De ca­be­za al ba­rro.

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Y lle­gó San­tia­go So­la­ri, “con dos co­jo­nes con­tra el Me­li­lla”. Unas ma­ni­fes­ta­cio­nes que cho­ca­ban con el co­mu­ni­ca­do de des­pe­di­da de Lo­pe­te­gui, don­de el club pre­su­mía de sus ocho can­di­da­tos al Ba­lón de oro. Son las dis­fun­cio­nes que en el Ma­drid pro­vo­ca, por un la­do, la ca­li­dad de una plan­ti­lla de lu­jo y, por otro, el per­sis­ten­te re­cla­mo de au­to­ri­dad. Pa­ra sin­te­ti­zar, su­pon­go que San­tia­go ha­bla­ba de Co­jo­nes de oro. En So­la­ri no hay tal dis­fun­ción, sino una per­so­na­li­dad com­ple­ja. Si bien se en­tien­de con Nies­tzs­che, pro­vie­ne de una fa­mi­lia de gran­des pro­fe­sio­na­les del fút­bol que, cuan­do de­ja­ron de ju­gar, vol­vie­ron al ama­teu­ris­mo de can­chas irre­gu­la­res y pe­lo­tas vie­jas pa­ra en­se­ñar el fút­bol des­de la sa­bi­du­ría, la as­tu­cia y el sa­cri­fi­cio. San­tia­go ma­mó to­do eso des­de la in­fan­cia, de ma­ne­ra que con­vie­ne no sub­es­ti­mar­lo, de­ba­jo de su im­pe­ca­ble tra­je hay un ba­lón lleno de ba­rro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.