La voz de Ar­tu­ro Ba­rea re­vi­ve en los ar­chi­vos de RNE

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

A Ar­tu­ro Ba­rea se le co­no­ce so­bre to­do por La for­ja de un re­bel­de, tri­lo­gía pu­bli­ca­da du­ran­te su exi­lio en Reino Uni­do en­tre 1939 y su muer­te en 1957. La par­te me­nos co­no­ci­da de su vi­da, par­ti­cu­lar­men­te en Es­pa­ña, son sus 856 char­las se­ma­na­les de 15 mi­nu­tos en la sec­ción de Amé­ri­ca La­ti­na del Ser­vi­cio Mun­dial de la BBC, emi­ti­das ba­jo el seu­dó­ni­mo Juan de Cas­ti­lla pa­ra pro­te­ger a su fa­mi­lia en Es­pa­ña. La BBC no con­ser­va nin­gu­na de es­tas gra­ba­cio­nes en dis­cos gran­des de 78 rpm: se su­po­ne que fue­ron des­trui­das por ra­zo­nes de es­pa­cio (to­das las char­las de Geor­ge Or­well su­frie­ron la mis­ma suer­te). Ra­dio Na­cio­nal de Es­pa­ña (RNE) aca­ba de en­con­trar en sus ar­chi­vos la pe­núl­ti­ma char­la de Ba­rea: to­do un des­cu­bri­mien­to y una gran no­ti­cia.

Du­ran­te la II Gue­rra Mun­dial, sus char­las y cuen­tos cor­tos te­nían un pro- pó­si­to pro­pa­gan­dís­ti­co, con el fin de con­tra­rres­tar la pro­pa­gan­da de los na­zis en Amé­ri­ca La­ti­na. Ba­rea pro­yec­ta­ba una vi­sión muy fa­vo­ra­ble de Reino Uni­do, tal vez por ha­ber si­do re­ci­bi­do con los bra­zos abier­tos. Mu­chas ve­ces las char­las se cen­tra­ban en La Ta­ber­ni­ta de Frank, una ta­ber­na fic­ti­cia que Ba­rea re­creó to­man­do ele­men­tos de va­rios lu­ga­res, in­clu­yen­do su pub fa­vo­ri­to en Fa­ring­don, The Vo­lun­teer, si­tua­do en las afue­ras de Ox­ford, don­de hay una pla­ca en su ho­nor des­de 2013.

Ba­rea fue vo­ta­do mu­chas ve­ces por los oyen­tes co­mo el lo­cu­tor más po­pu­lar del ser­vi­cio de La­ti­noa­mé­ri­ca. Su éxi­to fue tal que la BBC lo en­vió en 1956 de gi­ra du­ran­te 48 días por Ar­gen­ti­na, Chi­le y Uru­guay, don­de re­ci­bió una exul­tan­te aco­gi­da. Se­gún un in­for­me de la em­ba­ja­da bri­tá­ni­ca en Bue­nos Ai­res, el prin­ci­pal pro­ble­ma de Ba­rea du­ran­te su gi­ra “era evi­tar ser fes­te­ja­do, aga­sa­ja­do y ago­ta­do por hor­das de ad­mi­ra­do­res y en­tu­sias­tas”. En cam­bio, la pro­pa­gan­da con­tra Ba­rea pu­bli­ca­da por los par­ti­da­rios de Fran­co in­ten­ta­ba de­ni­grar­lo lla­mán­do­lo mís­ter Art­hur Ba­rea (Be­ria) —de­for­ma­ción de­li­be­ra­da de su ape­lli­do— en cla­ra alu­sión al je­fe de se­gu­ri­dad de Sta­lin, apun­tan­do al su­pues­to pa­sa­do co­mu­nis­ta de Ba­rea, par­ti­do en el que nun­ca mi­li­tó.

RNE des­cu­brió la char­la des­pués de la inau­gu­ra­ción en di­ciem­bre de la ex­po­si- ción so­bre Ba­rea en la se­de del Ins­ti­tu­to Cer­van­tes en Ma­drid, co­mi­sa­ria­da por mí. ¿Có­mo lle­gó la char­la a RNE? Pa­re­ce que en la dé­ca­da de los ochen­ta, Jo­sé Ma­ría Gon­zá­le­zSin­de pre­sen­tó un pro­yec­to a TVE pa­ra producir una pe­lí­cu­la so­bre La for­ja; pa­ra pre­pa­rar­lo, al­guien de la fa­mi­lia de Ba­rea le fa­ci­li­tó a RNE un dis­co con la char­la y fue traí­do a la Ra­dio pa­ra gra­bar una co­pia.

La gra­ba­ción no tie­ne tí­tu­lo ni fe­cha, pe­ro al tra­tar­se de los pro­pó­si­tos del año nue­vo (1958), cen­tra­do en La Ta­ber­ni­ta de Frank, es de su­po­ner que fue la char­la que se emi­tió en di­ciem­bre de 1957, po­cos días an­tes de la muer­te de Ba­rea el 24 de ese mes. ¡Qué las­ti­ma que no lle­ga­ra a tiem­po pa­ra usar­la en la ex­po­si­ción y po­der ser es­cu­cha­da por los ya in­nu­me­ra­bles afi­cio­na­dos de Ba­rea!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.