­ra sin res­tric­cio­nes, al­go que en Co­cen de­nun­cian. “La li­be­ra­li­za­ción so­lo es­tá per­mi­ti­da en Ma­drid, es una lo­cu­ra. Per­ju­di­ca al pe­que­ño co­mer­cio, que no pue­de com­pe­tir con la mo­der­na es­cla­vi­tud del si­glo XXI”, di­ce Pa­che­co.

No to­dos los co­mer­cios 24 ho­ras son de gran­des es­ta­ble­ci­mien­tos. José Guerrero, pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Co­mer­cio re­cuer­da que el co­mer­cio 24 ho­ras “lle­va to­da la vi­da exis­tien­do” a tra­vés de má­qui­nas de ven­ding o tien­das de me­nos de 300 me­tros cua­dra­dos, con sus pro­pios ho­ra­rios. Es el ca­so de la guar­de­ría Ku­ki­lan­dia de Te­ne­ri­fe, que des­de ha­ce 10 años ofre­ce ser­vi­cio 24 ho­ras “a de­man­da”. “Al prin­ci­pio lla­ma­ba la aten­ción, pe­ro mu­chas per­so­nas tie­nen ho­ra­rios in­com­pa­ti­bles y por eso crea­mos es­te mo­de­lo”, co­men­ta su pro­pie­ta­ria, Yai­za Vi­llal­ba. La guar­de­ría tie­ne seis em­plea­dos, aun­que so­lo Vi­llal­ba y su ma­dre cu­bren los tur­nos de no­che. “A no­so­tras no nos afec­ta por­que nos po­de­mos que­dar a dor­mir aquí”, ase­gu­ra. El ne­go­cio es ren­ta­ble. El pre­cio de es­tan­cia es ca­si el do­ble en horario noc­turno: pa­sa de unos 22 eu­ros al día a 45 eu­ros por la no­che.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.